viernes, 19 de agosto de 2016

7959. CAMPESINOS OFRECEN OTRA FORMA DE PRODUCIR.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Campesinos ofrecen otra forma de producir.

Hablamos desde los territorios, muchas veces capturados por la explotación colonial, la dominación de clase o la opresión patriarcal, pero también desde los territorios donde sembramos amorosamente alimentos, utopías y esperanzas. Campesinos reunidos en el Encuentro de la ANEC


La Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productos del Campo (ANEC) acaba de celebrar el Encuentro Internacional sobre Agroecología y Economía Campesina con más de 800 participantes que llegaron de diversas partes del mundo a la Universidad Autónoma de Chapingo. Entre las conclusiones trascendentes de la ANEC está su oposición a la firma de Tratados de Libre Comercio, la historia reciente ha demostrado que los gobiernos se someten a los intereses de las tras-nacionales para favorecer sus intereses.

Los pequeños productores agrícolas afirman que “Mientras los grandes poderes económicos y políticos se reúnen para acordar nuevos tratados de libre comercio, para atentar contra nuestros territorios y para manipular a su antojo los precios de lo que producimos, nosotros nos hemos encontrado aquí para compartir nuestras visiones sobre lo que nos amenaza, para comunicarnos nuestras resistencias y nuestras luchas, para alimentarnos con nuestros hallazgos, nuestros aprendizajes, nuestros saberes, nuestros sentires, nuestros sabores.”

El modelo de producción agrícola impuesto a partir de los tratados de libre comercio no ha logrado cumplir las promesas de los gobiernos de lograr la independencia alimentaria, al contrario, el país depende cada vez más de las importaciones de alimentos y el nuevo tratado que el gobierno federal negocia en las sombras profundizará la dependencia alimentaria y va más allá al imponer sobre las semillas la patente de propiedad privada que esclavizará a los campesinos y los obligará a pagar regalías por sembrar sus tierras porque todas las semillas tendrán patentes.

“Somos conscientes que no sólo la economía capitalista sino todo el modelo civilizatorio que se nos ha impuesto están al borde del colapso. Es un monstruo enorme que, herido de muerte, lanza zarpazos que multiplica todo tipo de violencias. Violencias que causan una cantidad nunca vista de sufrimiento, tanto de los seres humanos, como de toda la comunidad de seres vivos y de nuestro planeta, nuestra madre tierra. Este modelo civilizatorio colonialista, patriarcal y clasista que se expresa en nuestros campos y en nuestra mesa es el modelo de agricultura industrial de los agro-negocios”, señalan los campesinos.

El modelo de producción agrícola  impuesto por los gobiernos neo-liberales depende de la explotación de la tierra a la que se envenena con agro-químicos, todo con el objetivo de producir más para cumplir con las demandas del mercado; un modelo que empobrece a los campesinos, sometidos desde siempre al despojo de sus tierras; un modelo que se convierte sólo en un eslabón de la cadena alimenticia industrializada que termina enfermando a los consumidores con alimentos industrializados en los que se utilizan químicos en todas las etapas del proceso de producción.

“Este es un modelo que destruye diversidades naturales, productivas, sociales y culturales para homogeneizar y elevar a toda costa la producción; para convertir la comida en mercancía excluyendo a millones de personas de los alimentos básicos y contradictoriamente provocando sobre-consumo, obesidad y múltiples enfermedades”, afirman los pequeños productores.

La propuesta campesina es muy diferente a la que se impone desde el gobierno: “Nosotras y nosotros, las y los campesinos, indígenas y afrodescendientes ofrecemos lo que tenemos: un paradigma de repuesto; un modo de producir, de pensar y de vivir sustentado en la diversidad del mundo humano y natural, una convivencia en la que no haya que cuidarse los unos de los otros sino con base en el cuidado de los unos y los otros. Se trata del modelo de agro-ecología campesino”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: