sábado, 13 de agosto de 2016

7936. "SIN RASTRO" y “SUEÑOS”

Por Isabel M. Glez. (Izza Glez)
13/agosto/2016
Escritora, y poeta, desde,
Pto. Vallarta, Jalisco.
México. Para
Tenepal de CACCINI




“SIN RASTRO”
No se puede seguir el rastro de alguien desaparecido, aunque la huella que te ha dejado sea aprendida de Hansel y Gretel.

No se puede conocer el camino que se ha tomado después de una partida, sin embargo el corazón sigue en un llamado desesperado para encontrar una pista, una luz que lo guíe hacia su exilio para ver si es capaz de encontrarlo, para tratar de verlo como siempre sin la necesidad de bajar la mirada y refugiarse en consuelo que le ofrecen.

Pero al volver la mirada, se queda ante una imagen aterradora, donde se ve solo triste y en una realidad que jamás promete ser una esperanza para encontrarlo, porque se ha marchado sin dejar rastro de su destino.

"SUEÑOS"
Un sueño surge cuando te encuentras inspirado, cuando encuentras esa emoción capaz de hacerte sentir un héroe que le resulta fácil mover montañas, y es tan hermoso mientras dura.

Así me ha pasado en más de una ocasión a mí, me he creído capaz de hacer lo imposible, de alcanzar las estrellas con solo alzar la mirada, y ahí es cuando el espíritu conformista y su hermano gemelo llamado miedo aparecen para decirme; ¿Para qué hacerlo?

Y, con solo escucharlos el ánimo baja a explorar las profundidades del océano, enterrando los sueños, las esperanzas y las ganas, para dejarte solo un recuerdo tormentoso.

Al empezar a escribir creí sería fácil hacer un Best seller, crear un blog y alcanzar a más de un millón de personas, cuando la realidad es que a veces las visitas son menores a la aparición de lluvia en un desierto, y me he desanimado, me he hundido en periodos en los que me siento devastada, pero luego vuelvo a salir al escribir esas primeras palabras, cuando redescubro mi pasión.

Todos tenemos sueños, algunos más locos a los ojos ajenos que otros, pero todos reflejan tu personalidad, lo que deseas.

Los sueños son tu voz al mundo, no los tires a la basura por las opiniones, y aprende que el éxito y el fracaso son amigos, es normal fracasar para después triunfar.

Isabel M. Glez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: