miércoles, 7 de septiembre de 2016

8035. EL FIN DE LA PARTIDOCRACIA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El fin de la partidocracia.

La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros.
Anónimo.


Hace casi 15 años que Rosario Robles propuso un recorte drástico a las participaciones económicas de los partidos políticos, poco después Luis Felipe Bravo Mena hizo la misma propuesta: reducir hasta en un 50% los recursos económicos que los partidos políticos reciben del Estado. Esto fue un reconocimiento tácito de que los dirigentes de los partidos políticos son conscientes de que son una pesada carga para la sociedad. Falta que se hagan conscientes de que además, abusan de su poder pues ellos mismos se conceden aumentos y privilegios sin fin.

 Todo es parte de una farsa, de cuando en cuando los partidos políticos a través de sus dirigentes se pronuncian sobre el tema, hacen declaraciones, pero al final nada cambia, los partidos políticos, el INE y los Consejeros electorales así como los magistrados se conceden privilegios sin que importe la opinión de los ciudadanos.

En letras pequeñas se lee:
“El PRI dispondrá de mil millones de pesos el año próximo, según el presupuesto que propone el Instituto Federal Electoral. Aunque han sido impactados por una considerable fuga de miembros, el PAN y el PRD recibirán cantidades multimillonarias. En total la partidocracia costará a los contribuyentes casi 4 mil millones de pesos en 2017, si el Congreso aprueba el proyecto. Y eso que estamos en crisis”. Fuente INE”.

Los comentarios corresponden a nuestro respetado Galván Ochoa, lo mismo que la gráfica, la información es de buena fuente: el INE.

Más de mil millones de pesos para el PRI, el partido que menos dinero recibirá es el Partido del Trabajo, el PT con sólo  217 millones 254 mil 999 pesos. ¿A dónde van a dar tantos millones de pesos?

Los partidos políticos se transformaron en aparatos burocráticos dirigidos por algunas familias de políticos que usufructan a los partidos y manejan a los partisanos, a quienes se representa con razón con dóciles borregos. Sobre todo cuando el partido se encuentra  en el poder, el derroche de recursos hacia el partido oficial es descarado y ostentoso en tiempos de campañas políticas.

En nuestro país no podemos olvidar la historia de los partidos políticos, ninguno de ellos ha podido reivindicar su historia, actúan de acuerdo a su genética, el PRI corrupto y corporativista con su hijo bastardo el PRD, el PAN aliado con los corporativos y sus conexiones con corrientes ultras, y el PRD, igual de corruptos que sus hermanos priistas. En la actualidad los partidos políticos están controlados por los grandes corporativos, a quienes benefician descaradamente mientras someten al pueblo a políticas de contención salarial.

En sociedades más avanzadas se avizora el fin de los partidos políticos, tema que analizaremos más adelante. Lamentablemente en nuestro país las condiciones para la sobrevivencia de los partidos políticos auguran una larga vida a tales aparatos parasitarios, la ignorancia del pueblo fomentada desde las altas esferas del poder político-económico-religioso, favorece la existencia de los partidos políticos que son, por su origen, aparatos que reproducen la tendencia monopolizadora del poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: