viernes, 5 de agosto de 2016

7900. "MIEDOS, TRAUMAS Y HÁBITOS"

Por Isabel M. Glez. 
(Izza Glez)
5 de agosto/2016.
Escritora, y poeta, desde,
Puerto. Vallarta, Jalisco.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Hace algún tiempo ya, lidiar diariamente con un pensamiento que carcomía mis sueños “¿qué pasará si llego a tener fama?”, el pensar diariamente en esto, me hacía querer refundirme en un oscuro cuarto y no querer salir, por muy interesante que me dijeran era el exterior, hasta que un día la voz de mi Pepe grillo retumbo y rompió las barreras impuestas por mí misma.

Vivía con miedo a ser el centro de atención, pensando como miles de miradas se posaban sobre mí, y de ahí salía mi trauma a ser líder, ser un ejemplo.

Ahí fue donde quedé por mucho tiempo, en ese limbo que no me permitía ver más allá, solo me mostraba la oscuridad que rodeaba mi mente, con bloqueos de escritos, con miedos irracionales al continuar con una página.

Hoy, a unos años de distancia, mi perspectiva cambió, haciéndome aceptar algo que viene en mí y que no puedo ocultar por miedo, desde que tengo memoria, me ha atraído la lectura, y ya en secundaria amaba escribir, ¿por qué tener miedo al reconocimiento?

Fue ahí donde lo entendí, la vida es una ardua lucha entre tu yo social y tu yo verdadero, y entre ellos crean a un yo público, pero cada día el yo verdadero aumenta un miedo que el yo social apoya y acompaña con un trauma y es ahí donde el yo publico se crea el habito mexicano de decir “no puedo”, cuando podemos cambiar la historia aceptando y entendiendo.

En mi caso era un miedo que podría parecer ridículo, y que se redujo mas no se elimino con cada comentario hermoso que recibía sobre mis historias, con cada palabra que escuché diciendo “Gracias, me ayudaste a ver diferente”, y ahora me quedan miedos que siguen trabajando por establecer un lugar en mi vida mientras trato de alejarlos cual paracaidistas en terreno privado.

Tener un enfoque diferente y tratar con optimismo y sentido del humor cada miedo, te ayuda a crear el habito de ser mejor para ti mismo, no para los demás, te hace comprender como puedes renovarte sin perder tu esencia, tu alma.

Debemos una vez al mes, que no sea día cargado de hormonas porque ahí en nuestro caso, son mil personalidades en lugar de solo tres, y reunir a la personalidad social, pública y real, para conjuntarlos en uno solo y eliminar miedos o traumas innecesarios, así como los hábitos que nos arruinan.

Se positivo y elimina un miedo, se realista y comprende tu trauma, se valiente y forja un hábito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: