domingo, 20 de noviembre de 2016

8293. SÍ, SOY YO, EL MISMO QUE VISTE Y CALZA.

Por Carlos Acevedo Martínez.
Escritor y Periodista.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

Estimado  Conrado.
Sí, soy yo, el mismo que viste y calza, que como el hijo méndigo, perdón, el hijo pródigo, estoy de regreso en este santuario de la libertad de expresión (pero no se lo digas a nadie, porque Tenepal se queda sin seguidores) y como siempre, con el mismo aprecio y admiración que te suplico hagas extensivos a la señora Martha (con “h”) y apreciable familia.

Y lo mismo les digo a los hacedores de Tenepal, y también les digo que me salí un rato de la fila, pero no he dejado de “ler” (se dice “leer”) y disfrutar el desfile de valiosas expresiones y estilos del ser y  quehacer humanos que diariamente dejan plasmados en este espacio. Ahí luego te cuento de estos breves años de ausencia, porque ya ni me acuerdo, además, lo que está de moda son las mortificaciones que ha provocado en el país el triunfo de Trump en Estados Unidos, y la pura verdura, es que Trump nos va a hacer lo mismo que nos hubiera hecho la Hillary… pero sin saliva.

Ya te he platicado que yo veo mil pesos juntos y me mareo, pues fíjate que me quedé sin aire antes de terminar de leer la cifra del presupuesto de egresos que se mandó aprobar el presidente Peña Nieto con su oficial de partes en el Congreso, pero casi sufro un paro respiratorio cuando intenté leer de un tirón la cifra de la deuda externa… ¡hijos de su…!, han pedido prestado tanto dinero como para comprar un mundo más bonito que el nuestro, ya no digamos para darle bienestar a un país.

Y te platico de esto, porque cada día el gobierno de este cuerno de la abundancia (de fosas clandestinas) castiga más a los mexican@s de carne y hueso que no tienen “hueso”, nomás para poder pagar los pinches “réditos” de los agiotistas, Estados Unidos el más principal de ellos. Acuérdate, que cuando se supo que los mexicanos estábamos flotando sobre millones de barriles de petróleo, Estados Unidos le firmó cheques en blanco para que los llenara López Portillo, que ni tardo ni perezoso “le puso número a la casa”. Pero ya ves como son los pinches gringos de previsores, así que, pa’ que luego no fuéramos a salir con que “debo no niego”,  que “a chuchita la bolsearon”, que si “¿qué tal una moratoria?”, pusieron de presidente a Miguel de la Madrid.

Deduce uno, porque si mal no recuerdo, y vaya que tengo pésima memoria, en sus inicios como mero gargantón de este México cada día menos lindo pero más querido, en una entrevista con puras mujeres periodistas, al referirse a la ya desde entonces impagable “deuda externa” y a la posibilidad de una declaración de moratoria de pagos, Miguel de la Madrid salió con su batea neoliberal: “Sería un acto irresponsable de machismo financiero internacional”… ¡¿WHAT?!

Pero para eso lo pusieron y por eso no quitó el dedo del renglón, y para convencernos de que 2+2 son 5, alegaba que una declaración de moratoria “sería perjudicial para México y traería hambre por las represalias en el comercio de alimentos que pudieran eventualmente desatarse en contra nuestra”, y luego pa’ que amarrara semejante mentira, sentenció: “Ningún gobierno tiene derecho a perjudicar el crédito de la nación”, y a ti te consta estimado Conra, que los únicos perjudicados en este país desde entonces son los mexicanos.

Quesque “represalias” en el comercio de alimentos, ¿y la cacareada “independencia alimentaria” que había anunciado con bombo y platillo el presidente anterior?, ¿y si en lugar de apanicarse por las represalias hubiera eliminado a las transnacionales que venden por millones tanto alimento basura que nomás empobrecen, engordan, provocan caries, diabetes, desnutrición?, ¿por qué no eliminar intermediarios, “coyotes”, prestamistas, acaparadores, mercachifles, etc.?, digo, porque tampoco ningún gobierno tenía (ni tiene) derecho a hundirnos en la independencia alimentaria “forever”… y hoy en día el 85% de lo que nos comemos en México se lo compramos a los gringos.

Para no quedar mal con los amos (y el pago de los abonos), De la Madrid les pidió más dinero prestado y lo mismo han venido haciendo sus sucesores sin menoscabo del partido que hayan abanderado, hasta alcanzar la cifra impronunciable  que representa la deuda externa… ¿quieres saber dónde están esas montañas de dólares que ha recibido en préstamos el gobierno mexicano, estimado Conrado?

Dices bien, efectivamente, regresaron a donde mismo, con excepción de las cuentas particulares de los políticos corruptos, los funcionarios rateros y los sacadólares mala madre, la mayor parte de esos ríos de billetes verdes regresó a las cuentas de los dueños de las transnacionales. ¿Tienes idea de las carretadas de dólares que salen del país por ganancias, transferencia de utilidades, doble contabilidad, sobrefacturación, compras fraudulentas, especulación con dólares, etc., etc., etc.?… y todavía anda el presidente pa’rriba y pa’bajo invitando a capitalistas extranjeros que vengan a “alivianarnos” quitándonos más pesos de encima. 

Yo no tengo idea de la billetiza que sale del país, pero por ejemplo, ¿cuántos millones de pesos crees tú que se llevan de Zamora diariamente los Oxxo, Walmart, Soriana, Aurrerá, Sam’s, Liverpool, Sears, Suburbia, Mc Donald, KFC, Waldos… y contando?

Desde luego que un presidente tiene todo el derecho de defender su política económica, hasta Peña Nieto tiene derecho aunque su política económica sea indefendible, y también a rebatir los puntos de vista de la oposición, faltaba más, nomás que de Miguel de la Madrid para acá, lo único que han hecho los presidentes ha sido demostrar su adhesión, apoyo y promoción de un proyecto económico que hasta hoy solo nos ha traído altísimos costos sociales… y dolorosos “daños colaterales”.

Digo “costos sociales” para abreviar, pero tú sabes muy bien que eso representa un tremendo drama, porque “costos sociales” significa hambre, desempleo, carestía, insalubridad, delincuencia, degradación y alzas de los servicios públicos, cancelación de proyectos sociales, agresiones a la educación, austeridad en el gasto público… más lo que se acumule esta semana.

En fin, ya le voy a parar estimado Conrado, dicen que “poco veneno no mata”, pero no sé si ya haya caducado tu vacuna contra esta chingadera y no quiero poner en riesgo tu salud mental… un abrazo colmado de los mejores deseos.

Agradezco apreciado amigo Carlos,
tu colaboración a este, tu
Tenepal de CACCINI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: