miércoles, 24 de agosto de 2016

7978. FILOSOFÍA ¿PA’QUÉ?, EL FIN DE LOS PARTIDOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Filosofía  ¿pa’qué?, el fin de los partidos.

La filosofía es la que nos distingue de los salvajes y bárbaros; las naciones son tanto más civilizadas y cultas cuanto mejor filosofan sus hombres.
René Descartes (1596-1650)
Filósofo y matemático francés.


Fue en el sexenio de Felipe Caderón que el sistema ordenó eliminar las materias filosóficas de los estudios de nivel medio. Ya se sabe que el objetivo de los gobiernos neoliberales es acabar con los pocos mexicanos pensantes, durante décadas esta labor se puso en manos de Televisa y sus idiotas estrellas, Calderón fue más allá y Peña Nieto a través de su títere Aurelio Nuño trata de asestar el golpe definitivo con la reforma educativa.

¿Por qué los gobiernos neoliberales fomentan la ignorancia del pueblo? La respuesta es que es precisamente el objetivo de la oligarquía (del griego oligo=pocos): apendejar a las masas, convertirlos en zombies consumidores compulsivos, obedientes y callados, la mitad de ellos en la pobreza, listos para vender su alma y sus votos por unos pesos.

Grabiel Vargas Lozano, del Observatorio Filosofófico de México, señaló en una carta a los lectores de La Jornada, entre los que me cuento yo, que:

“La Universidad de Durkham, en Gran Bretaña (una de las tres más antiguas junto con Oxford y Cambridge) ha dado a conocer un estudio muy relevante sobre los resultados de la enseñanza de la filosofía a niños de 9 y 10 años”; Vargas Lozano cita el “Project Report_Philosophy For Children. En este estudio, realizado a 3 mil niños de 48 escuelas, se demuestra que la enseñanza de la filosofía no sólo les permitió obtener más confianza en sí mismos, lograr mejor argumentación, formular cuestiones relativas a la verdad, la justicia, la equidad, el acoso o el respeto a los demás, sino también mejorar en matemáticas y lectura, en contraste con los niños que no recibieron esas clases.”

Gabriel agregó: “Esta es una de las razones por las cuáles un importante grupo de filósofos procedentes de diversas instituciones y asociaciones del país hemos propuesto que la educación filosófica figure expresamente en la nueva Constitución de la Ciudad de México. Consideramos que las instituciones educativas del país deberían tomar en serio esta propuesta que busca formar ciudadanos conscientes y críticos que serían la base de una auténtica democracia.”, sin duda que los filósofos eso queremos, hace falta una reforma educativa, la reforma de Peña Nieto responde al modelo de país que se nos quiere imponer desde la élite que detenta el poder y que concentra ese poder y sus privilegios, en unos pocos: un país maquilador, con masas empobrecidas desde todos los puntos de vista, y peor aún, envilecidas por la corrupción que se derrama desde las más altas esferas del poder.

La élite económica ha concentrado un enorme poder económico que poco a poco busca expandirse hacia otras esferas, la social y política. La élite económica que se ha enriquecido al amparo de un Pacto de Impunidad con los gobiernos y los partidos políticos, aparatos de poder monopólico que en sus estructuras piramidales muestras que la concentración del poder político, económico y social, es la esencia perversa de todos los partidos políticos y del sistema neoliberal que llevó a una concentración de los recursos en una minoría de apenas el 1% de la población.

Contra el espíritu monopolista del sistema neoliberal que enriquece y aumenta el poder político de la Mafia Internacional que incluyen a muchos gobiernos, se erigen las comunidades indígenas, los pueblos originarios del mundo, los campesinos sin tierra, los outsiders, los indignados; muy cerca de nuestra ciudad están los ejemplos vivos de comunidades ejemplares que han recuperado la autonomía,  que se han liberado de la influencia de los partidos políticos, del sistema, de la partidocracia.


El fin de los partidos políticos es inminente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: