miércoles, 16 de noviembre de 2016

8275. MÁS ANIMALES.

Rafael Ceja Alfaro.
Docente, escritor y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Les confieso, si es que se puede llamar confesión, que hoy sabadito me regalé una hora de cama. Llovía, hacia frio y las cobijas me abrigaban como aquellos amores de la vital juventud, en la televisión se escuchaba un canal de música instrumental con los acordes de una vieja canción que con sentimiento ardiente cantaba José Feliciano: ¿Qué será? En este ambiente tan relajado, tan propio, me iniciaron inquietudes, algunas nacidas por los comentarios de Amigos que responden a mis “interesantes” columnas, como Don Jorge Ochoa, Don Luis el Filósofo de Purepiru, quienes por cierto me alentaron a escribir una columna más con el tema de la Animalidad y la Humanidad, ya les estaré compartiendo fragmentos de sus aportaciones, las cuales agradezco sobremanera y desearía que más de mis amigos aportaran temas, comentarios y críticas para ver si algún día mejoro en mis escritos.

La “costión” decía Agustín López, es que después del triunfo del Simio Güero, todo mundo se pregunta ¿What? Eso quiere decir: Qué, qué pasó con este asunto, quién votó por él y cómo dice Poncho del Río en sus “Serios y Vacilones” qué pedo. Es decir, cómo ganó, quién votó por este wey, “Haiga sido como haiga sido” pero ganó y ahora ¡agárrate! ¿Qué sigue? Aquí empiezo con las aportaciones, cita el Filósofo de Purepiru: ¿Será que el ser humano trae en lo recóndito de su memoria o en sus genes algo del primitivismo cavernícola? O la razón es la conveniencia individual sin importar la especie.

Se dice que… los inmigrantes que ya han logrado un área confortable en el “Sueño americano” se sienten amenazados de paisanos que llegarán o están llegando como ellos llegaron, jodidos y madreados, trabajando por comida y ahora temen ser desplazados, por lo tanto, simpatizan con el poder inhumano. Para ilustrar este canibalismo, Purepiru nos recuerda la obra de Rubén Darío: Los motivos del lobo;

“¡Es duro el invierno y es horrible el hambre!
En el bosque helado no hallé que comer;
Y busqué el ganado,
Y en veces comí ganado y pastor.
¿La sangre? Yo vi más de un cazador sobre su caballo.
Llevando el azor al puño;
O correr tras el jabalí, el oso o el ciervo;
Y a más de uno vi mancharse de sangre, herir, torturar,
De las roncas trompas al sordo clamor,
De los animales de Nuestro Señor.
Y no era por hambre que iban a cazar”

El poeta nos hace sentir que el mismísimo lobo, animal salvaje por necesidad, necesidad de él, que no sabe cultivar, construir, pescar, producir, solo sabe cazar, respeta las vidas y ataca cuando tiene hambre, de paso en la explicación que le hace al Santo de Asis muestra una humanidad más profunda que la humana. Paradojas.

Entiendo que en el afán de proteger su estabilidad se muestren defensores de causas que a ellos convengan, pero es molesto que al saber su origen se muestren dueños de un ambiente donde son solo esclavos de un capitalismo que te somete a través del consumismo, tienes todo, pero debes todo y vales por lo que tienes. Seguramente eso es más valioso allá que acá.

Al descuidar esos valores propios del hombre, del humano, nos quedamos a merced de la apariencia mezclada entre uno y otro. Aquí les comparto parte de la aportación del Amigo Don Jorge, vecino de Querétaro y que dice:

“A pesar del brillante escaparate
Con que el hombre reviste su bajeza,
Se presienten detrás de su corteza
Los impulsos primarios del primate.
Aunque se infle de orgullo y se remate
Con un halo honorable de grandeza,
una bestia será si, en su cabeza,
no relumbra una luz que lo rescate.
“Racional” se apellida si razona…
Y “animal”, así a secas, es su nombre
Si no alcanza la talla de persona.
Matará por matar… Nadie se asombre
Si su arte de muerte perfecciona
Porque el hombre es un lobo para el hombre”

Del poeta:
Wenceslao Mohedas Ramos.

¿Pero, qué será? La angustia nos invade a quienes tenemos seres queridos viviendo en pos de ese “sueño americano”, inestables en su permanencia en esa nación construida por emigrantes y gobernada por poderosos sin escrúpulos, cuya meta es el capital a cualquier costo. Si tienen que caer las Torres Gemelas, caerán, si es necesario ir a pelear a Viet Nam por años, creando empleos y por conveniencia perder esa guerra, no importó la dignidad del país, “business are business” se mantuvo con ganancia. Es fácil, si a la guerra van 20,000 mil marines, son ese mismo número de empleos nuevos y por lo tanto es necesario que otros 20,000 atiendan las necesidades de los que fueron al frente, digamos pues que son otros 20,000 empleos.

Está claro, la víbora cuando se alcanza la cola, no se la muerde porque se envenena, se dice que ahí se refleja el infinito y el respeto a los suyos, y aquí cabe la aportación de Don Jorge dice:

“Hasta la loba más fiera
O la leona salvaje
Con ternura a su prole considera
Y a proteger su linaje
Se apresura.
Solo la humana ralea
Sume en famélico llanto
Y esclaviza
Lo que su sangre procrea
Que hasta sacro manto
Sodomiza”.

Se escuchan tambores de guerra ¿La clase gobernante nunca estará satisfecha del poder que ha atesorado?

El hombre debe ser constructor, no destructor; si usáramos la ingente cantidad de recursos que se utilizan para la destrucción en la faceta contraria, es decir, la de construir, este mundo seguiría siendo tal y cual se dice fue planificado por Dios, un mundo de abundancia donde hay de todo para todos. ¿En qué momento el hombre ha equivocado el camino? ¿Por qué el camino de la paz, siempre es tan tortuoso? ¿Por qué se apagan las luces del progreso, de la armonía y de la fe en el futuro?

En fin, imploremos y esperemos que las fuerzas del bien actúen con toda su potencia. Esperemos que el amor al Creador, el amor al prójimo, a la naturaleza, a los mismos animales logre ayudarnos a reencontrar el buen camino. Que la buena voluntad, la humildad y la caridad hagan su esfuerzo para equilibrar tantas amenazas. Aclaro, no es sermón, lo más cerca que he pasado de un seminario ha sido a muchos metros de sus puertas.

Otro de los temas, es mi alegría de que próximamente visitaremos a mi hijo y su prole, conoceré a Luisa, la más chiquita y las abrazaré a las cuatro asistiendo a su bautizo, serán tres bautizos juntos, por aquello que más barato por docena. Sé que la situación no está boyante, pero creo que no se necesitará de grandes gastos para estar juntos y felices. Que finalmente esa es la idea, aprovechar el acontecimiento para reunirnos porque, volviendo al tema ¿Qué será?

De cumplirse todas las amenazas, el dólar siga subiendo (el peso bajando) nuestra economía abollada, lo que nos baja las ventas a niveles abajo del punto de equilibrio, que el desempleo siga creciendo y papas fritas, chiles verdes y otras hierbas, no sé cuando podamos hacer otro viaje.

Pos pues, hoy aquí le paramos. Ya les contaré las incidencias del viaje. (Si no hay purrún)

Saludos a Toda mi Familia y a Todos mis Amigos.

Rafael Ceja Alfaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: