lunes, 3 de octubre de 2016

8119. ZAMORA, JACONA... INSEGURIDAD RAMPANTE.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

ENTONCES ME QUERÍAS

Ayer el viento apenas susurrante
a mi ventana se acomodó insolente,
me dijo a la mañana que lejos, sin retorno,
ha quedado la historia amada
de un tiempo que fue el nuestro.
entonces me querías..., decías,
la voz rebotaba en tus palabras,
taladraba mi oído y mis entrañas,
me hacía imaginarme nuevo.
Ayer el viento insolente me lo ha dicho,
voces del recuerdo..., aquellos tiempos,
éramos otros..., éramos aquellos.

eliseo.

Hace años, un abogado conocido me comentaba la posibilidad de trasladarse a Zamora con la intención de tomar casos de narcos... ¡según él era una buena zona para ganar mucho dinero defendiéndolos!

Una muy querida amiga, en tono de broma me previno al establecerme en dicha ciudad... ¡cuidado..., en Zamora a las nueve se sueltan los leones; no hay orden y bajo tu riego sal a la calle!

Una muy querida colega universitaria me comentaba asustada que los días que salía  a las diez de la noche de la universidad, no sabía si tomar un taxi o correr rumbo a su casa ¡con el Jesús en la boca! por temor a ser asaltada.

Hoy. 2 de Octubre del 2016, es una pena constatar que este tipo de situaciones, en lugar de mitigarse se han incrementado; Zamora y Jacona, lejos de ofrecer un aspecto confiable, se han convertido en mero centro de violencia de dos tipos; a cual más de lamentables.

1.- Violencia e inseguridad típica propia.

2.- La narcoviolencia.

En el primer caso tenemos un tipo de inseguridad producto de la mala  planeación social típica del país: amontonamiento urbano e improvisación de un remedo de tejido social congestionado de desempleo; malos salarios, corrupción en las instituciones de seguridad. Esto hace que Jacona después de la calle principal, es NO recomendable caminar por el resto de sus calles una vez que se hace la noche. Por otro lado, Zamora es una ciudad terriblemente desigual en la que el comercio y agricultura de contrato con el mercado norteamericano lograron generar una pequeña burguesía acomodada, pero fuera de ese pequeño círculo de bonanza se levanta una "lumpen-sociedad" vergonzante generadora de alta natalidad, bajo nivel de preparación, mucho desempleo y una tendencia a la marginación de los beneficios aparentes de la región.

Todo esto es un caldo de cultivo terrible para la corrupción de las autoridades; para la actitud de reproche de las familias empobrecidas y sin futuro; todo esto al final hace que las clases medias trabajadoras se sientan lastimadas en su derecho a disfrutar algo más que salir a trabajar y encerrase en sus casas por temor a ser asaltados. De hecho, son las clases medias las que emiten permanentemente el grito a modo de susurro en contra de la inseguridad; por eso hoy podemos decir que ese susurro es un grito social que se musita en cualquier calle de estas dos desordenadas ciudades.

Aproximadamente desde el año 2000, justo con la llegada al poder del PAN; hay una notable escalada de inseguridad mezclada con violencia sádica que se ha establecido en la región; son los mercenarios identificados como "crimen organizado" que se han establecido de tal manera que se han dedicado a robarles a los ciudadanos el derecho a sentirse dueños de los espacios de trabajo y sus hogares mismos. Ya no hablamos de la inseguridad propia del desorden social con que han crecido las ciudades en México; se expande el rumor de que los criminales organizados se dedican a extorsionar a los empresarios de la región; ya se sabe que está prohibido decirlo; quien hable pone en peligro a su familia; igual se murmura que los que han   reaccionado a tiempo se han ido de la ciudad; ahora si que como lo menciona el título del libro de Milan Kundera..., LA VIDA ESTÁ EN OTRA PARTE.

Por desgracia podemos decir que este tipo de violencia se ha establecido en la región; incluso hay una sentencia que...¡para variar! se rumora en la calle: el peor negocio en la actualidad es tener éxito en los negocios..., puedes pasar a perder la tranquilidad en tu vida.

Parece broma..., no lo es; hoy hay una pregunta con doble respuesta y doble explicación: ¿quién manda en la región? el discurso oficial de las autoridades federales, estatales y municipales, incluso haciendo el ridículo afirman que todo está bajo control; que no hay problema, que el crimen organizado está controlado.  Lo que viven los ciudadanos cada día es todo lo contrario: cada vez es menos seguro vivir, transitar y trabajar en la misma; hoy se ha llegado al ridículo que significa la derrota de una sociedad cualquiera, no solamente Zamora y Jacona: se ha perdido la confianza en las instituciones que la propia sociedad ha generado y paga con sus impuestos.

En política se denomina estado y sociedad fallidas; para los habitantes de la región es simplemente vivir con el desencanto de no saber en quien confiar.

¿De plano no se merecen una vida mejor...?

¡Y nos quejamos de Donald Trump...!

Le abrazo con cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: