martes, 2 de agosto de 2016

7884. EL PAPA FRANCISCO Y KILLARY CLINTON.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El Papa Francisco y Killary Clinton.

 "No debemos tener miedo en decir la verdad: El mundo está en guerra, porque ha perdido la paz".
Papa Francisco.

 
Durante el vuelo que lo llevó de Roma a Cracovia, la semana pasada, el papa Francisco afirmó que el mundo está en guerra.  "Es una guerra de intereses, una guerra por dinero, una guerra por los recursos naturales”. La semana pasada el papa encabezó la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, en Polonia, en donde visitó un campo de concentración, el campo de exterminio nazi Auschwitz-Birkenau.

En el cierre de las jornadas de la Semana Mundial de la Juventud, el papa llamó a los jóvenes a  realizar “un nuevo humanismo” y a no aceptar el odio entre los pueblos. Más de un millón 600 mil jóvenes de todo el mundo fueron papa convocados por el papa a no rendirse, a ser valientes: "Dejar ganar a la tristeza no es digno de nuestra estatura espiritual, sino más bien un virus que contamina y bloquea todo", dijo el papa ante unos 1.6 millones de creyentes.

El papa expresó advirtió a los jóvenes: "No dejen que sus almas sean anestesiadas, apuesten por el hermoso amor, que supone también una renuncia y un fuerte no al doping del éxito a cualquier precio y a la droga del pensamiento que sólo gira en torno a uno mismo y su propia comodidad… Puede ser que os consideren como soñadores porque vosotros creís en un nuevo humanitarismo que no acepta el odio entre los pueblos, que no considera las fronteras de los países como barreras y que cuida las propias tradiciones sin egoísmos y resentimientos".

El Papa fustigó el consumismo y el culto a la imagen: "No os quedéis en la superficie de las cosas y desconfíeis de los homenajes mundanos a la apariencia, el maquillaje del alma, para aparentar ser mejor".

Mientras que el Papa Francisco llama a los jóvenes a construir la paz, en Estados Unidos sigue la farsa montada por los Señores de la guerra. En su columna de La Jornada, John M. Ackerman expone las falacias de la farsa democrática gringa en donde Killary Clinton se perfila para la presidencia: con un total de 375 millones de dólares recaudados (Trump sólo logró recaudar  99 millones de dólares).

La Killary cuenta con el respaldo de la industria militar, el sector financiero y político, las trampas internas para deshacerse de Sanders funcionaron, y hasta logró convencer a su compañero Ron Sanders de que la apoyara, el presidente Obama y la mayoría de los legisladores también la apoyan, incluso del partido rival.

John M. Ackerman cree, como miles de mexicanos informados, que “un eventual gobierno de Clinton sería aún peor que el de Obama para México y los mexicanos. (…) Las tibias acciones ejecutivas de Obama en la materia ya fueron revertidas por los juzgados federales. El ocupante de la Casa Blanca ha deportado más personas, casi 3 millones, que cualquier otro presidente en la historia del país. El actual mandatario también ha fomentado la militarización tanto de la frontera de EU con México como de la frontera entre México y Guatemala.”

“La política exterior de Clinton, sin duda, será aún más intervencionista, violenta y neoliberal que la de Obama. Cuando era secretaria de Estado, Clinton dio la espalda a los gobiernos progresistas democráticamente electos tanto de Honduras, con Manuel Zelaya, como de Paraguay, con Fernando Lugo, frente a los golpes orquestados por la derecha. El resurgimiento de la derecha autoritaria hoy en Brasil, Argentina y Venezuela se debe en gran medida al encono sembrado durante el paso de Clinton por el gobierno. Con Clinton en la Casa Blanca, el narcogobierno comandado por Peña Nieto será aún más respaldado por Washington que ahora.”

Ackerman cita a Julian Assange quien dijo que “elegir entre Clinton y Trump es como elegir entre morir de cólera o de gonorrea.”.

El Papa aboga por la paz, en EU los electores tienen que elegir entre un loco y una militarista, y los mexicanos estamos metidos en el problema. ¿Eso es democracia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: