jueves, 8 de septiembre de 2016

8039. LOS PARALÍMPICOS... O LOS JUEGOS DE LA SOLIDARIDAD.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo  Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

BRILLO EN TUS OJOS

Mis manos hechas manojos,
afanadas por ser un día alas,
se desgranan, caen de abrojos
afanadas como siempre
hacen de tu búsqueda su ilíada;
preocupadas por tu ausencia
te reclaman, te inquieren, te llaman.
Como siempre, sigo tu ruta,
el camino se ilumina con tus ojos.

eliseo.

"Como le dije a Enrique, la amistad es un bien tan escaso, que irremediablemente tiende a subir de precio, no necesariamente de valor; Marx  explicaría mejor que yo la diferencia: valor y precio..." (Creo).

La mayoría de las autoridades de las ciudades sueñan con organizar unas olimpiadas; pero aún no se inventa la ciudad que quiera organizar unas paralimpiadas, nadie las desea, todos las rehúyen; por eso el comité olímpico ideó condicionar a la ciudad a la que se le asigna la  olimpiada, la condición de que sea responsable de organizar los juegos de los deportistas discapacitados.

¿Por qué sucede esta realidad tan grosera...?

El secreto se llama dinero y rentabilidad para los organizadores y los patrocinadores.

¿Quién no quiere ver a esos bellos deportistas estéticamente hablando?

¿Qué marca deportiva no quiere que esos supercompetidores lleven sus prendas y calzado...?

Esa es la gran diferencia; hace un mes calificaba en esta columna como la infinita belleza a las manifestaciones físicas y mentales de los deportistas que alimentaron el espíritu olímpico: MÁS ALTO..., MÁS RÁPIDO..., MÁS FUERTE. Por el contrario, hoy se alimenta el sentimiento de la solidaridad, al iniciar los juegos de las personas imposibilitadas de ser las más altas, más fuertes y más rápidas.

¿Porqué nadie las quiere organizar...?

Precisamente por lo que representan, son la negación de la capacidad máxima del ser humano, son la demostración de las limitaciones a que puede llegar cualquiera de nosotros en algún momento, luego de sufrir alguna desgracia física o mental. Por eso nadie quiere gastar lo irrecuperable... ¡no se pueden vender boletos para espectáculos de las limitaciones humanas! por eso son pérdidas financieras que nadie quiere absorber

Hoy miércoles, la ciudad de Río de Janeiro está iniciando estos juegos que no quiere iniciar por que gastará muchos millones irrecuperables; tendrá que llevar a los estudiantes a ocupar las gradas de los estadios, las villas olímpicas, los auditorios, de alguna forma los empleados públicos podrán asistir a cubrir espacios, pero la administración vivirá la pesadilla de saber que serán días complicados, en que hay que lucir solidarios y acompañar a estos atletas, que incluso en muchos países se negaron a mandarlos... ¡porque no hay patrocinios para cubrir sus gastos...!

Normalmente, como forma de paliar el sentimiento de tristeza el comité paralímpico reparte muchas medallas; por ejemplo usted verá que México va a ganar muchas... muchísimas medallas; incluso no faltará el locutor que se burle de los atletas "normales" que ganan tan pocas y levantará el orgullo de los que ganan muchas...; claro no hay que explicarle al público que hay un montón de categorías en las competencias para que el grado de competencia sea lo menos posible y ganen los mas posibles...hay pruebas en que apenas hay tres participantes... ¡y se reparten tres medallas!

No se en qué medida los paralímpicos son más que juegos de la solidaridad, juegos de la tristeza; no me imagino a un padre orgulloso de que su hijo sea un deportista de esas justas; al margen de su amor de padres. Claro, la actitud de ellos es magnífica, su acompañamiento es muy loable; por desgracia la realidad es muy dura, se requiere mucha solidaridad y comprensión; por eso nadie quiere organizarlos..., es imposible financiarlos, nadie paga por lo que le asusta, nadie quiere ser un discapacitado, eso asusta a cualquiera, por eso se trata de paliar la realidad otorgando un montón de medallas... verá usted como difícilmente los atletas de los Estados Unidos serán tan dominantes como en los olímpicos, verá usted la lluvia de medallas....; verá como México y sus competidores ganarán al menos unas 20 medallas... por lo menos.

Pero esto nunca será atractivo para la vida cotidiana; solamente será un buen pretexto para decir que estos si ponen el nombre de México muy en alto...; que estos si son orgullo de México..., pero nadie en su sano juicio querría ser un discapacitado para estar ahí... de hecho se está ahí por eso... por su discapacidad.

Son juegos solidarios, nadie los quiere organizar porque no hay forma de hacerlos sustentables... nadie quiere gastar lo que cuestan... por eso se les obliga como parte de las condiciones de otorgarles el derecho de organizar la olimpiada.

Bienvenidos a la realidad ácida y complicada, lo que se acostumbra es aplaudir y apoyar en lo posible, su esfuerzo es innegable, el gusto es de cada quien; pero por encima de ello está su derecho a ser o intentar ser lo que buscan y desean.

Espere las muchas medallas.


Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: