miércoles, 24 de agosto de 2016

7975. LA ECONOMÍA Y LA ZORRA ANTE LAS UVAS.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por. Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

AROMA A TI

Ayer, día de siempre, cotidiano,
sin más de especial que vivirlo
con tu recuerdo se ha  transformado,
sin poder explicar, te digo quedo
que este es un día para el recuerdo
y para repasar lento, despacio.
Apenas llegaste y has transformado
este que era un día cualquiera,
en un momento para no olvidar.
¡Hoy estás amor, hoy te siento!
tu aroma invade la negación al reclamo.

eliseo.

Cada mes, parece que se ha vuelto una rutina tan predecible que raya en lo ridículo; nuestros gloriosos "doctores en economía" juegan a adivinar quién se acerca más a lo que suponen que crecerá la economía medida por el PIB. Aclaremos que este indicador llamado Producto Interno Bruto; es la suma de los precios de los productos físicos y servicios que genera la economía en un tiempo determinado a precios de mercado; es decir a como se manifiestan en ese periodo en el mercado.

Pues bien, como la comunidad financiera internacional ha anunciado que el crecimiento de México será más baja de lo pronosticado, pues el Banco de México y Hacienda se apersonan ante los medios para decir... ¡pues fíjense que no creceremos lo que esperábamos...!

En los años del gobierno del dictador Porfirio Díaz (1876- 1910), se vio rodeado de un grupo de vividores disfrazados de asesores que se identificaron como los "científicos", ellos fueron llamados así porque no generaban ninguna confianza, pero tenían muchas influencias en el presidente Díaz. Hoy parece que pasa lo mismo  con en el presidente Peña Nieto; algunos de sus colaboradores, en general con sendos doctorados, mantienen la voz cantante en lo que se supone la marcha del país, así es como cada año ellos se encargan de informarnos, al parecer más con  sus estados de ánimo, que se manifiesta con los datos que ofrecen para decirnos respecto al nivel que ha de alcanzar el PIB, indicador que representa una forma de medir el grado de crecimiento de la economía  nacional; pero no nos dice como ha  de repartirse esa esperada riqueza.

El problema es que, como nos informa hoy la Secretaría de Hacienda, nuevamente se recorta el pronóstico de crecimiento con que se planea la administración del país..., nuevamente se reconoce que el PIB se reducirá a un rango que va del 2 al 2.5%; es decir que vuelve a ser tan mediocre como lo ha sido en los últimos 5 sexenios.

Estamos en el cuarto año de gobierno, como los anteriores, Peña Nieto se ha dedicado a desmantelar la economía social del país con la promesa de que esto hará de México una economía más pujante y exitosa, con menos lastre... así le llaman a lo que supuestamente la ha hecho lenta; pero cuando fue más social: de 1950 a 1982, es cuando más creció, cuando mejor fuimos tratados los trabajadores, expresado en salario y poder de compra. Por ejemplo, con el salario de un trabajador promedio de 1980, se pueden pagar hasta tres salarios o un poco más de los actuales, es decir que el salario de hoy vale más o menos un tercio de lo que valía entonces... ¡cuando la economía tenía los lastres de las empresas públicas, que tan generosamente se les han subastado a empresarios muy a modo! Telmex, Ferrocarriles, Maseca, los bancos, los fertilizantes; y una larga lista que se abona a la privatización de la luz y los energéticos, la última mentada de madre a la ignorancia del mexicano promedio.

Lo que han dicho hoy los doctores en economía es una repetición de la fábula de la zorra que quería comer las mejores uvas...; el plan de ella simplemente era comer de las mejores, así que su idea fue la de despreciar el resto…; pero por más que lo intentó, luego de su plan simple de llegar al árbol y tomar los frutos, descubrió que una cosa  es planear comer y otra distinta es tenerlas en su boca; luego de no alcanzarlas ha decidido que en realidad no tiene mucho apetito... ¡y descubre otra cosa maravillosa! ¡Ni siquiera están tan maduras... no se ven tan sabrosas...!

Tal parecen zorras de fábulas nuestros No apreciados funcionarios públicos que se dedican a cobrar sueldos millonarios por ponerse a jugar con los pronósticos..., así como lo hacemos los simples mortales, para luego, cada mes decirnos que en realidad nunca han estado seguros de lo que hacen y dicen, que solamente son eso... pronósticos.

 ¿Sabe usted que la clase política mexicana es de las mejores pagadas del mundo? nuevamente resuenan los calificativos que le mereció el país a Alejandro de Humboldt: un país con las mayores injusticias sociales...

Esperemos un mes más  para el siguiente ajuste... ¡son solo pronósticos!


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: