jueves, 8 de septiembre de 2016

8038. EL PEOR HURACÁN.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

El peor huracán.
México, 8 sept. (Agencia Éjele).- Enrique Peña Nieto, coordinador nacional de Protección Política de la república mexicana, informó ayer, miércoles, que ya mitiga el peligro del paso por territorio azteca del huracán Donald, que el 31 de agosto pasado pegó de lleno al poniente de la capital del país, en la zona conocida como Los Pinos, donde tocó tierra con toda su fuerza.

El fenómeno que los expertos internacionales evalúan de grado 5 superior (denominado en lenguaje técnico: ‘desastre escala Trump’), dejó varios desaparecidos y se degradó en un mitin en la ciudad de Phoenix, estado de Arizona de los Estados Unidos, con efectos menores que se dejaron sentir hasta la ciudad Washington D.C. y merecieron comentarios preocupantes de Hillary Clinton, reconocida experta en la materia.

El señor Peña, en su carácter de coordinador nacional de Protección Política, personalmente anunció ayer la pérdida de Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda de México, a consecuencia de las intensas rachas de viento del huracán Donald, sin que se tenga información fiable del destino de sus restos políticos. Al paso de las horas del mismo día, se supo de otras sensibles bajas: Aristóteles Núñez Sánchez, jefe del Servicio de Administración Tributaria; Fernando Aportela Rodríguez, subsecretario de Hacienda; y una señora de nombre Claudia Algorín Guzmán, identificada por la prensa de los Estados Unidos -el ‘Washington Post’, en su edición del viernes 2 de septiembre-, como quien había informado de parte del señor Videgaray, que toda la responsabilidad de haber atraído el meteoro a tierras aztecas era del mismo señor Peña Nieto (… mi niña).

Advierten las autoridades de Protección Política que la lista de bajas es provisional y que lamentablemente, es probable que crezca aunque con casi total se seguridad, se tratará ya de especies menores fácilmente reemplazables.

Por otro lado, habitantes de la jungla política y diversas autoridades, reportan infinidad de secuelas en varias entidades del país, que se están evaluando para determinar si se emiten declaratorias de emergencia adicionales a las ya acordadas.

Especialistas en desastres gubernamentales no naturales prevén la inminente necesidad de dar cobijo a no pocos huérfanos políticos y fauna predadora, como siempre sucede en estos casos. Extraoficialmente se comenta que es casi segura la extinción de una subespecie procedente del sureño estado de Chiapas, aclimatada de tiempo atrás a la altura y clima de la capital azteca, que se sabe pensaba regresar a gobernar su entidad de origen.

Personal del ministerio de interior (Secretaría de Gobernación en México), que solicitó el anonimato, informó que están listos los recursos del Fondo para la Atención de Estupideces Nacionales (FONDEN), insistiendo que son únicamente en especie, tal es caso de despidos (súbitos), renuncias (huidas), nombramientos (urgentes), pesares fingidos, reconocimientos tardíos, alegrías contenidas, frascos de lubricante, analgésicos, agua embotellada, sillas y catres, entre otros auxilios para la población política afectada. Oficialmente la autoridad mexicana informó que cuenta con reservas ilimitadas de saliva.

Protección Política, a través del Sistema de Alerta Tardía (Siat), precisó que el aviso de color rojo permanece en Los Pinos en fase de alejamiento y aunque hasta el momento hay saldo blanco en la Cancillería, se mantiene la alerta naranja.

Hay versiones de que el Huracán Donald se formó en las oficinas de la Secretaría de Hacienda que presidía el desaparecido señor Videgaray, inexplicablemente fortalecido en la mencionada área de Los Pinos, donde golpeó con toda su furia causando daños que los expertos estiman muy difíciles de evaluar y cuyos efectos, aseguran, llegarán hasta el año 2018.

La prensa mundial  de manera unánime, se mostró sorprendida ante un huracán invocado que tan raramente se observa, teniéndose registro de que el último de su clase fue el de 1938, formado en Munich, que causó estragos en toda Europa con secuelas graves hasta el Japón; cabe mencionar que no pocos estudiosos de los Estados Unidos y Europa, encuentran similitud entre los inicios de ese desastre de la escala Nazi con el de escala Trump que azotó México (idioma agresivo, xenofobia, creación de culpables de la situación económica, proposición de detenciones y deportaciones masivas por cuestiones de raza, sin dejar de insistir en que el fenómeno nazi en su época también fue considerado como un chiste, algo imposible de suceder).
____________________

Jamás hubiera pensado este López que fuera a tener nunca algo que agradecer al batracio Donald Trump pero… la realidad no pide permiso ni avisa. ¡Alabado sea don Trump!: gracias a su insultante visita a Los Pinos, el Presidente tuvo que ‘aceptarle su renuncia’ al señor Videgaray, de quien ignora el del teclado si es o no una persona decente y cabal, pero que en su carácter de indudable y pésimo delfín presidencial, urgía su ausencia.

Entra al relevo José Antonio Meade Kuribreña, de impecables credenciales profesionales (sin duda infinitamente mejores que las del ya ausente), que en cuestión de finanzas públicas ha sido todo y secretario de Hacienda también. Hombre con fama de lo que es: gente decente, que no es mucho pedir y tanta falta nos están haciendo.

En Sedesol sustituyó al señor Meade, quien tal vez sea el mejor amigo del Presidente: Luis Miranda Nava (y si no es el mejor amigo de don Peña, sí es dentro del gabinete, el más cercano a él, su cuate). Dios bendiga a Sedesol, nomás le digo.

Así las cosas y sin haberlo soñado don Peña Nieto, ahora tiene como naturales candidatos a sucederlo, a José Antonio Meade, en primerísimo lugar, con la ventaja de una posible y hasta ayer impensable alianza PRI-PAN por la presidencia (no se asuste, en política no se hacen gestos); en segundo lugar a don Osorio Chong (que si sigue en Gobernación, no llega, y si sale de ahí, menos)… y a don Miranda Nava, su cuatacho del alma, lo que sería el peor huracán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: