lunes, 24 de octubre de 2016

8197. PAZ Y PROGRESO.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Paz y Progreso.

«Nuestro Dios en la actualidad es Mamón (el dinero) y nuestro sacrificio es global…Las mujeres y los niños siguen siendo los primeros que se sacrifican, quizássin tanto ritual como antiguamente pero en la misma escandalosa proporción. Utilizamos el principio de la unidad universal para los propósitos más horrendos y los fines más ignorantes, intolerantes y suicidas».
Yehudi Menuhin. (1916-1999)
Violinista y director de orquesta.


En el año 2004 un informe de la Internacional Geosphere-Biosphere Programm de Suecia, advirtió que de no tomarse medidas para frenar el calentamiento global habría una nueva Edad de Hielo en Norteamérica, el norte de Europa, y en general en el hemisferio norte. Pero eso no es todo, la sequía sobrevendría en el ecuador y con el aumento en las temperaturas, además de la falta de alimentos y epidemias que acaban con la población, habría incendios devastadores en los bosques, falta de agua potable, envenenamiento del 25 % de las tierras de cultivo, y las guerras que siguen imparables, también diezmando a la población que se encuentra inerme ante la violencia militar y paramilitar, en otras palabras, los jinetes del Apocalipsis desatados.

Las consecuencias políticas y sociales serán imprevisibles a corto plazo, uno de los posibles escenarios es que se imponga el fascismo del siglo XXI que promueven los Señores de la guerra que no sólo tienen el poder militar en sus manos, también controlan las palancas estratégicas de la economía, el tráfico de drogas, la energía, y a los partidos políticos de Estados Unidos y de muchos otros países.

A principios de siglo la contaminación en el planeta amenazaba la existencias de miles de especies animales, vegetales además de la contaminación de la tierra y del aire por la sobreexplotación que genera la acelerada producción industrial, cuyo motor es el consumismo, la creación de falsas necesidades.

Menos de la quinta parte de la humanidad (menos del 20%), los que habitan los países industrializados, registra niveles de consumo que sobrepasan hasta 6 veces el consumo normal de un ser humano, mientras que más de mil millones de personas no tienen qué comer y otros 2 mil millones de personas sobreviven con menos de un dólar al día.

La extinción o el caos, son los caminos que se abren ante la humanidad, el tercer camino es el camino de la solidaridad, de la cooperación, del progreso sustentable, consciente.

Ervin Laszlo, escritor y fundador del Club de Budapest afirma que: “El cambio se producirá, porque la humanidad no puede continuar como antes. La guerra y el terrorismo son sólo la punta del iceberg. El cuerpo sumergido, pero que ahora comienza a emerger cada vez con más fuerza, del iceberg es el estrés creciente, la frustración y el odio generado por el empobrecimiento del medio ambiente que sustenta la vida y el reparto poco equitativo para los trabajadores de nuestro mundo económico y de nuestro sistema social.”.

El Papa Francisco lo advirtió hace tiempo, la humanidad en carrera suicida se encamina a su extinción. Sólo un cambio de conciencia a nivel planetario podrá salvar a la humanidad, pero no basta un cambio de conciencia, también se requiere la transformación del sistema económico-político y social dominante, se necesita una democracia participativa, único freno a las dictaduras y a la violencia, único camino hacia la construcción de la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: