viernes, 2 de septiembre de 2016

8012. "JUANGA"..., TRUMP..., LOS DESATINOS DE PEÑA NIETO.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

EL COLOR DE LA VIDA

A escondidas de las sombras
antes que el sol le delate,
vaga mi alma en penumbras
buscando lo que queda acaso,
de lo que fuimos hasta el ocaso,
de una comunión sin primaveras.
Con los ojos cerrados, sigo tus pasos,
Lázaro incansable, me guías, me llevas;
cada vez más tuyo, te sigo a ciegas,
de tu mano el camino, amor,
¡jamás pudo ser tan claro!

eliseo.

Como  en México se ha hecho costumbre elegir a puestos públicos, a cualquier advenedizo en la política, ya no queda mucho espacio para quejarnos de los desatinos del presidente en turno; apenas hace un mes nos informó que siempre no creceríamos como habían pronosticado el anterior mes; sabemos por experiencia que esto es mensual, y como los doctores en economía no saben mucho de Ídem;  creo que su salarios de más de 250 000 pesos mensuales solo les alcanza para decirnos cada mes... ¡que siempre no se crecerá como se había pensado... el mes anterior...!

En fín, en esta ocasión nos enfocaremos en dos eventos de interés popular; por un lado está el impacto de la muerte de Juan Gabriel; luego, de golpe se nos informa que el impopular candidato republicano y enemigo de los mexicanos exiliados en los Estados Unidos, Donald Trump realiza una visita, a todas luces proselitista al presidente Peña Nieto.

Vayamos por partes.

El caso Juanga, hay un debate arduo en la calle respecto a si merece o no merece los festejos que se le quiere realizar. Hay intelectuales muy aposentados en puestos públicos que habría que enterarnos de qué forma los adquirieron, y si acaso tienen autoridad moral para referirse al popular Juanga. Se refieren a este como una persona corriente, un peladito, y se guardan pronunciar esas palabras mágicas que son evidentemente lo que de alguna forma quieren decir... (un joto corriente), tratan de desacreditar su presencia por medio de comentarios casi homofóbicos, acusándole de corriente, naco, irreverente con la sola idea de que se le pueda hacer un homenaje en Bellas Artes.

Los que esto dicen, creo que su mala educación y clasista cultura les evita recordar, pues lo saben muy bien, de donde sale el dinero para construir semejantes monumentos al arte..., todos invariablemente..., todos..., hasta su maldito salario grosero de funcionarios que ganan lo que no desquitan sale de los millones de nacos , peladitos y prole que acostumbramos pagar nuestros impuestos; en el Distrito Federal hay un gran museo (soumaya) construido con dinero particular... pero le pertenece al señor Carlos Slim.

Dicho de otra forma, Juanga con sus impuestos contribuyó a la construcción de muchos edificios públicos y pagó salarios a personas que no han hecho en su vida nada que se le parezca a lo que él logró para determinadas personas. Podemos o no amar su música, eso se llama gustos y preferencias; lo otro es un "pendejismo enfocado a lo genital"; donde, después de todo... ¿quién es superior a quien por sus preferencias...?

Desde mi punto de vista, la única cosa que nos hace diferentes a las personas es cuando unas abusan de niños o usan la fuerza y autoridad para abusar de otra persona; y las que su vida privada y genital la resuelven con el respeto del trato equilibrado y sin abuso; si el "divo de Juárez" no abusó de su poder evidente, para sus satisfacciones íntimas... ¡pues qué carajo, dejemos en paz esa parte..., aun no conozco un heterosexual que sea superior a un homosexual por ese sólo hecho; en cambio... cuántos machos tontos pululan con la ignorancia encajada en la pelvis como tarjeta de presentación deprimente!

Si  la mayoría quiere llevar las cenizas de Juanga a Bellas Artes, que recuerden esos intelectuales bien pagados, que lo único que se hace con ello es recordar que son obras de la sociedad; nunca de un funcionario.

El único problema aquí es que es una iniciativa de Peña Nieto y de la televisora que más lo golpeó; no olvidemos como televisa intentó vetarlo, sacarlo de la preferencia del público. Sabemos, por desgracia, que Peña Nieto reacciona contra su voluntad ofreciendo el palacio de Bellas Artes como oportunidad política; eso es lo malo: la pandilla de buitres: el gobierno, televisa y tv-azteca tratando de hacerse propaganda. Eso si que no me parece.

Pero bueno, me queda claro que mientras no se abuse de alguien por autoridad o poder, cada quien su cuerpo y lo que haga de él su responsabilidad; y, repito, como persona hterosexual aun no encuentro que la capacidad intelectual e intencional se situé en el trasero y pelvis..., aun no por fortuna.

Donde si no queda claro que rayos pasa es con los asesores de la presidencia que permitieron que el candidato Trump se presente... ¡la invitación de Peña Nieto! en la presidencia en visita oficial; al presidente necesitan darle a leer... ¡Uuuff, es mucho creo! sería bueno que le lean un libro de su antecesor en la presidencia, de nombre Benito Juárez, que entre sus hechos se sitúa de manera central la "no intervención"; el respeto al derecho ajeno. Desde el momento en que se recibe a Trump se está presentando una postura intervencionista en las elecciones del país del norte. Obviamente que los priistas... ¡no se les da mucho la autocrítica! tratan de maquillar ante los medios el evento, no hay forma de hacerlo, los hechos son incontestables y lapidarios; jamás debió recibir a Trump de manera oficial. Por otro lado, si su ideología de de ese nivel, pues que a título personal lo apoye, pero no debe empeñar el prestigio... si algo queda, de la investidura que  ni le pertenece, ni ha logrado legitimar con sus erráticas políticas.

Pero bueno, me parece, no sé a usted, que Juanga tiene tanto derecho a los bienes públicos como cualquier mexicano... al margen de esos racistas olvidadizos de los orígenes de su país y sus recursos...; de trump y Peña Nieto... el México tradicional nos lo recuerda... "No tiene la culpa el Indio... (¡!)".

Claro, usted tendrá su opinión.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: