sábado, 6 de agosto de 2016

7904. AMOR Y PAZ.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Amor y paz.

“Esta es la llave de la paz y armonía en nuestras vidas y en nuestra Tierra porque es la esencia del Amor Incondicional."
Filosofía Hopi.


En los años 60 los llamados hippies hicieron popular el lema “amor y paz”. Eran los tiempos en que los jóvenes se oponían a la guerra que desde siempre promueve el Gobierno invisible. En esos años los jóvenes eran conscientes de su realidad porque anhelaban la libertad, su valor máximo que se expresaba en múltiples formas, sexo libre, vida comunitaria y uso de drogas para expandir la conciencia. Ahora las drogas, las llamadas duras, se utilizan para evadir la realidad, para suicidarse lentamente.

No son los hippies los creadores de ese lema, un pueblo olvidado que vine en las llanuras de Arizona, en Estados Unidos, los indios Hopi, tienen como base de su filosofía de vida estos dos valores, el amor y la paz, de hecho el nombre de la tribu significa “pueblo pacífico” porque siempre se han negado a utilizar la violencia.

En cuanto al amor, los Hopi lo entienden como lo entendía Jesús, el amor incondicional. No parece que los Hopi tengan relación con Jesús porque desde hace cientos de años han sostenido su filosofía de vida centrada en el amor incondicional. Tampoco son adeptos de alguna religión cristiana, su religión no requiere templos, ni sacerdotes intermediarios, ni dogmas.

El concepto de amor que se maneja en la actualidad es sólo una mercancía, la mayoría de la gente habla de amor pero nadie entiende qué es realmente, el amor incondicional de los Hopi se expresa de muchas formas, pero en realidad lo importante es cómo lo practican, como han hecho de este concepto su forma de vida.

“Te aprecio exactamente como eres, siendo tu propia y singular chispa de la Conciencia Infinita, buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo”, es una frase que expresa el amor incondicional que no impone a nadie una forma de ser o de vivir, lo que se manifiesta en la frase “Es vital que seas tu propia persona y no alguien que yo u otros piensen que "deberías" ser. En la medida de mi capacidad, sin denigrarme o ponerme en un compromiso, te apoyaré en eso.”

Ahora que los padres queremos dirigir la vida de nuestros hijos bajo los ideales del materialismo deberíamos de aprender de los Hopi: “Porque es el derecho inalienable de toda vida el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro. No puedo saber lo que es lo mejor para ti, lo que es verdad para ti o lo que necesitas, porque no sé lo que has elegido aprender, cómo has elegido aprenderlo, con quien o en qué periodo de tiempo. Solo tú puedes sentir tu excitación y escuchar tu voz interna, yo sólo tengo la mía.”

El respeto por las elecciones de cada persona es otra faceta del amor incondicional de los Hopi: “A aquellos que eligen un camino que no puedo andar o que no andaría, y aunque puede que no hiciese nada para añadir mi poder y mi energía a ese camino, nunca les negaré el regalo del amor que siento por toda la creación. Como te amo, así seré amado. Así como siembro, recogeré”.

El amor verdadero, incondicional de los Hopi se manifiesta en estas frases: “El amor que siento es por absolutamente todo lo que ES. Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia y siento un amor profundo por cada persona, animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano y por todo lo que es en el mundo. Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor yo que puedo ser, haciéndome más sabio en la perfección de la Verdad Divina, haciéndome más feliz, más sano, y cada vez más abundante y gozoso.”

Los Hopi, el pueblo pacífico, conocen la esencia del amor, nosotros, los civilizados no sabemos qué es el amor, por eso lo confundimos, por eso andamos perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: