viernes, 14 de octubre de 2016

8164. FO MURIÓ CANTANDO.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Fo murió cantando.

“Se me olvidan ciertas cosas, pero nunca he producido tanto ni me ha apasionado y divertido como en estos tiempos”.
Dario Fo (1926-2016).
Dramaturgo italiano.


Antes de la crisis final que lo llevó a la muerte, el dramaturgo Darío Fo se pasó horas cantando, las notas de prensa afirman que: “Los médicos del servicio de neumología dijeron que el paciente estuvo lúcido y cooperativo prácticamente los 10 días que permaneció en el nosocomio. Incluso se mostraron sorprendidos, pues hasta el miércoles, antes de que se agravara y tuvieran que sedarlo, Dario Fo cantó horas, además de preguntar al personal sobre las noticias del país y el mundo, pues no podía ya leer los diarios”.

La prensa mundial derrochó elogios ante la muerte de Fo, ganador del premio Nobel de literatura en 1977: “intelectual comprometido y referente moral para la izquierda de Italia”, “artífice de una extensa obra irreverente y creativa”, “siempre enarboló la dignidad de los oprimidos”, “irreverente maestro del teatro subversivo”, “El dramaturgo italiano Dario Fo, artífice de una extensa obra irreverente y creativa, murió cantando.”, esta y otras frases igualmente significativas se escribieron; como siempre que alguien muere, se descubren al difunto cualidades que nunca tuvo.

El propio escritor se mostró vital y sorprendido de llegar a los 90 años y no estar chocho, Fo acababa de celebrar su cumpleaños número 90 con su familia y amigos, los celebró a su modo, con la presentación de un libro, pero éste autobiográfico: “Dario e Dio”; hace poco Fo inauguró el museo Franca Rame-Dario Fo, ubicado en la ciudad de Verona, que resguardará el acervo de Fo y de su esposa: textos originales de las obras de teatro de Fo, manuscritos inéditos, manifiestos, libros y fotografías, además de vestuario, escenografía, marionetas y objetos utilizados por el artista durante su larga carrera.

Autor de más de 70 libros, Fo tenía una intensa vida cultural, tan sorprendente como fructífera Visitó Colombia y Venezuela para participar en festivales de teatro y en los últimos 12 meses publicó cuatro libros. Bufón, juglar, agitador político, comunista, mimo, escritor, guerrillero antifascista, y sobre todo, un apasionado de la vida, no es fácil definir a Fo.

A pesar de su rebeldía contra las solemnidades y convencionalismos sociales Fo se casó con Franca Rame por la iglesia, su esposa murió en 2013, pero seguía presente en la vida del escritor: “soy ateo, pero Franca se me aparece todas las noches”.

La vida de Fo fue intensa, apasionada, la prensa internacional destaca que Fo “fue procesado 40 veces por “delitos de opinión”, fue censurado por la cultura oficial y perseguido por la ultraderecha hasta el punto de que Franca Rame fue víctima, en 1973, de secuestro con violación por una banda fascista”.

Conociendo el carácter irreverente de Fo, seguramente que cuando en 1980 las autoridades migratorias de Estados Unidos le negaron permiso para entrar a ese país a causa de sus ideas políticas, lo tomó como un gran reconocimiento. Cuentan que Fo, al enterarse que sus obras fueron prohibidas por el presidente Erdogan de Turquía estalló en risas y expresó: “Es como si me hubieran dado otro premio Nobel”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: