viernes, 7 de octubre de 2016

8141. MÁS ALLÁ DE LA AGENDA GAY.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Más allá de la agenda gay.

Nuestra raza es la raza maestra. Nosotros somos dioses sobre este planeta. Somos tan diferentes de las razas inferiores como ellos lo son de los insectos. De hecho, comparados con nuestra raza, las otras son bestias, ganado como mucho. Las demás razas son consideradas como excremento humano. Nuestro destino es gobernar sobre las razas inferiores. Nuestro reino terrenal será gobernado con vara de hierro por nuestro líder. Las masas lamerán nuestros pies y nos servirán como nuestros esclavos.
Menahen Begin.
Ex-primer ministro de Israel.


¿Qué hay detrás de la agenda gay, de los movimientos feministas que se autoproclaman de liberación y que son fomentados e impuestos a los gobiernos desde la Organización de las Naciones Unidas? Desde el punto de vista filosófico la ideología de género constituye la base doctrinal que  desde 1995, (¡¡apenas poco después de que David Rockefeller llamó a aplicar la última fase del Nuevo Orden Mundial!!) se ha impuesto en el mundo a través de instituciones multinacionales como la ONU o la UNESCO, instrumentos de la Mafia Mundial.

En nombre de la libertad se pretende imponer la idea de que las diferencias anatómicas entre hombre y mujer no son naturales, sino construcciones sociales y que no sólo hay dos sexos, o mejor “géneros”, sino cinco, y que las personas ¡¡los niños!! Pueden elegir libremente entre esos cinco géneros: hombre, mujer, homosexual, bisexual, transexual.

“Género” es un término que sustituye al término “vocación”, y que impone la idea de que el sexo es un rol socialmente construido; mientras que “vocación” es una palabra relacionada con lo esencial del ser humano y la respuesta a esa esencia en términos de comportamiento moral, las palabras “rol” o “género” implican la desaparición de todo principio moral, el triunfo del relativismo. Si no hay principios universales todo está permitido, esta idea es muy atractiva para los jóvenes a los que dirige el mensaje de la agenda gay.

Detrás de la ideología de género está la Mafia Mundial en su lucha contra la familia y la religión, pilares de un modelo de vida que ya no responde a sus intereses. El poderío económico de la Mafia Mundial a través de organizaciones feministas y del lobby gay (que tiene adeptos incluso en el Vaticano) se impuso en la mencionada Conferencia Mundial de Pekín, al punto que la ONU impuso una definición de género que favoreciera los intereses de sus amos: "El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno u otro sexo".

Una de las activistas que jugaron un papel relevante en la Conferencia de Pekín la ex diputada estadounidense Bella Abzug, afirmó: "El sentido del término género ha evolucionado, diferenciándose de la palabra sexo para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio".

El embate contra la familia y la religión se manifiesta de forma clara en una cita del  curso que se podría traducir como “Reimagen del género” que se imparte en universidades de Estados Unidos y que tiene el objetivo de imponer el concepto de género no sólo como la libertad de elegir la orientación sexual, sino ¡¡la promoción de la salud como derecho de la mujer al aborto!!

El ataque frontal a la institución familiar y en defensa del aborto se expresa en la siguiente cita: "Una estrategia apropiada y viable del derecho al aborto es la de informar a toda mujer que la penetración heterosexual es una violación, sea cual fuere su experiencia subjetiva contraria"; si la penetración heterosexual es una violación, entonces evitemos las relaciones sexuales y hagamos niños de probeta, ese es el mensaje de los promotores de la ideología de género para romper definitivamente el lazo que une a madre e hijo y acabar con la familia tradicional e imponer el aborto como un derecho. Por supuesto que esto implica la destrucción de todo principio divino.

El ataque a la religión, las reformas al sistema educativo, a las leyes en pro de la libertad de quitarle la vida a otro ser humano, son instrumentos para imponer un Nuevo Orden Mundial que requiere un hombre nuevo, con la capacidad y la “libertad” de autocrearse y erigirse así en su propio dios, una idea estrechamente relacionada con algunas corrientes de la Nueva Era (Tu eres Dios), otro instrumento para imponer el fascismo, el Estado totalitario que formará, educará y manipulara a los individuos a su antojo, como si fueran ganado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: