lunes, 12 de septiembre de 2016

8050. LA DEUDA FEDERAL, ESTATAL Y MUNICIPAL.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista, periodista, reportero y escritor.
Desde Zamora, Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI

SEGUNDA PARTE

Sin un mecanismo de control, los estados y los municipios se han endeudado a cifras alarmantes, si la deuda federal es de varios billones de pesos, la llamada interna, ha rebasado el billón de pesos, más los respectivos intereses, que éstos son deuda.

De verdad ha resultado preocupante, alarmante la facilidad como un estado, un municipio se puede endeudar, las justificaciones siempre han sido las mismas: para obras, éstas de mala calidad en el mejor de los casos. Llega una nueva administración y la novedad es que a proveedores se les deben millones de pesos, obras que no se terminaron y ya no se tiene dinero y el préstamo es la solución.

A la deuda de los estados y municipios, que se le conocía como interna, ahora la llaman subnacional y la definen como todas las obligaciones de pasivo, contratadas directa o indirectamente, derivadas de financiamientos a cargo de los estados, de los municipios y ahora se incluye al Distrito Federal.

No tengo el dato de cómo esté la deuda en este 2016, este año tomaron posesión de su cargo, o tomarán varios gobernadores y presidentes municipales, entonces se tendrá información del endeudamiento que dejan aquellos que tranquilamente se van. Sin embargo, al primer trimestre de 2015 el saldo de la deuda de las entidades federativas y los municipios en su conjunto ascendió a 510,030.8 millones de pesos. Esto representa un crecimiento real de 343% entre 1993 y 2015 y en ese trimestre, las tres entidades con la mayor deuda fueron: el Distrito Federal, Nuevo León y Chihuahua con 65.8,56 y 41.3 mil millones de pesos, respectivamente. A ese mismo trimestre, los tres municipios con la mayor deuda fueron: Tijuana, Guadalajara y Monterrey con 2.5, 2.4 y 2 mil millones de pesos, respectivamente. Ya para Diciembre de ese año, la deuda creció y se tuvo de la siguiente manera: Ciudad de México 71,083.6, Nuevo León con 63,832.0, Veracruz con 45,879.8, Chihuahua con 42,762.1 y Estado de México con 41,697.9 --todos en miles de millones de pesos--. Nuestro Michoacán anda en los 20 mil millones de pesos.

Ahora vamos a ver los efectos que ocasiona que un estado o municipio se endeude: Recortes a la inversión pública en sectores sociales básicos como educación y salud. La disminución del gasto público social afecta al desarrollo del capital humano y, por tanto, el crecimiento económico.

Aumento de la marginación y la pobreza extrema, principalmente en zonas rurales, lo cual restringe el acceso a los servicios sociales básicos, debido a la concentración del gasto público y a que los escasos recursos públicos se concentran en zonas urbanas, quedando desprotegida la población rural.

Las brechas de ingreso y la polarización social aumentan a consecuencia de la falta de mecanismo de transmisión al desarrollo humano. El crecimiento económico sin equidad genera una creciente desigualdad social entre ricos y pobres.

Deterioro ecológico derivado del crecimiento irregular de las ciudades así como de la presión por el aumento de las exportaciones orientadas a generar las divisas para el pago de la deuda, sobreexplotando la tierra y recursos naturales no renovables. Lo anterior reduce la producción para el mercado interno, provocando el desbasto local de alimentos en los países exportadores de estos bienes. Existe, sin embargo, una gran evidencia empírica realizada en el Banco Mundial que indica que, cuando una nación se desarrolla económicamente, sus indicadores ecológicos también mejoran.

No se menciona pero debemos considerar que el objetivo para el que gobierno estatal o municipal pide dinero prestado, no se cumple.


Tomado en parte del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: