sábado, 5 de noviembre de 2016

8235. CURSO DE SOCIOLOGÍA DE LAS CIVILIZACIONES.

Por Héctor Ceballos Garibay.
hectorceballosg@gmail.com Licenciado, docente y escritor.
Desde Uruapan, Michoacán. 
México. Para Tenepal de CACCINI

Queridos alumnos:

En la próxima clase tendremos la oportunidad de recorrer los tesoros artísticos de Argelia, un lugar que ha inspirado a innumerables escritores y pintores de Europa y Estados Unidos. Se trata de un país importante por ser crisol de culturas entre Occidente y Oriente: la púnica, la greco-romana, la bereber, la árabe, la francesa, etc. Sus paisajes naturales del mar y el desierto, de las montañas y los oasis, de las ciudades y los villorrios son tan espectaculares como su pasado glorioso en cuanto a los vestigios de pintura rupestre, sus sitios arqueológicos, sus ciudades medievales y su riqueza gastronómica y folclórica. Sin duda, pues, le sacaremos mucho provecho a la experiencia turístico-cultural de adentrarnos a la historia de esta nación bañada por las aguas del Mediterráneo.

Es un objetivo prioritario de nuestro curso el reivindicar el cruce de culturas, las bondades que surgen de la interrelación entre usos y costumbres diferentes, mismas que a veces chocan entre sí y generan muerte y destrucción (durante los periodos de conquista y dominación colonial), pero que más tarde, con el paso del tiempo y cuando se impone la paz y el progreso, devienen en un mestizaje vigoroso y creativo que se vuelve testimonio de un engrandecimiento civilizatorio en todos los órdenes: la lengua, la religión, el arte y la vida cotidiana. Los países más vigorosos y ricos son aquellos en donde más han ocurrido las mezclas y los sincretismos cultuales. Y México, desde esta perspectiva, es una caso afortunado y ejemplar.

A propósito del próximo Día de Muertos y de los videos que ahora circulan por las redes sociales en contra del Halloween, va el siguiente punteo que pretende suscitar una reflexión más profunda y menos dogmática y sectaria sobre estos usos y costumbres contemporáneos que, al igual que las manifestaciones artísticas y sociales, son producto de encuentros culturales muy diversos y complejos.

1- Buscar una pureza en estas festividades populares, al igual que desear la “limpieza” étnica o racial, es simplemente una vana ilusión. Las sociedades cambian, los flujos migratorios, comerciales y culturales son inevitables y positivos. Por ello resulta pretencioso e insensato que alguien (institución, país o persona) intente imponer un modelo único, el cual supuestamente sería puro, genuino y canónico.

2- Creer que el Halloween y Santa Claus, por ejemplo, son tradiciones gringas “imperialistas” y “colonialistas” es mostrar simple ignorancia. Tanto en la “Noche de Brujas” como en el Día de Muertos existen, entre sus antecedentes, una cantidad enorme de tradiciones celtas, vikingas, sajonas, mesoamericanas y cristianas (el día de Todos los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos), las cuales tienen una misma seña de identidad: la veneración del final de la temporada veraniega de cosechas y el inició de un nuevo ciclo de la naturaleza que transita hacia el frío y la oscuridad. En el caso del culto a Papá Noel, resultan determinantes los rituales que celebran el solsticio de invierno. Este homenaje a la naturaleza más tarde derivará en el sincretismo entre el Noel anglosajón y el obispo cristiano Nicolás de Bari, quien se distinguió por su generosidad al repartir sus bienes personales y por ser dadivoso con los niños. Las alusiones a la muerte a través de las calaveras y las críticas a la vanidad del ser humano igualmente existen en las culturas cristianas del Medioevo y el Renacimiento, y no sólo en el mundo prehispánico de América. Baste ver los grabados del gran pintor Hans Holbein, donde con esqueletos y danzas de la muerte el artista se burla de los potentados de su época. Asimismo, cabe citar las terroríficas calaveras satíricas que aparecen en los frescos del Cementerio de Pisa, a un costado de la Catedral y de la torre de dicha ciudad.

3- En todo caso, lo que resulta criticable no sería el carácter “foráneo” de esas festividades religioso-populares, sino la manera burda y excesiva como se comercializan tales costumbres en las sociedades contemporáneas. Pero este afán de lucro, por desgracia, difícilmente podrá limitarse o extinguirse, tal como lo demuestra la mercantilización incesante de festejos recientes como el Día de la Madre y el Día de la Amistad. Y no por ese comercialismo vamos a dejar de regalar afecto en esas fechas convencionales.

4- Lo que sí resulta lamentable es fomentar a través de las redes sociales el miedo social y el sectarismo religioso, más aún si se arguye que existen motivaciones satánicas y fines perversos en la celebración de las festividades populares citadas.

5- Además de que debemos ser respetuosos y tolerantes con las costumbres ajenas, es recomendable considerar este asunto con un ánimo lúdico y pedagógico. Así entonces, debemos darle la bienvenida a todas aquellas fiestas religiosas y paganas que fomenten la diversión, la imaginación, la socialización y la felicidad de los niños.

Va un saludo gozoso, disfrazado de Diablito, que honre la memoria de nuestros queridos muertos.

Héctor Ceballos Garibay.www.hectorceballos.mx

EL CRISOL DE LAS CULTURAS Y LOS TESOROS ARTÍSTICOS DE ARGELIA. 

1-  LA REVOLUCIÓN DE INDEPENDENCIA EN ARGELIA
2-  ARGEL, LA CAPITAL: LA GRAN MEZQUITA, EL JARDÍN BOTÁNICO, EL MONUMENTO A LOS MÁRTIRIS, EL MUSEO EL BARDO, BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE ÁFRICA, LA KASBA DE ARGEL. 

3-  LAS PINTURAS RUPESTRES Y LOS BELLOS PAISAJES DE TASSILI 

4-  SITIOS ARQUEOLÓGICOS ROMANOS: TIMGAUD, TIPASA Y YEMILA.

5-  LA CIUDAD DE OMÁN 

6-  UN ESPECTACULAR BALNEARIO: BUGÍA 

7-  EL OASIS DE TIMIMOUN 

8-  UNA MARAVILLA DE LA NATURALEZA: EL DESIERTO ROJO DE TADRART 

9-  EL LAGO AGOULMIME 

10- LA OBRA INSIGNE DE UN ESCRITOR ARGELINO-FRANCÉS: ALBERT CAMUS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: