miércoles, 27 de julio de 2016

7858. LOS NIÑOS HÉROES.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ALVAREZ.
Ambientalista, periodista, reportero y escritor.
Desde Zamora, Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

SEGUNDA PARTE

Antes de conocer la vida de los Como las instalaciones del Colegio servirían de cuartel general, se mandó desalojar a los cadetes que en sus diferentes grupos tenían edades comprendidas entre los 13 y 19 años, muchos obedecieron, otros fueron llevados por sus familias y solo 46 cadetes solicitaron quedarse para defender su plantel, a este grupo se unieron varios cadetes recientemente graduados, los cuales aún no recibían una asignación en el Ejército Nacional, además de 19 miembros de la administración del plantel desde el director, instructores, maestros y el despensero del plantel militar.

La batalla de Chapultepec se libró el lunes 13 de septiembre de 1847 en el cerro del mismo nombre, en las cercanías de la Ciudad de México.

El ejército de los Estados Unidos había invadido a la república mexicana en el episodio conocido como Guerra del 47, bajo el pretexto de violaciones territoriales en la zona de Texas que pertenecía a México desde la época de la Colonia. Una parte del ejército estadounidense atacaba por el norte del país y otro contingente estadounidense había desembarcado en el puerto de Veracruz y avanzaba hacia la capital mexicana. En aquel entonces, en el Cerro de Chapulín --chapultepec en idioma náhuatl-- se encontraban las instalaciones del Colegio Militar comandado por el general José Mariano Monterde--- fue un General conservador mexicano, director del Colegio Militar, Gobernador de Chihuahua y Jefe Político de California--- con menos de 50 alumnos y un número reducido de defensores sobrevivientes.

Una vez rodeadas las defensas orientales del Valle de México, los estadounidenses derrotaron a los restos del ejército mexicano en las funciones de armas de Padierna, Churubusco y el Molino del Rey. Solo quedaba entre el ejército invasor y la capital el cerro de Chapultepec, que no era una fortaleza, sino el domicilio del Colegio Militar; no obstante, a su alrededor se habían realizado apresuradamente algunas obras para fortificar la defensa del castillo.

Se le encomienda al Batallón de San Blas auxiliar la guarnición del Castillo de Chapultepec, la única ayuda enviada --solo 20 de los 450 del batallón sobreviven a la batalla-- a pesar de que Nicolás Bravo había solicitado más refuerzos porque el asalto a Chapultepec era inminente, Santa Anna se encontraba con el resto del ejercito repeliendo un falso ataque en la garita de San Antonio y no se dio cuenta de que solo era una finta hasta que ya era demasiado tarde; el ejército invasor bombardea durante todo el día 12 la línea de defensa por lo que el batallón empieza a ser diezmado, en una vez tomada la posición con relativa facilidad por las divisiones de Worth, Quitman y Pillow, que se enfrentaron a una pequeña guarnición de 823 soldados y 43 cadetes, con 4 cañones. La entrada a la Ciudad de México quedó expedita para el ejército estadounidense.

Dentro de este episodio se ubica el evento conocido en México como el "Martirio Heroico de los Niños Héroes de Chapultepec". Unos días antes de la batalla, el general Mariano Monterde, Director del Colegio Militar le pidió a los Cadetes que se fueran a sus casas, pues el Colegio se utilizaría como baluarte de defensa. Algunos alumnos le solicitaron permiso para permanecer acuartelados y defender al país de los invasores hasta la muerte.


CONTINUARÁ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: