sábado, 5 de noviembre de 2016

8241. NUEVO PRI... ¿NUEVA CORRUPCIÓN?

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

VIDAS Y RUMBOS

Cierro los ojos y aspiro el viento,
a la distancia se asoma tímida la lluvia
las nubes apenas por viajar
no apuran a  nadie, a nadie asustan,
ellas viajan a donde les lleva en viento,
las vidas siguen, igual su ritmo,
los corazones se hacen menos inquietos;
la lluvia asoma, la trae el viento;
ignoro si querrás cambiar de rumbo,
no se si acaso pares en mi perta.

eliseo.

Cuando llegó al poder Peña Nieto disfrutaba mucho presumiendo que ellos, los nuevos políticos triunfantes de su partido, obviamente con él a la cabeza, representaban una nueva versión de su partido; se asumió como el líder del nuevo PRI que, según él habían aprendido la lección y escuchado a los electores.

Luego el periodismo crítico no se tragó el discurso triunfante de las elecciones y presidenciales de 2012, generando una serie de cuestionamientos que hasta la fecha dejan ámpulas que molestan mucho al presidente Peña Nieto. De esa época es el ataque a la periodista Carmen Aristegui, quien denunciaba lo sucio de las elecciones y campaña de ese nuevo PRI, ella ofreció pruebas de los malos manejos por medio del banco Monex y las tiendas Soriana. Ella, mientras se mantuvo en la radio no quitó el dedo de las preguntas básicas de la democracia... ¿por qué no se aclaraban las demandas de los electores y partidos inconformes que acusaban abiertamente de fraude al PRI y su líder...? claro, cuando los argumentos no se presentan, regularmente se hace más fácil usar la intimidación, cuando no la violencia. La periodista fue sacada del aire, como forma burda de, supuestamente, dejar resuelto el tema.

Recuerdo que hace unos dos años, el banco Monex se quejaba de los adeudos que arrastraban determinadas personas que habían negociado con él el reparto de tarjetas, durante la campaña electoral por la presidencia de la república. Bueno, los medios lo difundieron como una noticia más; que es la forma clásica de dejar que el público lector y oyente no  repare en la misma. Lo importante es que  no se quede como tema de discusión y polémica. Siempre apostándole al olvido y al manejo de medios, por medio de eso que se conoce como control de daños; que no es otra cosa que buscar el menor impacto posible en la opinión pública.

Hoy, en esta semana, y aprovechando el escándalo del gobierno de Veracruz, la administración de las tiendas Soriana de ese estado denuncia, o al menos se queja, de que no se le han pagado unos 500 millones de pesos por el reparto de tarjetas de consumo que repartió durante la campaña de 2012; es decir durante la elección presidencial.

Cuatro años después, y ante la posibilidad de que el escándalo de los fraudes que se atribuyen al gobernador caído en desgracia (Duarte) le dejen sin la posibilidad de recuperar los adeudos, simplemente se queja de que le deben más de 500 millones de pesos de las tarjetas entregadas durante la campaña. Sin embargo, como usted habrá notado, no se ha publicitado mucho esta queja, que en otras condiciones sería el gran escándalo nacional; imagínese si el poder lo ejerciera el peje por ejemplo; usted vería una cacería literal en los medios; pero en este caso, con una descarada complicidad que apena a cualquiera que aspire a un poco de respeto en los medios de información; solamente nos enteramos muy de paso que la administración de la cadena de tiendas Soriana está reclamando su dinero.

¿Este es el nuevo PRI...?

No entiendo lo nuevo en las mañas que han sido históricamente repetitivas, nada nuevo en su accionar; sigue siendo el que corrompe desde su actitud de impunidad y abuso del poder económico; nada nuevo ofrece cuando descobija a uno de sus gobernadores, y evidente financista de la campaña presidencial de 2012. No nos engañemos, el gobernador de Veracrúz con licencia no es una delincuente fortuito que se destapó desviando miles de millones de pesos para sus bolsillos en un sistema político que no tiene ese tipo de eventos; por el contrario, es un ejemplo muy común de cómo opera la clase política nacional; simplemente que en este caso se ha decidido usarlo como mala forma de demostrar una actitud justiciera en favor de la sociedad.

En todo caso; en este momento, además del de Veracruz, se encuentran "prófugos" dos gobernadores de Tamaulipas; uno de Coahuila que ya fue detenido en España, y sospechosamente defendido por el propio gobierno mexicano... ¡con dinero público!; el último ex-gobernador de Cancún, y el de Chihuahua, sin que se muestren ánimos de tocarles!

Curiosamente todos ellos forman la nueva generación de políticos que pomposamente Peña Nieto ha calificado como su nueva generación... el nuevo PRI.

¿Tienen algo de nuevo...?

Personalmente veo las mismas mañas, la misma actitud soberbia ante la sociedad y la necesidad de entrega de cuentas, la misma actitud de impunidad y la misma impotencia para detenerles en sus abusos. No veo algo nuevo. Ni siquiera la mima gata luego de ser revolcada...; ¡al menos la gata se revolcaba tratando de aparentar, estos ni siquiera tratan de aparentar, y si lo hacen, son pésimos actores!

No se usted, pero yo no veo algo nuevo... las tiendas Soriana reclaman su dinero por su papel en contra de la libertad de elección de que fueron partícipes...; lo de siempre pues.


Un abrazo y hasta luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: