lunes, 4 de julio de 2016

7757. HAY CAPITANES QUE NO SON LÍDERES.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

NO ES LLUVIA

Con las manos atrapadas, abrazadas,
mientras el tiempo severo nos sorprende,
las gotas de lluvia se desgajan por el cielo
se hacen dueñas de la prisa, de la burla, la risa,
compañeras infatigables de esto que aun somos.
¡No es lluvia, -murmuras-, solo parece!
la tarde cae, en nuestros cuerpos el día fenece ,
tu sonrisa simplifica todo, deja de ser lluvia
para convertirse en caricia.

eliseo.

¿Quién no conoce a un jefe, un personaje superior al que considera que ocupa ese puesto por otra razón que de ninguna manera es la de merecerlo?

¿Cuántas personas ocupan puestos ejecutivos por ser parientes de otros tantos: hijos que heredan empresas, cónyuges que ocupan el control de negocios a la muerte de uno de ellos; amantes que lo único que pueden ofrecer es su cuerpo; y que mantienen el puesto en lo que envejecen, y son relevados por un amante nuevo; sea este del género que sea (mujer u hombre)?

Creo que la sociedad dispone de muchos ejemplos al respecto, en nuestro caso hablaremos de dos emblemáticos que saltan a a la vista y que son del dominio público nacional e internacional: El presidente de México Enrique Peña Nieto, y el futbolista Lionel Messi.

¿Quién es Peña Nieto y como llegó a la presidencia del país...?

A este señor le pasa lo que a Fox, inefable ex-presidente de México, quien al no contar con título universitario, su escuela mather La Ibero, le tuvo que generar uno de emergencia con un ritual "pachanga", con tal de darle un titulo antes de que recibiera la presidencia; vamos resultó de cualquier forma la misma mona... solo vestida de seda.

Con Peña Nieto se repite la historia, durante su campaña trataron de darle un nivel universitario con cierto prestigio, por desgracia para él, al exponerlo al público con un libro en sus manos, supuestamente escrito por él..., claro, terminó haciendo su peor ridículo imaginable para cualquiera que se ostenta como tal..., reconoció que no lo había escrito...; pero luego se hundió más al confesar que no lee..., que no ha leído. Si agregamos que en esos días le asignaban estudios de maestría en el prestigiado Tec. de Monterrey, y que ante los desfiguros con que se conducía intelectualmente, como que se fueron deslindando de tal antecedente; como que solamente quedó unirse al coro de niños que gritaron todo el tiempo junto a los borrachos aquello de... ¡El Rey va desnudo... el Rey va desnudo...!

Hoy el peso de los hechos nos dicen que Peña Nieto no puede ser líder; hace tres y medio años prometió lo que hoy , no solo no honra con sus actos, sino que hace todo lo contrario...: con la reforma energética creceremos al 5%...; no habrá más gasolinazos; los nuevos priistas sabemos cómo gobernar. Y lo que  es una vergüenza: no supo diseñar una reforma educativa, confundiéndose con una de tipo laboral y política. Vamos de intelectual no tienen un pelo; pertenece a la grey esa de los que "vencen pero no convencen". Ocupan el puesto, pero no se les reconocen méritos para tenerlo...; se sabe que no se lo han ganado..., que no deben llevarlo; nuevamente se hace más fuerte la pregunta... ¿no que los tramposos no ganan...?

En la prensa internacional se repite sistemáticamente que Peña Nieto no gobierna el país; que las reformas han creado más desencanto que beneficio; que el conflicto con los profesores era manejable... ¡pero faltó un capital que enfrentara el problema! Lo cierto es que en este momento, como se lo comenté en la anterior entrega; se sigue confundiendo la negociación política con las malas formas de hacer gobierno, parece que entendieron que hacían el ridículo con su "puente aéreo", para llevar alimentos; donde como le comenté, se acostumbra infiltrar con fuerzas  armadas la región a controlar; en este caso Oaxaca.

La última encuesta (con todo y los errores que estas encierran) nos dicen que la aceptación y apoyo al presidente se encuentra en el nivel más bajo de su historia...; muy pocos le siguen viendo como capitán de este barco llamado México; no se cree en él..., no se le ve como líder. ¡El rey va desnudo... pero ya se dieron cuenta los adultos, y gritan con  los niños y los borrachos!

El otro caso patético y casi ridículo es el que le sucede a  la selección de  de futbol Argentina; sin que cuenten con argumentos serios, han decidido hace algunos años nombrar capitán y líder de su equipo de futbol al prodigioso deportista Lionel Messi; con su NO liderazgo, han sufrido repetidas derrotas que les tienen, como diría Almodóvar, al borde de un ataque de nervios.

Este futbolista, es un verdadero prodigio con el balón en sus pies, tiene una capacidad de improvisación y ejecución superior a la media mundial; eso lo hace estar permanentemente entre la élite del mundo deportivo. Solo que tiene un pequeño gran defecto; es una persona que realiza cosas maravillosas, pero bajo ciertas condiciones: se  le tiene que dejar libre de obligaciones con los demás; para su desgracia no es líder, no puede cargar con la responsabilidad de otros; que es lo que le reclaman los argentinos: que tiene que cargar con las necesidades de triunfo de un país. Messi carga con sus compromisos, con sus logros y fracasos, los sabe llevar bien... ¡pero no es un líder para llevar a un país a donde le piden!

Hace una semana, cuando su selección perdió en tiros penales, nos demostró quien es realmente Messi: un virtuoso con el balón que nunca se le preparó para manejar el sentimiento de dignidad que hace grandes los grandes... y regresa a su tamaño a los que no lo son:

Ahí estaba el gran Messi tirado en el pasto tapándose el rostro; el niñote jugando a las escondidas y diciendo que así, tapándose con las manos no lo encontrarían...; mientras que un país lloraba, se preguntaba... ¿dónde está el capitán...? en realidad todo el tiempo lo han tenido a un lado; pero el tipo es tan grande que pareciera que no lo merecen; ya que en lugar de pelear por el puesto que se merece; con la dignidad de un gran líder se hace a un lado para que todo un país busque, a como dé lugar un premio para su ídolo Messi.  Masherano es el verdadero líder, es el jefe que se hace a un lado; y como si fuera poco, se acerca a su "capitán de chocolate" diría el pleititos Ángel Reyna, y le hace piojito..., así como cuando usted acaricia y consuela a un niño que no ha logrado obtener una paleta, o el juguete que ha querido.

¡Patético! Masherano consolando al bebesote, prometiéndole que va a buscar solución para sus llanto; un hermano mayor lo que hace es ir a la tienda y le compra lo que quiere el hermano menor..., Messi llora por lo que no tiene... Masherano le promete conseguírselo.

Aquí tenemos dos casos emblemáticos de lo que NO es ser líder. Aunque alguien les haya dado el puesto de capitanes. ¡Cualquiera se puede poner la insignia de capitán...¡ las venden en las tiendas...; pero no cualquiera la honra! eso no está en venta.

Peña Nieto pertenece a un grupo de poder poco limpio (Atlacomulco..., atracomucho en broma); es capitán, pero no tienen credibilidad...; Messi, hace maravillas con el balón en los pies... le falta entender lo que es ser líder de un grupo: llorar en privado, para que sus representados no se desplomen, y ser honrosamente altivo en la derrota. Pero eso... Niño mío... ¡lo que  natura no da...!

¿Recuerda usted a los granes capitanes...? todos lloraron con su sociedad... ¡pero al entregarles un triunfo!, una libertad... un logro para todos... en ese momento las lágrimas del líder son la felicidad y orgullo de sus representados... ¡esas... todos las quisiéramos llorar!

Bueno, entiendo que usted tendrá su opinión al respecto.

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: