miércoles, 5 de octubre de 2016

8129. EL QUESO QUE ES, NI LO HUELEN.1

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente y escritor.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Por ahí en las esquinas cercanas a lo que fue La Estación del ferrocarril, cerca de la actual Glorieta, había una cenaduría y siempre llegábamos saliendo de “La Noturna” por una tostada o unas enchiladas y por supuesto que a saludar las a chamacas vecinas con quienes había un coqueteo permanente.

Entre ellas había una chamaquita con su carita llena de espinillas, y como a la tortilla de arriba, todos la hacíamos a un lado y de paso “se la cargábamos” a alguno de nosotros (Los compañeros) y ella nomás sonreía, un día, supongo que enfadada de tantas bromas, nos soltó la frasecita: “El queso que es ni lo huelen” y continuó diciendo: a mí el que mero me gusta es fulanito; dicho fulanito era un compa que también con frecuencia iba a cenar pero que nada tenía que ver con nosotros. De esta forma nos mandó por un tubo a todos, es decir, ni en cuenta.

En la Amistad algo de esto ocurre, creemos ser o tener amigos y resulta que solo somos usados para alcanzar algo, o bien, lograrlo nosotros. Miren, la amistad es algo muy bonito y todos hemos brindado y recibido grandes favores y grandes desilusiones. Aun así, los amigos somos a todo dar y a veces a todo quitar. Cuántas veces hemos repetido la frase “Y me salió barato” cuando a un “amigo” le prestamos una lana y no nos la pagó y de paso “nos saca la vuelta”

Me vino a la mente la anécdota con todo y frase al estar platicando, después de muchos meses, con el Amigo Filósofo de Purepiru acerca de La Amistad. Ustedes saben, una palabra abstracta al cien, al igual que La Verdad. Nos dijeron en los cursos de filosofía que solo hay una verdad y muchas opiniones, tantas como seres humanos queramos opinar, que claro, cada uno argumentamos que tenemos la verdad y… ¿verdad que no? Es más, ni Niurka tiene su Velda.

Todas las religiones se ostentan como propietarias de la verdad, de mensajes celestiales, de profecías, predicciones de catástrofes, fines del mundo, castigos por horrorosos pecados, promesas de cálidos infiernos ¿El cielo? ¿What?

Además, no es aconsejable andar por el mundo hablando con la verdad, se hieren muchas susceptibilidades, unos lloran, otros ríen, a otros les da por andar crucificando, pregúntenle a Jesús.

Bueno, la Amistad, el tema es la Amistad, un valor universal, un camino de dos vías, si es así perdurará por siempre, si se transita por un solo sentido, seguro se romperá algún día y es aquí donde inicia el tema: ¿Hay buenos y malos amigos?

Les contaré una anécdota: Enrique y Roque eran vecinos con solo una cerca de piedra de por medio y claro que llevaban una armónica vecindad, Enrique muy bromista y muy “Dichoso” dicharachero, Roque tranquilo y callado, se da el caso de que en casa de Roque llega la visita de la cigüeña por primera vez. Contento se lo cuenta a su amigo y vecino y lo invita como padrino de bautizo, éste lo acepta mostrando gestos de alegría; viene la segunda visita de la palmípeda y nuevamente es invitado el vecino a llevar a la pila bautismal al recién nacido; con gestos de simulada complacencia acepta de nuevo.

Llega el tercero y la escena se repite, Enrique esta vez mostrando marcado desagrado le dice a Roque: “Mire compadre, este es el último pinche monito que le llevo a bautizar, ya me agarró de su endejo”. Por una sola vía y en un solo sentido, seguro habrá choques.

Es común, no aceptable, ver “amigos” colgados de “amigos” por los cigarros, las cervezas, los tacos, los préstamos, de cualquier tipo de favores y cada vez surgen elogios hasta exagerados. ¡Ah! Pero el día que no se puede o no se quiere complacer al “cargado” ¡Agárrate! Habla pestes, truenos, rayos y centellas. Además de que pone en entredicho la amistad…del otro. ¡Qué poca!

Recuerdan este chascarrillo: Con el Coliseo a reventar, Hércules se prepara para hacer demostraciones de su fuerza y le pide al público que sugiera las proezas, una voz de entre el monstruo de mil cabezas grita que mate un león, el público se anima y apoya la petición, en segundos el dorado cuerpo de la fiera queda en el suelo, el “Respetable” enloquecido pide que sean dos leones y luego tres, enseguida tres leones y dos toros, Hércules se crece acabando con las fieras. Pero… la gente no sabe que pedir y aquella primera voz se escucha nuevamente gritando: “Que les haga el amor a cincuenta mujeres, en coro el pleno del Coliseo grita SI. Bajan bellas doncellas de todo el tendido, más de cien.

Hércules inicia la prueba que le exige su público y al parecer si lo logrará, todo va bien, el público enloquece aún más, pero como dicen los chavos ¡OMG! Llegó al número 40 y se veía muy cansado, la 49 apenas y…No puede con la última, no puede con la numero cincuenta ¡La fatalidad!!La tragedia!  La misteriosa voz grita “Hércules es puñal” reina un silencio de cinco segundos y enseguida el pleno manifiesta su aprobación: ¡SI! Pobrecillo de Herculillo.

La Amistad es lealtad, es nobleza, “Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere” es aceptarse así, tal como cada quien es, no se ve ni se toca, es abstracta, pero se siente, se percibe. Habemos quienes hacemos mejor o peor uso de ella, pero es indivisible, de una sola pieza, por lo tanto, ¿Somos o no somos amigos? Que esa, es más bien la pregunta porque la amistad la usamos como lambisconería, adulación, con ventaja y conveniencia. De tal manera que existan muchas frases alusivas tanto para defender, otras para exhibir a quienes se presumen de amigos y no. “Al nopal lo van a ver solo cuando tiene tunas” y yo creo que aquí ponen al nopal por baboso ya que de hecho a todos los árboles se les visita cuando están en producción, nada más que nos parecemos al nopal. “No es lo mismo un viejo amigo que un amigo viejo” “A mis amigos los cuento con los dedos de las manos y me sobran ocho” “Vale más un amigo que un peso en la bolsa” “Vale más la amistad que el dinero” y muchas más frases que la humanidad ha ido acuñando.

En cierta ocasión, platicando con el médico Vicente Villa me preguntó por un “amigo” le dije que ya hacía tiempo que no me hablaba, me contestó con mucha seguridad en sus palabras “Algún favor les habrás hecho”, y sí.

Si es BUEN ENEMIGO, quiere decir que es constante en su calidad de enemigo, pero si ese enemigo parece ser amigo, entonces será un MAL enemigo y un peor AMIGO. Hay “amigos” que pronto enseñan el cobre.
Cada quien valoremos. Veamos algunos tipos de amistad:

“Amigo, vaya un amigo, que sabiendo que ella me estaba traicionando, me dijo: ella te ama, su ilusión es tan solo a tu lado volver, mentira, era mentira, el amigo del alma me robo su querer”

Y esta preciosa canción con una bella interpretación en las voces de Sara Brightman y José Carreras.

“Yo, yo necesito conversar/ porque adivino que ya sabes como soy/ tú me has conocido, siempre/ Tu, cuando me miras, ¡ay! Puedes ver/ dentro de mí lo que no puedo entender/ yo te conocido siempre”

Amigos para siempre/ es lo que yo quisiera ser/cuando estás sola y no tienes nada que hacer/ un gran amigo a tu lado a de estar/
Amigos para siempre”

Alberto Cortés dice: “Cuando un amigo se va/ queda un espacio vacío/ que no lo puede llenar/ la llegada de otro amigo”

Mientras que Roberto Carlos quiere tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar.

Para finalizar, hay un instructivo “Como eliminar amigos de Facebook” y según comentan que hay quienes tienen 55,000 “amigos” ¿Son buenos o malos?

Por hoy creo que ya.

Saludos afectuosos para Toda mi Familia y Todos mis Amigos que al fin todos son buenos.

Rafael Ceja Alfaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: