martes, 27 de septiembre de 2016

8097. CHISMES, DIMES Y DIRETES.

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente y escritor.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

“Juana Chismón es la gran mitotera, cualquier cosita la hace grande a su manera” (Enrique Sánchez Alonso “El Negrumo”)

Con esta estrofa comienza una canción que se escuchaba en las bocinas del Cine Parroquial en mi pueblo, ya hace muchos años y que hace alusión a las gentes que les gusta el chisme.

Hay y ha habido cualquier cantidad de chismosos en la historia de la humanidad, en la historia de los pueblos y ciudades. Una frase dice: “pueblo chico, infierno grande” refiriéndose a los problemas que se crean por la imprudencia y afán de protagonismo de muchos.

Por ejemplo, “Año de 1900 en el 13 que pasó, murió Benito Canales, el gobierno lo mató. Andaba tienda por tienda buscando tinta y papel para escribirle una carta a su querida Isabel.

Cuando el gobierno llegó, todos venían preguntando ¿Dónde se encuentra Canales que lo venimos buscando? Una mujer tapatía fue la que les dio razón, ahorita acaba de entrar váyanse sin dilación” A ver ¿Qué le importaba?

Diariamente escuchamos y decimos: “Que no salga de aquí…”, “A mí se me hace que…” “Te lo cuento porque te tengo confianza, pero no lo vayas a decir…” ¡Aja! “Yo no sé si sea cierto, pero dicen que…”

Pues sí, esa canción la escuchaba en mi infancia y por lo visto sigue vigente y la práctica de la comunicación extraoficial sigue en boga, aunque parezca increíble que esto suceda con tantos medios de comunicación.

Resulta que las mundialmente famosas Redes Sociales, ¿Zoo-ciales?  se saturan a diario de chismes, dimes y diretes, en muchas ocasiones provocados por uno mismo: “Estoy en tal lugar con…” “Acá de paseo en…” “El amor de mi vida es…” otros asuntos son inventados por gente que seguro nada tiene que hacer y hasta se preocupan por hacer montajes y con mucho veneno los “suben”. Me supongo que son personas irrelevantes que llevan una vida mediocre y opaca, por lo tanto, se meten en las vidas ajenas de prójimos, vecinos, artistas y lo que pueda llevar o hacerle morbo.

En Psicología, la gente que inventa chismes es gente que tiene una vida muy pobre e incluso vacía, que busca diversión metiéndose en la vida de otros, pero con intención destructiva, por lo que supongo que yo tengo una vida muy interesante porque a cada rato se meten en ella ensuciando cualquiera de mis actividades. Que les aproveche.

Suben frases filosóficas, comentarios políticos y deportivos, bellos paisajes, fotos y comentarios sociales. En estos días el ambiente se ha prestado para todo tipo de especulaciones y para que todo el mundo le hagamos al “reportero de nota roja”.

“Reporteros” que se desviven, no duermen por querer enterarse de primera mano de todo lo que pasa, cómo pasa, a qué hora pasa, a quién le tocó y en que andaba metido. Todo mundo queremos saber la noticia en caliente para de inmediato ser el primero en subir la noticia y externar una opinión.

Ahora se le llama “Denuncia ciudadana”, hablan con mucha seguridad, como si hubieran estado en el lugar de los hechos. Decía una amiga de Colima cuando se enteró de lo que se hablaba de ella: “Me serviría de almohada el Re Lebrón” “Y lo peor de todo, es que usan un lenguaje tan florido y arrastrado cuando están destazando la reputación de la gente, como si eso les diera más veracidad a sus anónimas valentías, “Jijos diun”

Cuando se sabe la verdad y no coincide con lo que dijo el mitotero, éste nomas dice: “A mi así me lo contaron”, siendo que habían jurado que ellos casi lo vieron, acababa de pasar cuando ellos llegaron, un minuto más y les hubiera tocado. Pinche gente.

Lo vivimos este fin de semana con la pequeñita que se extravió durante el Desfile del 16, ¡Pá su mecha! En lo que se los cuento ya había decenas, bueno, muchas versiones al respecto y cada una era narrada “de primera mano”. Hubo quienes ya le habían puesto precio al cuerpecito de la niña, hablando del tráfico de órganos, diciéndolo como si tuvieran en la diestra los filamentos capilares de la consorte del asno.

Se veía en las fotos una niña muy bonita, simpática, como mis nietas, me cayó muy bien, y tener que imaginarla hecha pedazos en manos de gente “Jija” cuando afortunadamente no llegó a esa situación, pero si a que la hicieran pedazos los chismes de lenguas largas de Juanas Chismón que la destazaron y nos entregaron los pedacitos, tal como sucede con la honra, el honor y la reputación de muchas personas que no han hecho más que salir adelante luchando “Como macho pelón”.

Dicen, yo no lo oí, ya ven, a los personajes se les inventan frases, o bien, todo lo que dicen tiene relevancia, pues dicen que dijo el Gran Mimo Cantinflas, que lo único que no se perdona en México es el éxito por esfuerzo propio.

Otros “Adivinos” menos crueles, pero también metiches ya la hacían cruzando fronteras vendida en sumas fuertes de dólares a parejas incapaces de engendrar chiquillos. O bien, que había sido raptada por familiares ardidos por alguna envidia o coraje en contra de los papás.

Hoy lunes, las redes mostraron fotos de la niña en brazos de un policía al ser rescatada y que se encontraba bien, al menos sin signos de violencia o mal trato. Me gustaría ver la cara de babosos que tanto hablaron y que ahora tendrán que (Afortunadamente) tragarse sus palabras que tanta angustia nos causaron.

¡Chiflen a su máuser!

Pero eso nunca acabará, existen revistas y programas especializados en chismes de famosos, bueno, famosos en su medio, que se encargan de “chismear” desde cuánto pesa fulana, si se operó, si ya se alejó de su pareja, si es hijo de aquel y si aquel lo reconoció o no y que, si tal o cual actor es alcohólico, drogadicto o tiene otra gracia.

Las mencionadas revistas están al alcance de todo mundo, hombres, mujeres y niños de todas las edades, en las esquinas mostrando pieles y cueros que son y que fueron, respectivamente. En la TV también hay los programas especializados y hasta los noticieros se lucen entre noticia y noticia, comentando chismes políticos.

El chisme es un ataque directo al honor y decían(dicen) los sabios como Platón que proferir o iniciar chismes, era como un triple asesinato porque mata tres personas a la vez: 1.- Al que lo está diciendo, pues cava su propia tumba y pone en evidencia su pobreza moral y espiritual. 2.- A la persona de la que se habla, ya que es un ataque al honor e integridad de las personas. 3.- Al que escucha el chisme, porque se convierte en cómplice del asesinato de las personas que involucran en el chisme.

Otro. Llega un alumno de Sócrates con el gran maestro muy agitado, y le dice: ¡Maestro! quiero contarte como un supuesto amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…

Sócrates lo interrumpió: ¡Espera! ¿Lo que vas a contarme ya pasó la prueba de los tres filtros?

¿Los tres filtros?

¡Sí! -replicó Sócrates. El primer filtro es La Verdad. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos? No, realmente, no.

El segundo filtro es la Bondad, ¿Lo que me quieres decir, por lo menos es bueno? No, al contrario, creo que no.

El tercer filtro ¿Es Necesario? Para ser sincero, no… no lo es.

“Entonces-sonrió el sabio- si no es verdadero, ni bueno ni necesario… sepultémoslo en el olvido”

“¡Oiga usted!” Decía Don Paco Malgesto y “¡Ahí está el detalle”! dijo Cantinflas ¿Ponernos a estudiar para llegar al nivel de los filósofos? ¡Tá cañón! Teniendo tanta literatura barata con chamaconas a medio vestir, películas que ¡hay carajo! Canciones tan ilustrativas y ¿Leer los Diálogos de Platón? ¡Tá cañon!

Por hoy, ya me empadroné y me voy a votar.

Saludos afectuosos y cariñosos a Toda mi Familia y a Todos mis Amigos.

Rafael Ceja Alfaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: