jueves, 22 de septiembre de 2016

8084. PAMBAZO DURO.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Pambazo duro.
Tía Carolina se casó a los 15 años con un revolucionario de 45, tío Tomás, que llegó a General a tiro limpio. Espectacularmente guapa (de las de Autlán de la Grana, Jalisco), cuando andaba cerca de los 60 de edad, todavía llamaba mucho la atención, más cuando iba con su marido -a los que no los conocían, uno estaba acostumbrado-: ella de quitar el aliento y él, feo de cortar el hipo, un bárbaro grandote, más tieso que derecho, la piel como de zapato sin bolear, que de joven ha de haber sido muy fuerte porque a sus casi 90 años, te saludaba de mano y sentías flojitas las rodillas. Ya grandecito el del teclado, supo por la abuela Elena, que tía Carolina había sido la adoración de su padre, un ranchero mediano tirando a adinerado, que había tenido al hilo 9 hijos varones hasta que llegó ella y  se volvió la niña de sus ojos, y cuando el bestia ése, sombrerudo, cananas terciadas y fusil en la mano, le fue a decir que iba por la niña (no la pidió, nomás avisó), le respondió que primero lo mataba, y el inminente yerno le contestó “lo que usté’ disponga”, pero que entonces no había remedio, iba a tener que matarle también a los nueve machitos y ya en esas, se quedaba con el ganado y sus tierras, la casa y por supuesto, la niña, “y por su viuda veré, no tenga pendiente”, que fue cuando el papá de tía Carolina pronunció una frase que en su tiempo fue famosa: -“No le molesta que mande por el cura, ¿verdad? –y entregó a la niña de sus ojos, digo, que no era cosa de perder todo si podía salir casada, como Dios manda. Y resultó buen marido.

Ayer, Televisa informó que la Procuraduría General de Justica (PGR), o sea, la Procu del gobierno federal priísta, hizo una diligencia judicial en el Palacio de Gobierno de Veracruz, gobernado por el PRI. Fueron con policías federales armados previendo que la policía local tratara de impedir el operativo en que le tomaron declaración al priísta Secretario General de Gobierno de la entidad que gobierna el priísta Javier Duarte, y catear las oficinas del priísta director general de Catastro y Valuación, a quien le informaron que pasó de testigo a inculpado, porque se supone que por instrucciones de don Duarte (del PRI), ocultó información a la PGR (del gobierno federal priísta), sobre las propiedades de su Gobernador (priísta), solicitada antes “con carácter de urgente y confidencial” -según el diario ‘El Financiero’-, “sobre propiedades del mandatario estatal (priísta), y también los antecedentes catastrales de 69 personas físicas y morales. Entre ellas, la esposa de Duarte, Karime Macías Tubilla, y su hermano, Daniel Duarte”. Antes, el 26 ó 27 de junio pasado, en conferencia de prensa, la Coparmex, la Canaco, la Cámara de la Construcción y el Colegio de Arquitectos, informaron que el gobierno priísta (del PRI, sí, no se distraiga) les debe más de 714 millones de pesos.

En Chihuahua, el gobernador priísta César Duarte Jáquez, también trae en el lomo a la PGR (la del Ejecutivo federal priísta). Lo investigan por el aparente depósito de 80 mil millones de pesos del erario en una sociedad financiera privada, en la que es accionista el mero Secretario de Hacienda del estado. Aparte, Televisa se ha encargado de mantener hirviendo la pantalla con reportes de una compañía de aviación propiedad del gobierno priísta del estado, que dicen ha sido un pozo sin fondo, para que viajen políticos, amigos y familiares, porque nada más los pelados vuelan en líneas comerciales (uno no sabe nada de las costumbres de nuestros distinguidos gobernantes). Y encima, un empresario español dio una entrevista a Televisa y dijo que el priísta Gobernador le quiso pagar con dinero del erario una deuda personal, que tiene  demandado al priísta Gobernador y hasta embargado. El priísta Gobernador llamó por teléfono al noticiero y dijo que no es cierto… y puede ser que no, pero, palo dado...

También ayer, la prensa dijo que desde mayo de este año es investigado por la PGR, Miguel Alonso Reyes (del PRI) quien hasta el 11 de septiembre pasado, fue el gobernador priísta de Zacatecas (del PRI, no se haga bolas), por enriquecimiento ilícito y peculado. Aparte, fue acusado por empresarios de allá, de que adjudicaba contratos y pedidos a ‘amigos y allegados’, y que además, su hermano mayor -dicen ellos, vaya usted a saber si es cierto- cobraba ‘diezmo’ por la adjudicación de contratos de obra pública (raro ‘diezmo’, que ‘diezmo’ es el 10%, pero ellos cobraban el 20, lo que añade a la corrupción la incultura… debe ser agravante).

Antier, día 20, el presidente nacional del PRI, entrevistado por Alberto Morales de ‘El Universal’, declaró estas linduras, respecto de sus compañeros de partido: “Estamos a favor de que se investigue éste y cualquier otro caso en el que se presuman actos de corrupción” (advirtiendo que espera que se haga a las derechas)… “(estamos en el PRI) a favor de defender la reputación de nuestros militantes cuando las acusaciones sean infundadas o políticamente motivadas”… “El buen juez por su casa empieza”… o sea: PRI sí come PRI.

No es un súbito ataque de honradez, no sea mal pensado (de pensar equivocadamente, mal), no: es que cuando el barco hace agua, hay que tirar lastre. En junio pasado el PRI perdió estrepitosamente las elecciones, fue derrotado en 7 de 12 elecciones estatales, entre ellas, en cuatro gobiernos que siempre tuvo (Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, que nada más Veracruz es tragedia por su inmenso peso electoral y económico). Con eso bastaría para que el proceso de sucesión de Peña Nieto en 2018 lo vean los priístas en la cola de un venado, pero encima, no amaina el fuego graneado con que se bombardea a esta administración desde la prensa extranjera y nacional.

Los priístas son lo que usted quiera, tontos, no. Van a poner en el rosticero a quien haga falta para asegurar cuantos gobiernos estatales puedan… y si eso le hacen a los del mismo PRI, que se cuiden los que no sean tricolores, si eso dice mamón blando, que no dirá pambazo duro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: