lunes, 8 de agosto de 2016

7911. COMO CABALLEROS..., ¡O COMO LO QUE SON!

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA INMORTALIDAD

Suena tu voz desde el fondo,
equilibrio que desequilibra,
empalagante sonido amado
resplandor de luz que de ti emana,
ese jugoso juego de palabras
que me regresan al sueño eterno.
De amor no mueres, de amor no vivo,
luchas incansable te secundo,
pervivimos amor, más no morimos,
inmortalizamos en nosotros el momento.

eliseo.

En la entrega anterior le comentaba que los gobiernos no pueden darse el lujo de dejar de parecer lo que son y deben invariablemente ser a los ojos de los ciudadanos lo que han de ofrecer como forma de administrar la vida en sociedad. Por ejemplo es una aberración afortunada lo sucedido la semana pasada con la señora que de rodillas le imploró al secretario de gobierno Miguel Ángel Osorio Chong por la aparición de su hija..., un día después le fue entregada la bendita solución positiva: su hija sana.

La única parte buena de este suceso es que se salvó una vida; la parte peligrosa es que este evento despierta sospechas que es preferible no mencionar en voz alta, aunque de manera íntima, los que nos dedicamos al análisis de la cotidianidad de la vida nacional, no solo nos preocupa, sino que además es imposible que no nos de indicios de que algo está muy, pero muy podrido en las relaciones entre la sociedad gobernada y el grupo gobernante... ¡hoy hay decenas de miles de desaparecidos por los que claman sus padres a lo largo y ancho del país...; y no solo no aparecen, sino que el propio gobierno mantienen oídos sordos ante esta realidad; y una señora ante los medios de comunicación se arrodilla ante el secretario de gobierno... y por fortuna esta persona aparece...! ¡Qué bueno que la chica aparece con vida...! ¿Y las decenas de desaparecidos, cuyos padres no fueron vistos de rodillas por los  medios de comunicación...?

Le comento esto porque una semana después ha sucedido que en el Estado de Nayarit una repetición del caso de Hidalgo... ¡ooootra señora le imploró a "su santidad...", ¡perdón al secretario Osorio Chong, por la aparición de su ser querido desaparecido hace dos años...!
M
A este paso, el error de los padres de los normalistas ha sido simplemente no arrodillarse ante semejantes figuras políticas, confundidas con deidades sacras.

Cuidado; solamente son políticos, no son santos ni hacen milagros, cuidado con darles un áurea de seres especiales, de hechos es lo que se intenta con Osorio; generar la idea de que es un personaje tan especial... que puede ser el próximo presidente de México.

Pero eso no es lo que me preocupa, lo que me quita el sueño es que sea cierto lo que se dice en voz baja en la calle..., que gobierno y delincuencia han dejado de distinguirse..., cuidado lo peor que nos puede pasar es que dejemos de distinguir entre gobierno y delincuencia; cuidado con los políticos milagrosos que aparecen sospechosamente a personas, nada más se arrodilla la sociedad, que en llano idioma significa humillar lo último de dignidad  de la misma.

Hablo de esto y pienso en las pobres madres centroamericanas que recorren el país buscando a sus hijos... que iban al norte... pero para su desgracia tuvieron que cruzar México... y hoy no sabemos quién los detuvo y/o lastimó... si la policía o los delincuentes; no lo sé, pero me preocupa cada madre y sus lágrimas... será que de repente todos nos ponemos sentimentalmente llenos de madre. Será.


Le abrazo con afecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: