martes, 12 de julio de 2016

7799. ORÍGENES DE LA REFORMA EDUCATIVA.

REPORTE Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Orígenes de la reforma educativa.

“Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”.
David Rockefeller.

 
Tres meses después de que las aguas devastaran Nueva Orleáns a finales del 2005, Milton Friedman (1912-2006), el gurú de la filosofía del libre mercado, escribió un artículo en The Wall Street Journal, su delicado estado de salud no le impidió visualizar la oportunidad de aprovechar la tragedia que ocasionó el huracán Katrina para imponer una reforma educativa que consistió básicamente en convertir las escuelas de educación pública en privadas; decenas de muertos y miles de familias sin hogar, fueron utilizados para realizar una profunda reforma del sistema educativo. «La mayor parte de las escuelas de Nueva Orleans están en ruinas, al igual que los hogares de los alumnos que asistían a clase. Los niños se ven obligados a ir a escuelas de otras zonas, y esto es una tragedia. También es una oportunidad para emprender una reforma radical del sistema educativo».

La reforma propuesta por Friedman debería de ser permanente y consistía básicamente en acabar con la educación gestionada por el Estado, en lugar de que el gobierno se ocupe de la educación, se apoyó a escuelas privadas y se entregaron cheques a las familias para que enviaran a sus hijos a esas escuelas. El gobierno de George Bush destinó miles de millones de dólares a convertir las escuelas públicas en escuelas privadas, en escuelas chárter.

Por supuesto que el control de las escuelas significa el control de las mentes de los jóvenes.

Milton Friedman detestaba la educación estatal, su credo neoliberal consistía básicamente en afirmar que la función del Estado consistía exclusivamente en la «protección de nuestras libertades, contra los enemigos del exterior y los del interior: defender la ley y el orden, garantizar los contratos privados y crear el marco para mercados competitivos». En pocas palabras, las leyes del mercado impuestas y protegidas por soldados.

En menos de dos años las escuelas públicas pasaron a manos privadas. Antes del huracán Katrina había 123 escuelas públicas, en menos de dos años 119 escuelas públicas pasaron a ser privadas. El impacto laboral fue terrible, acabó con el sindicato de maestros, 4 mil 700 maestros sindicalizados fueron despedidos, algunos docentes fueron reclutados por las escuelas privadas, sin derechos laborales y con sueldos muy reducidos, la mayoría de los maestros no recuperaron su empleo.

El dinero destinado a ayudar a las víctimas fue utilizado para transformar el sistema educativo de público a privado. Fue la constatación del capitalismo del desastre cuya primera aplicación fue la demolición de las Torres Gemelas, en septiembre de 2001. Naomi Klein llama a esta estretagia la Doctrina del Shock.

La doctrina propuesta por Friedman fue perfeccionada por la Mafia, los Rockefeller aceleraron el cambio no sólo en Estados Unidos sino en el planeta entero, decidieron que en vez de esperar a que se produjeran las crisis ellos las provocarían.

La ideología neoliberal impulsada por Friedman y sus promotores, la Mafia Mundial, lo hizo asesor de banqueros, presidentes, políticos, dictadores, tiranos al estilo de Augusto Pinochet. En los años 70´s el economista profesor de la Universidad de Chicago asesoró al dictador Pinochet en la aplicación de medidas de choque, reformas que se impondrían aprovechando el impacto psicológico en que estaba sumida la población.

Al mismo tiempo que asesinaba a ciudadanos y estudiantes (la terapia de shock), Pinochet impuso las reformas para privatizar todo lo que fuera posible e imponer severos recortes al gasto social; la misma “terapia” se impuso en la invasión en Irak y en otros países incluido México en donde sólo los maestros de la CNTE han reaccionado a las terapias de shock impuestas por el gobierno. La guerra contra las drogas impuesta desde Washington y aplicada puntualmente por Felipe Calderón, es parte de la terapia de shock.

Aterrorizar a los pueblos es parte de la estrategia de choque que se aplicó en la década de los años 70 en Chile, Argentina, México, en China con la masacre de Tiananmen en 1989, en Rusia en 1993 cuando los oligarcas impusieron las reformas con los tanques en el parlamento y en las calles, y en Inglaterra cuando el patrioterismo de la guerra de las Malvinas ocultó la represión a los sindicatos mineros por la perversa Margaret Tatcher.

La reforma educativa que se impone en México es parte de la estrategia global del neoliberalismo corporativista, el control de las mentes de las masas es más sencillo si las masas no saben pensar y no tienen raíces ni sentimientos de pertenencia a una nación, a un pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: