martes, 9 de agosto de 2016

7917. EL CAMPO, EL TLC Y TRUMP.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo  Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

QUERER Y DISTANCIA

Cuando cae la tarde y la nostalgia
esa que se hace vieja en la mente,
reclama su lugar en el recuerdo,
irrumpiendo impasible y persistente,
toca a mi puerta  y me susurra  muy quedo,
que distancia y querer no son buen credo,
que querer y distancia son un reto.
A veces, solo a veces, lo creo,
no es que no dude de ti, amor viajero ,
es la amarga distancia que me agrede .

eliseo.

Mientras el gobierno y sus discursos alegres, en relación al campo, parecieran más cortinas de humo que realidades; ayer lunes 8 de agosto en la ciudad de México se realizó una concentración muy numerosa de productores del campo mexicano; lo curioso es que esta gran congregación humana se manifestó en contra de las malas políticas en el campo, piden, entre otras cosas una distribución más justa de los recursos y programas. 

Curiosamente..., que de curioso no tiene realmente nada, en el evento se hicieron presentes tanto el secretario de agricultura y ganadería y el gobernador de la Ciudad de México; ambos invariablemente se esforzaron para ponderar las virtudes de los agricultores mexicanos y lo magnifico de los programas de que son beneficiados.

Efectivamente, no hay que despreciar los beneficios de los programas que con los dineros de nuestros impuestos se aplican para el sector primario origen de nuestros alimentos. Como lo señalaba el gran maestro de la economía internacional J.M. Keynes; se puede comerciar entre los países con casi todo, menos con los alimentos..., menos con la dieta del país. Por eso llama la atención esa dicotomía con que se maneja la información respeto al campo y sus resultados. Peña Nieto y su equipo de trabajo se auto-felicita; los agricultores y ganaderos se quejan..., salen a la calle y demandan mejores condiciones de producción.

¿Qué hay detrás de todo esto?

En primer lugar, el discurso del secretario y de su jefe el presidente tiene una media verdad, una gran omisión, y una pequeña mentira. Efectivamente es cierto que hay éxito en una parte del campo mexicano, de hecho es un gran exportador de frutas y hortalizas para el mercado de los Estados Unidos; no hay duda, las cifras no mienten...

¿Entonces porqué se quejan los agricultores mexicanos y salen a la calle a demandar cambios en los programas públicos...? 

Esa es la parte obscura que se desea omitir, en realidad el éxito es muy parcial, porque  a la par de que se exportan muchas hortalizas y frutas, México es el país que más importa alimentos en todo el continente americano; esa es la paradoja y una forma de mentir por parte del gobierno al no informar adecuadamente el estado real que guarda el campo y su situación financiera y de suficiencia. 

Es una pena, pero seguimos siendo un gran comprador de alimentos: maíz, trigo, soya, leche en polvo, etcétera, etcétera. Al tiempo que se venden muchas hortalizas y frutas.

¿Dónde está la ganancia...?

A veces solamente en el discurso por desgracia, a veces efectivamente en el plano financiero; pero cuando se es el primer importador de leche en  todo el mundo, y cuando como país maicero... se tiene que importar al menos una tercera parte de lo que se consume, resulta que los tales éxitos quedan muy expuestos a la crítica , y los discursos triunfalistas dejan un sabor a algo raro...algo como agridulce, que no necesariamente es lo que se desea. 

Anoche, escuchando el candidato a la presidencia de los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial con mucho, por parte de los republicanos, el no muy gratamente popular Donald Trump, dentro de la sustancia de su menaje, acentuó la idea de que de ser necesario, sacará a su país del TLC con Canadá y México, a quienes acusa de "robarle" los empleos a los americanos; sobre todo nos acusa a nosotros , dados nuestros salarios tan bajos de manera comparativa; entre otras cosas dice que por nuestra culpa, las empresas americanas se han venido a nuestro país a disfrutar de los beneficios de nuestra pobreza y desigualdad; gracias a  ello pueden pagar una 14va o 15va parte de lo que tienen que pagar allá, amén de que en México casi no pagan impuestos. Imagínese usted, con un salario pagado en los Estados Unidos se puede pagar a 14 trabajadores mexicanos; mientras que en el pago de impuestos en México no pagan ni la tercera parte de lo que tienen que pagar en su país de origen. 

Este es el corazón de la molestia de Trump; que se tienen desigualdades que permiten que las empresas no se queden en su territorio; y que le permiten prometer que de llegar a la presidencia, va a revisar las condiciones del TLC, y de ser necesario se saldrá del mismo.

¿Es una locura...?

NO, para nada, es una estrategia electoral que funciona; recordemos que en México ya se puso en práctica, el PAN con el inefable Calderón lanzó lodo en contra de su oponente que le superaba ampliamente en las tendencias electorales, le acusó de ser un "peligro para México"; el resto lo conocemos, cuando no pudo demostrar su triunfo en las urnas devino  en fraude electoral coronado con el envilecimiento de la frase con que nos mandó a los mexicanos al diablo, al margen de que no votamos por el... "haiga sido como haiga sido..."; con eso nos mentó la madre a los que queríamos respeto a nuestra decisión.

Al final del día nuestra economía tiene esta dicotomía... un campo rico dentro de un campo pobre; de eso no hay duda, las remesas de los exiliados por desempleo siguen siendo sostén fundamental de nuestra economía; hoy seguimos siendo el cuarto expulsor de personas en el mundo...

¿Lo sabrá y entenderá Peña Nieto? supongo que lo sabe... ¡pero de que lo entienda..., uuuumm!


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: