martes, 2 de agosto de 2016

7886. LA INSTITUCIÓN DEL MATRIMONIO.

Por ERNESTO REYES FLORES.
Abogado sindicalista.
1/agosto/2016.
Desde Morelia, Michoacán. 
México. Para
Tenepal de CACCINI

La Institución del Matrimonio.

La Institución reconocida para formar una familia, por la Ley a través de los años es el matrimonio. Esto quiere decir que puede haber Familia sin matrimonio, matrimonio sin familia, y/o matrimonio con familia.

Atento a lo anterior, podemos analizar el fenómeno, a través de tres puntos de vista distintos, o tres objetos de estudio; el matrimonio y la familia.

El matrimonio es el estado jurídico reconocido por la Ley y el Estado por medio del cual se unen dos seres humanos, ante un oficial del registro civil, ya en nuestros tiempos pueden ser de diferente sexo, esto es; hombre-mujer, mujer-hombre, o del mismo sexo; hombre-hombre y/o mujer-mujer. Sirve sobre todo para salvaguardar los derechos generados de esta unión, derechos de pareja, como puede ser una herencia o derecho a sucesión testamentaria, o a proteger al producto de esta unión, esto es los hijos que de esta pareja surjan o se deriven, podemos añadir que estos hijos pueden ser de sangre o adopción.

Por otro lado, la familia es el vínculo que surge de la unión de dos seres humanos y su descendencia; esto puede ser padre-madre e hijos, no solamente, ya que sabemos que actualmente existen madres solteras que son la base de la familia, proveedoras, que se vuelven el padre y la madre encarnada en una sola persona, o en su caso, un padre soltero, que se vuelve de igual manera en proveedor de su familia y puede ser madre y padre de sus hijos. En esta parte quiero hacer la distinción de que una familia no necesariamente tiene que estar bajo la protección del matrimonio, esto es que estén casados, existen familias padre-madre e hijos que no están casados y sin embargo realizan el roll de familia, sin acta de matrimonio, que ya también el código familiar se encarga de proteger y que deriva derechos y obligaciones.

Que existen familias que solo tienen una madre e hijos o en su caso como ya lo comente, padre e hijos, por distintas causas, que el padre o la madre se desentendieron y se dieron a la fuga, que murió el padre o la madre, o que simplemente por voluntad se separan y quedan “divorciados”, empero con la patria potestad de los hijos.

Como se ha transformado esta familia ideal, de las películas o de las telenovelas; padre, madre, hijos, tal vez viviendo con los abuelos, ahora son familias con solo la madre al frente de los hijos, o con un padre al frente de los hijos, que en mucho de los casos, por la obligación de proveer de alimentos, casa, vestido y sustento dejan el hogar para ir a trabajar y los abuelos son los que se encargan de educar, cuidar y estar al pendiente de los nietos. Generaciones son las que ya están siendo firmadas por los abuelos, en la actualidad. También existen las familias de nuevo reconocimiento jurídico, que serían del mismo sexo; hombre-hombre y/o mujer-mujer que forman una familia con hijos que muy posiblemente son adoptados y que legalmente ya tienen ese derecho.

Y qué decir de las personas que viven solas, que forman “familias unipersonales”, donde no hay padre, madre, ni tampoco hijos, que son ellos solos, una mujer sola, o un hombre solo. Estas personas no existen ante la ley, o ante la sociedad, o ante la religión, en que estatus jurídico se encuentran. Pueden ser jóvenes desde los 0 años, hasta gente mayor de edad 90 años. Que si viven muchos en los llamados “casas de descanso”, casa cuna, orfanatorios, cárceles, departamentos, casas de asistencia, hospitales psiquiátricos, nosocomios, asilos, etc. Estas personas, ciudadanos, que no viven con alguien, no tienen familia, están excluidos de la sociedad. ¿Cuántas personas vivimos en esta situación?, ¿Qué somos?, la soledad es nuestra compañera, por lo cual estamos apartados de la sociedad “normal”, estamos siendo discriminados, puesto que hasta para un trabajo, se te pregunta si eres casado y tienes hijos, al comentar no estoy casado y/o no tengo hijos, se te tacha inmediatamente por los reclutadores de no apto para el puesto, por inestable. La pregunta entonces es; ¿las personas solas somos inestables, apestados, locos?, ¿Qué es lo normal?

Tal vez llegar a una edad de 45 años con una casa o departamento, un buen puesto de trabajo, un salario decoroso, una esposa bella, unos dos o tres hijos bellos, un carro lindo y una casa de campo para ir de fin de semana, comiendo en los mejores restaurantes, ir al cine con la familia, todos riendo y felices, podría ser también que tengas un negocio exitosos, vacaciones una o dos veces al año a la playa, una salida de shopping a San Diego o Miami en los EEUU. De no tener esto me puedo considerar un perdedor potencial, ¿Cuántos estamos en esta situación?, “mal de muchos consuelo de tontos”.

Por supuesto surge la frustración, y las enfermedades mentales en consecuencia, además de pobre, loco.

Me dicen que debo de ser feliz con lo que tengo, no ser envidioso, no desear la mujer de tu prójimo, que el deseo es la fuente de la infelicidad, según Buda. Luego entonces, me pregunto hay que ambicionar o conformarme, ser ambicioso, o conformista. Me falta mucho por saber, por conocer, por aprender.

ES TODO CUANTO
FRATERNALMENTE
ERNESTO REYES FLORES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: