viernes, 30 de septiembre de 2016

8114. CON UN DÓLAR CARO, ES INEVITABLE: SUBIRÁN TORTILLAS, HUEVOS Y PAN.

Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Dulce Olvera.
Septiembre 27, 2016 - 12:07 am.

El 47 por ciento del maíz, el 32 por ciento del trigo y el 35 por ciento de los productos lácteos que se consumen en México son importados. Es decir, un comerciante los paga con billetes verdes y, para no tener pérdidas por un dólar en 20 pesos, debe vender sus derivados a un precio más alto. En este caso, la tortilla, el pan y el huevo, base de la alimentación de los mexicanos. La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), contrario a lo dicho por la Secretaría de Hacienda, aseguró que la depreciación del peso afecta de manera directa a la economía de las familias.


Ciudad de México, 26 de septiembre (SinEmbargo).– Un dólar en 20 pesos, como lo ha estado desde la semana pasada, impacta en las importaciones y, por lo tanto, los precios de bienes de consumo nacional como la tortilla, el pan y el huevo subirán un 20 por ciento, alertó la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

La depreciación acelerada del peso frente a la divisa estadounidense, derivada del gran endeudamiento del país y de la incertidumbre que genera la candidatura en Estados Unidos de Donald Trump, afecta de manera directa a toda la economía de las familias mexicanas, agregó.

“Ya está empezando a darse el fenómeno del alza de un 20 por ciento en distintas zonas, pero la Profeco no lo reconoce hasta que se vuelve generalizado. Es complicado medir cuándo se acabó el maíz o trigo importado que se compró a cierto precio; va a haber mucha especulación. Se avecina [el aumento] en el huevo, en la tortilla y en el pan”, aseguró el presidente de ANPEC, Cuauhtémoc Rivera.

La frontera comercial  entre México y Estados Unidos es una de las más importantes del mundo. De acuerdo con la organización, ambas economías comercializan a diario 20 mil millones de pesos de productos entre exportaciones e importaciones. “Es un mundo de dinero”, declaró Rivera. Sin embargo, dijo, el candidato republicano insiste en que de llegar a la Casa Blanca modificará el Tratado de Libre Comercio (TLC), lo que disminuiría el monto de las operaciones comerciales entre ambas naciones.

El 47 por ciento del maíz, el 32 por ciento del trigo y el 35 por ciento de los productos lácteos que se consumen en México son de importación, es decir, se pagan con billetes verdes, expuso la ANPEC. Justamente esos productos son la base de la alimentación del mexicano, ya que de ellos se derivan la tortilla y el pan, productos cuyo precio debe subir el comerciante para no tener pérdidas.

Otro ejemplo, afirmó ANPEC, es el huevo. Se calcula que 29 mil 834 toneladas se importan a México cada año. Y este año, el fortalecimiento del dólar ha provocado que el peso se haya depreciado un 13 por ciento.

“Todo esto generará una burbuja inflacionaria, que afectará el consumo de la ya deteriorada economía familiar en nuestro país y empobrecerá aún más a los 55 millones que viven en pobreza y pobreza extrema”, determinó la ANPEC en un comunicado.

Además, añadió Rivera en entrevista, el incremento en el precio de las gasolinas –lo cual se traspasa al costo de transporte y abastecimiento– impactará en el precio de la canasta básica.

Hasta el momento, la tasa de inflación, aunque se ha acelerado, sigue sin rebasar el objetivo del 3 por ciento del Banco de México (Banxico), institución que se encarga de controlar el precio de los bienes y servicios.

Diversos grupos financieros no coinciden en si el banco central debe subir la tasa de interés el próximo jueves o debe esperarse hasta diciembre, ya que una tasa alta, actualmente en 4.25 por ciento, puede frenar el consumo interno, la base de la economía.

“Hoy la inflación está contenida”, aseguró el Presidente Enrique Peña Nieto en entrevista radiofónica. “Hoy no hay un alza en el precio de los productos, pero puede haber un impacto en esto. La responsabilidad del Banco de México es cuidar que tengamos una inflación baja”, expresó.

¿CUÁNTO HAN SUBIDO DESDE EL AÑO PASADO?
ADEMÁS:




Académicos advierten sobre una nueva oleada de pobreza; México tiene el peor salario regional





De acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), el precio de la tortilla se ha mantenido estable durante dos años, salvo cuando se disparó en febrero; el precio del huevo blanco ha bajado y el del pan no ha oscilado.

En septiembre y en promedio nacional, un kilo de tortilla se ha vendido en 12.74 pesos frente a los 12.54 pesos en que se ofertó en enero, cuando el dólar cotizaba en 17 pesos. En septiembre del año pasado, el producto valía 12.50 pesos cuando el dólar estaba en 17 pesos y en enero de 2015, cuando el billete verde estaba en 14 por uno, el kilo costaba 12.45 pesos.

Cada habitante de México cuenta para su consumo, con 188 kilogramos al año de maíz, lo que equivale a poco más de medio kilogramo por día, considerando diferentes presentaciones como son harinas, tortillas y botanas, documentó la Encuesta Nacional Agropecuaria de 2014.

Una pieza de pan se ha comercializado en 1.97 pesos en septiembre, en comparación con el 1.93 pesos en el primer mes del año.

El kilo de huevo blanco se ha dado en 19.58 pesos este mes frente a los 18.89 pesos en enero, los 22 pesos de septiembre de 2015 y los 31 pesos de enero del año pasado.

La semana pasada, Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), declaró que a pesar del aumento en los bienes de importación, “ha sido contrarrestado con otros fenómenos, principalmente relacionados con reformas estructurales”, en especial la Reforma Hacendaria que le está dando más peso a los ingresos tributarios que a los petroleros.

“No está relacionado con una pérdida de poder adquisitivo en las familias”, dijo para Radio Fórmula. “Lo que no se ha dado hace muchos años en México es que el tipo de cambio mueva las expectativas de inflación y, por lo tanto, mueva todos los precios en su conjunto”, aseveró el funcionario.

Eso podría cambiar.

LA DEUDA Y TRUMP, EL DOLOR DE CABEZA DEL PESO
ADEMÁS:





Trump le pega a México… y   aún no gana: la inversión 
extranjera y el peso resienten al bocón.




La ANPEC exigió la inmediata implementación de acciones que permitan activar el mercado interno del país ante el actual tipo de cambio.

“La devaluación del peso es un síntoma más del momento crítico que atraviesa el país”, aseguró en un comunicado. “Es motivo de preocupación nacional”.

De acuerdo con los pequeños comerciantes, la depreciación del peso obedece “a una inestabilidad generada por un grave endeudamiento por el que nos cobran altas tasas de interés”.

La deuda neta del Gobierno federal se ubicó en la primera mitad del año en 6 billones 519 mil 981.7 millones de pesos, el 34.5 por ciento del PIB. Sin embargo, al ritmo veloz que lleva, el Centro de Investigación Económica y Presupuestal (CIEP) calculó que la deuda total, es decir, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), finalizará en 2017 en el 50.2 por ciento del PIB.

“Es una deuda con tasas de interés muy altas; le está constando al país mucho dinero”, afirmó el director de la ANPEC. Ante el alto nivel de endeudamiento, las calificadoras han lanzado alertas amarillas y el siguiente paso es que reduzcan la calificación crediticia. “La economía mexicana está entrando en una curva en que debe más de lo que puede pagar, lo cual quita la confianza a las inversiones extranjeras”, expuso Rivera.

Eso, añadió, se suma a la campaña en contra de los mexicanos que trabajan en Estados Unidos, la cual ha sido orquestada por el candidato republicano Donald Trump.

“Trump pretende criminalizar a los connacionales, cuando de lo único que son responsables es de aportar con su trabajo riqueza al vecino del norte. Incluso el candidato a la presidencia de los Estados Unidos amenaza con renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC); pretende reducir el comercio entre ambas naciones. Además busca construir un muro en la frontera”, aseveró la ANPEC en el comunicado.

La cotización del dólar y el peso ha ido a la par de los comentarios de Donald Trump contra México, así como de su posición en las encuestas. A mayor posibilidad de que gane, más terreno pierde la moneda nacional, de acuerdo con las cifras y con diarios internacionales como Bloomberg y Financial Times.

Sin embargo, el huracán Trump no ha sido la única ola que ha golpeado a la divisa azteca, han dicho economistas.

En conjunto, lo ha sido la incertidumbre por el incremento en la tasa de interés de Estados Unidos por parte de la Reserva Federal; la añeja caída en picada de los precios del petróleo; la inesperada decisión del Reino Unido de separarse de la Unión Europea y un pesimismo global respecto al comportamiento de la economía del mundo. Y, por su puesto, la preocupación de que el magnate sea el sucesor de Barack Obama.

Al final, las familias mexicanas son las afectadas al tener que pagar más por alimentos básicos.

“México debe evitar endeudarse más y reorientar el gasto público para fortalecer la economía interna; el barco debe seguir a flote. Hay que establecer prioridades para las familias mexicanas”, finalizó Cuauhtémoc Rivera.

También te puede interesar:

VER MÁS ACERCA DE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: