sábado, 22 de octubre de 2016

8192. PLANTAS PROHIBIDAS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Plantas prohibidas.

El mejor médico es el que conoce la inutilidad de la mayor parte de las medicinas.
Benjamin Franklin (1706-1790)
Estadista y científico estadounidense.


La herbolaria sufre el embate de las trasnacionales de la “salud”, que en realidad son los corporativos de la muerte, desde el nuevo siglo el poder de la mafia mundial se ha propuesto monopolizar el conocimiento de las terapias ancestrales basado en las propiedades curativas de las plantas, además logró la prohibición de las plantas de poder en casi todo el mundo. El poder económico de los corporativos que controlan los laboratorios les permitió corromper a los políticos de la mayoría de los países, también tienen influencia en el poder judicial, han comprado la voluntad de los jueces y así las leyes se han puesto de su lado. Al comenzar el año 2000 un gran número de países llevó a cabo reformas para prohibir el cultivo y el uso de algunas plantas medicinales, de las  plantas de poder.

Los seres humanos somos programados desde antes de nacer, no se trata sólo del entorno social-cultural que por supuesto incluye el lenguaje como una forma privilegiada de la programación esclava, se trata de un programa más complejo que incluye la mente y el cuerpo, es decir lo que piensas o te hacen pensar y lo que comes o te hacen comer.

Las pandemias de obesidad, diabetes, cáncer y enfermedades del corazón que se expanden en el planeta, por mencionar sólo algunas, son el fruto podrido de la programación para crear esclavos consumidores, ciegos esclavos de las trasnacionales de la “salud” (de la muerte).  El control de la mente y el cuerpo alcanzó un nivel planetario y con la globalización, el programa para esclavizar a las masas ignorantes llega a su máximo potencial, correlativamente, se envenena a las masas para lograr otro de los grandes objetivos de la mafia: reducir la población mundial de hombres de color.

Un caso ejemplar del control total es la prohibición de las hojas de coca y de la mariguana en países de América Latina, plantas utilizadas desde tiempos ancestrales para proporcionar energía, recreación y salud fueron incluidas como drogas peligrosas en Bolivia y México.

En México, la prohibición de la mariguana llevó a la farsa llamada guerra contra las drogas, cuyos resultados son un fracaso. El debate que se llevó a cabo hace algunos meses terminó sin resultados concretos, salvo los amparos que permitirán a algunas personas utilizar algunos derivados de la planta en tratamientos contra el cáncer y otras enfermedades graves.

A pesar de los avances en la legislación de algunos países, entre ellos Holanda, Portugal, Uruguay y Estados Unidos, persiste la persecución contra el cultivo y uso de una planta que representa un peligro, pero no para la salud de los consumidores, sino para los ingresos de los laboratorios farmacéuticos que tienen en los enfermos de cáncer y otros padecimientos crónicos, degenerativos y mortales, a clientes cautivos de por vida.

Las radio y quimioterapias destruyen no sólo a las células cancerígenas, sino a las células sanas, en cambio la mariguana ha probado ser muy útil en el tratamiento contra diversos tipos de cáncer. Los agresivos tratamientos alópatas contra el cáncer dejan a las familias en la pobreza, pero a los laboratorios con sus cuentas bancarias en constante aumento.

La resistencia de los gobiernos contra la liberación de las plantas de poder no sólo se debe a los intereses económicos de los grandes consorcios, otro de los objetivos de la mafia y de los gobiernos es impedir el la expansión de la conciencia, por eso el empecinamiento para impedir que se legisle la aprobación del uso recreativo de la mariguana. Recrear es un verbo que no les gusta a  los gobiernos que viven de la ignorancia de los pueblos; en este punto están de acuerdo las religiones y los gobiernos autoritarios, no quieren que sus ovejas despierten, mejor tenerlos idiotizados con otras drogas poderosas y limitativas como las telenovelas, el fútbol y los reality shows.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: