miércoles, 13 de julio de 2016

7805. BUSCAR UNA IDEA Y NO MORIR EN EL INTENTO.

Por Izza Glez.
Escritora. Desde
Pto. Vallarta, Jalisco.
México. Para
Tenepal de CACCINI

15 junio, 2015
Deja un comentario

Las 02:01 A.M., y yo aquí escuchando a Miguel Bose con su Morena mía, soy de esas personas que no pueden hacer algo sin música y mucho menos escribir sin tener una buena canción de fondo, o incluso mala, pero que suene un ritmo relajante, una buena voz y por qué no si ya estamos en eso una letra que te atrape. Desde hace días trato de concentrarme en encontrar una buena idea para hablar o escribir acerca de ello pero es tan inútil como tratar de hacer a un perro maullar.

Es por esto que me puse a pensar más a fondo y me quedaban dos opciones, hacer uso del peyote para inspirarme como en la cultura huichol, o de los hongos de María Sabina, pero ninguna idea me late para ponerla en práctica, a lo más que he llegado es a una agua de rompope o a un té de menta que sin darme cuenta tenía alcohol, y no desataron muchas ideas, solo la sed, y no piensen que soy la típica persona que no rompe ni un plato por prejuicios, hay una historia médica detrás de ello, pero no estoy aquí para darles mi historial clínico, ni para intentar descifrar la fuente de inspiración que tengo.

Así que regresemos al tema principal, tratar de encontrar la idea del millón de dólares, hay que aprovechar que es más caro que el peso mexicano, pero luego entre tanto buscar, queremos crear el hilo negro, descubrir la partícula de dios, cuando nos es imposible hacerlo. Todos aprendemos en base a experiencias, una persona muy allegada, siempre me dice “hay que experimentar para saber”, y es cierto, no los estoy incitando a probar todo en esta vida, pero si estoy tratando de motivarlos para hacerles ver que la vida no es enchílame esta como se diría en lenguaje mexicano.

Entre pausa y pausa se va posponiendo la hora y ahora a las 04:43 AM y con Nek buscando a Laura regresamos a nuestro tema, que hacer para conseguir una idea, y la realidad es que no puedes encontrar la idea dorada, a menos que estés sentado bajo un árbol y te caiga una manzana, ahí si podías decir que las ideas caen solas, sino me crees pregúntale a Newton, que falta de educación, ni que fuéramos iguales, Sir Newton y una simple mortal como yo.

Pero la esencia y la idea que tanto buscas se encuentra dentro de ti mismo, lo sé, siempre he tenido el extraño complejo de sonar a discurso motivacional o a libro de auto ayuda, hasta el día de hoy, no tengo idea de por qué razón no lo he escrito, sin embargo es cierto, esas ideas solo debes dejar que fluyan así empieces hablando de música y termines con manzanas.

Puedes llamarme rara, pero creo que todo tiene una relación en esta vida, así sea una hormiga y un elefante, para empezar ambos son animales y el elefante puede matar a las hormigas destruyendo los hormigueros, es algo drástico y aunque lo pienses no es relación amor destrucción de ellos, es simplemente que no pude encontrar otra referencia más realista.

Cuando te encuentras buscando algo que ni tú mismo sabes que es, ves en todo un posible tema a desarrollar, pero al comenzar, ya no es lo mismo, todos esos sueños caen como el raiting de los peores programas televisivos, o como el de escúchate, pero ese es el punto, encontrar la manera de rescatarlo, de subir por muy abajo que te encuentres, sino no tendría nada de divertida la vida.

Hablando de diversión en la vida, ¿Cuándo fue la última vez?, es mucho más común escuchar sobre la primera vez, esa que todos recordamos, que nos hizo sentir solo una cosa que todos hemos alcanzado alguna vez en nuestra vida, ese relajamiento que te hace olvidarte de todo, ¿te atreverías a contestarme?, yo te puedo decir que mi última vez fue ayer, en mi vida es algo cotidiano, siempre he dicho que uno nunca debe dejar de hacerlo, es parte fundamental de nuestro tiempo en el planeta, de no ser así, porque lo descubriríamos. Regresando a mi última vez, te cuento un poco de mi experiencia.

Cuando empecé a escribir esto, como dije era tarde ya, pero el día provocaba un sueño infinito, el calor se sentía en el ambiente hasta el punto de sentirme derretir, abrí mi documento de Word y comencé a teclear palabras e ideas sin sentido, de pronto sonó una notificación por mi whatsapp y miré para ver quien hablaba a esas horas, un hola fue convirtiéndose en una agradable conversación, hasta llegar a un mensaje que desató en mí una sensación tan agradable que todos deberíamos tener diariamente, contesté y siguió la plática, cada vez el calor subía más, pero la charla me ayudaba a no pensar en la temperatura, las 04:20 marcaba el reloj y por fin se terminó la plática, abrí mi explorador de internet y busqué buena música para seguir con la escritura  y al escucharla mis oídos captaron cada palabra, y llegue a la conclusión, era un vídeo con el que no podía dejar de reír, fue entonces cuando dije, ahí está tu diversión más reciente.

Te dejo el vídeo, no olvides comentar tu experiencia buscando ideas.

Mi Mama bailando a Caballito de palo (Original)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: