martes, 23 de agosto de 2016

7971. ENSEÑANDO EL PLUMERO.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Enseñando el plumero. 
Tía Queta, sin que nadie supiera por qué, detestaba al tío Armando, a quien toda la familia estimaba, por muchas razones, aparte de que era muy simpático y se especializaba en hacer bromas sobre él mismo; aparte, el tío era un señor muy bien plantado, apuesto como de Hollywood, en serio. Un día, nomás por torear a la tía, alguien dijo que no se podía negar lo guapo que era y contestó: -¿Guapo?... ¿guapo, Armando?... ¡no le has visto los pies! –así no se puede.

Le propongo jugar un rato. Jura el del teclado que no hará trampa. Van algunas frases, rigurosamente ciertas y usted trate de atinar quién las dijo o escribió. Al final van los nombres de los autores (no haga trampa):

“¿Fascismo?, lo correcto para Alemania”. “¿Qué son los males del fascismo frente a los del comunismo?” “Ciertamente, las razas nórdicas parecen ser superiores a los romanos”. (Extractos de la obra, “Entre alemanes. Diarios de viaje y cartas 1937-1945 -‘Among the Germans. Travel diaries and letters 1937-1945’; autor… John F. Kennedy).

“Ni soy ni he sido nunca partidario de la igualdad entre blancos y negros. Hay diferencias que impiden que vivan juntos en situación de igualdad social y política; pero si llegaran a vivir juntos será en una posición de superior a inferior y como casi todo el mundo, estoy a favor de que la posición superior la asuma la raza blanca” (en 1858, en campaña para el Senado); “…cuando dejen de ser esclavos, estarán lejos de ser iguales a los blancos. Es mejor para ustedes vivir separados” (1862, ya siendo Presidente, a un grupo de líderes negros). “Creo que (a los negros) sería mejor deportarlos a todos a algunas tierras fértiles con buen clima donde pudieran vivir sin mezclarse”, en 1865, año de su muerte (Documentos Magness y Page). Son frases del Presidente yanqui que en 1863 inició negociaciones con el ministro de la Gran Bretaña ante los EUA, Lord Richard Lyons, para propiciar la migración de los esclavos negros de los EUA, hacia Honduras, Guinea y Surinam… Abraham Lincoln (que por cierto, sólo abolió la esclavitud para los estados sureños secesionistas; ya luego el Congreso la promulgó para todo el territorio yanqui, enmienda XIII del 6 de diciembre de 1865 -Lincoln fue asesinado el15 de abril de ese año- y hasta el 9 de julio de 1868, la enmienda XIV, concedió a  todos la ciudadanía; no me crea, ahí revíse por su cuenta).

Toca turno ahora a un político que cuando estudiante -del Colegio Ascot- fue un rotundo fracaso (tanto, que fue castigado severamente por sus profesores); un político que simpatizaba con la Unión de Fascistas Británicos (British Union of Fascists); declarado admirador de la Italia fascista y de Benito Mussolini a quien atribuía haber salvado a Europa de caer bajo la esfera bolchevique; el mismo político autor de la siguiente caritativa frase: “Las peores personas del mundo después de los alemanes son los hindúes”… si, damas y caballeros: de cuerpo entero con ustedes, Sir Winston Churchill.

Lea estas y le juro que jamás atinará a quién las pronunció: “Los negros sólo están un grado por encima de los animales”. “Los hindúes son un poco mejores que los salvajes nativos de África” (no, no son de Trump)… son de ¡Gandhi! (y como luego piensa usted que uno se pone a inventar cosas, ahí le busca en ‘The Collected Works of Mahatma Gandhi, Government of India (CWMG)’; volumen I, página 150 y volumen VIII, páginas 135 a 136, al del teclado no le crea).

Otras que seguro ni se imaginará de quién son: “(…) el mensaje de Bin Laden puede haber sido mal interpretado”. “George Bush es honesto (…)  los beneficios de la guerra de Bush en Irak, podría justificar sus mentiras”. Dijo estas dos perlas un famoso personaje de nombre Tenzin Giatso, quien firmó junto con otros famosos la demanda solicitando al gobierno británico la liberación de Augusto Pinochet y que no lo mandaran a España donde podría ser enjuiciado por crímenes contra la humanidad. Como nadie se sabe su nombre, mejor le digo su apodo… el Dalai Lama.

Bien… ¿y qué?, dirá usted. Nada. Nomás que cuando se trata de atacar a un personaje público, especialmente a un político, hay que irse con tiento porque Kennedy, Lincoln, Churchill, Gandhi y el Dalai Lama, no son unas birrias porque hayan metido la pata una o varias veces, ni dejan de haber aportado al mejoramiento de nuestra peculiar especie. Que dijeron esas barbaridades, las escribieron y hasta las creían, es cierto, pero eso no les disminuye su talla histórica (y no le cuenta este su texto servidor algunas de las peculiaridades entre estos mismos, de sus vidas íntimas, del gusto de alguno por los caballeros bigotones para no pasar fríos por la noche, a la preferencia de otro por niñas -y de dos en dos-, y una sobrina a la que se cepillaba). ¿Y…?

Es más recomendable moderar la rabia cuando se trata de otros personajes, menores y de trascendencia histórica por verse, pero que están en el candelero y por eso y sólo eso, son la diana de tiro favorita de periodistas de intenciones por conocer.

Es el caso de la tesis profesional del tal Enrique Peña Nieto. Se necesita tener muy poco qué hacer para ponerse a revisar la tesis con que un estudiante se tituló. No sé la de usted, pero la de este menda es como para salir a media noche a quemarla en secreto.

Ya hemos comentado antes que el artificial escándalo contra la esposa del Presidente porque parece se hospedó en un departamento prestado en Miami, cuyo dueño parece que quiere ser contratista del gobierno, era destapar un caso de precorrupción que consigue el efecto contrario y acaba uno sintiendo simpatía por la señora: ¡Ya déjenla!

Y ahora esto que da para pensar que debe tener una vida política muy limpia y un ejercicio de la presidencia impecable, como para que haya necesidad de andarle buscando errores en un trabajo escolar (falta que algún compañero suyo de Primaria declare: “Quique me copiaba”).

Consiguen el efecto contrario, hacen creíble que es consigna y sin darse cuenta están enseñando el plumero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: