domingo, 20 de noviembre de 2016

8296. LA RESPUESTA (DIÁLOGOS EN WHATSAPP).



Enviado por SinEmbargo.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Tomás Calvillo Unna.
Noviembre 16, 2016 - 12:00 am.



============================================================

La política como todo lo demás perdió la proporción, el exceso es la característica de esta temporada y eso produce confusión. 
Foto: Especial

– Si quieres un buen guión para una novela sobre la conspiración ahí lo tienes en la avalancha llamada Trump. Quien realmente ganó en Estados Unidos no fue él, ni el poder de la extrema derecha blanca, quien ganó está muy lejos de este continente. Me refiero a Vladimir Putin, él es el triunfador, con un empujoncito del FBI, y ahí tienes las pistas para tu guión. Ya dividió a los Estados Unidos, los acerco a una guerra civil.

¿De dónde viene Putin? De los servicios de inteligencia rusos, incluso soviéticos, de las entrañas de la KGB, y ¿que conoce bien?  Las cañerías de los Estados Unidos, y ahí Trump y compañía en particular Gulliani (te suena el apellido), Nueva York y demás limpias sociales.

– No creo en las conspiraciones como explicación de fenómenos más complejos, pretenden simplificar la realidad y evitan así pensar a fondo. Lo cierto es que está ahí y que al igual que otros alrededor del mundo comparten un populismo autoritario y nacionalista y son grandes demagogos que les gusta insultar y agredir a quién se les atraviese. El tipo no midió sus palabras en la campaña y ahora pretende decir que no dijo lo que dijo, pero que lo que dice es un reflejo de lo que dijo. Un galimatías que encubre una estrategia para asumir el poder a través de la mentira y la agresión y avanzar en su agenda.

– Ese es el ambiente de las redes a todas horas, son la expresión de ello. Y él fue el rey de ellas. Esculpió su candidatura con puras emociones que han sido un catalizador para muchos; además su biografía personal la ha vendido muy bien  y aunque a ti no te inspire a millones sí.

– Pero hay algo más, Trump está en el país más poderoso y su responsabilidad rebasa su chata concepción de pretender encerrar a Estados Unidos detrás de un muro. Ciertamente la globalización y la tecnología han provocado el surgimiento de estos movimientos “aislacionistas”, observa el caso reciente del “Brexit”. La incertidumbre, la desigualdad, el temor, está encontrando salidas en personajes como Trump.

– La política como todo lo demás perdió la proporción, el exceso es la característica de esta temporada y eso produce confusión. Las expresiones, los discursos, los calificativos, se dilatan, nos hemos salido de foco y llegan estas pretendidas soluciones, que en otra época las nombraban soluciones finales. Con sus votos los norteamericanos compraron  un sueño que no tardara en convertírseles en una pesadilla. La simplificación  de la realidad, no la simpleza, en política, tarde o temprano te lleva al fracaso.

– Va a ser un verdadero desmadre, tendríamos que regresar a Gloria Trevi, a su canción aquella para cambiar el sentido de la palabra y convertir esto en la madre de las batallas.

Si nos quedamos cruzados de brazos nos van a ahogar y no les va importar un comino. Vamos a ser víctimas del bulling imperial que va a iniciar con México. De todas sus promesas de campaña somos la primera y más viable de cumplir.

-Eso lo expresó muy bien Lorenzo Meyer, quién dijo: “somos débiles y vulnerables, por nuestra violencia, corrupción e impunidad”.

-Los otros temas de su agenda son más complicados y no se va enfocar ahora en ellos. Tiene que ejercer el poder, aumentar sus bases sociales de apoyo y nosotros, como así lo ve él, somos la víctima perfecta. Quiere mostrar orden y ejercer más miedo que le permita avanzar después en otros temas mientras fortalece sus nuevas redes internacionales de complicidad; y ahí está  Putin jugando sus cartas, Gran Bretaña con su nueva primera ministra, falta Francia y otros que se sumarán. Es el poder blanco.

– Están bien pirados.

– Si, pero gobiernan el imperio. Y mientras harán pasar un muy mal momento al mundo entero. No están jugando y por eso están ganando.

– Aquí seguimos paralizados, cada vez más fragmentados, y divididos. Somos el territorio de la migración centroamericana y del Caribe, nuestra incapacidad y crueldad frente a ella se va a multiplicar.

– Lo que nos queda es una estrategia que articule organizaciones civiles de aquí con las de Estados Unidos, es una tarea horizontal que supere cualquier muro y nos permita coordinar entre las sociedades de ambos países un movimiento que acote ese fascismo en ciernes. La clase política no va a hacer nada y además no puede esta empantanada y carente de iniciativa. Se deben intensificar las tareas comunes entre los grupos de ambos países. Crear un observatorio binacional contra la violencia discriminatoria, que permita organizar la lucha legal y a través de la presión pública para no permitir que avance el racismo trumpiano.

-También hay que envolver a esta lucha con expresiones lúdicas provenientes de todo tipo de manifestación artística compartida por los ciudadanos de los dos lados. Impulsar un directorio jurídico que de asistencia legal a lo largo y ancho del país a las comunidades afectadas por las políticas discriminatorias. Involucrar en todo ello a los empresarios de los dos países que se pueden sumar a estas tareas.

– Lo primero es darse cuenta que el futuro previsto ya no está ahí y que eso va a crear una fuerte presión a nuestro presente. Por lo mismo hay que evitar a toda costa que el temor y el miedo ganen terreno, esa es una de las primeras batallas.

– No es que quiera dejar de lado el tema, pero cuantas celebridades muertas en los últimos días, dos al menos las tengo presentes, Naranjo, el maestro que desnudaba la política con sus cartones: trazos de un humor que nos relataba la tragedia del poder en México, ejerciendo esa tradición de la ironía, la burla, como armas de resistencia y de crítica implacable.

Y Leonard Cohen, el poeta que cantaba su vida con el tono grave y amigable que nos hacía apreciar la profundidad de la cotidianidad de cada uno. Amoroso, nostálgico, sereno, sabiendo que se camina muchas veces en la oscuridad, sin rendirse, encontrando una tonada para inspirar los pasos que dar y deslizar su emoción amorosa en todo lo que sus canciones tocaban. Sus coros acentuando ese sentimiento fugaz de gozo alerta. Canadiense y urbanamente de textura cercana. Sé quedó con el Príncipe de Asturias pero pudo tener también el Nobel, nadie lo hubiera criticado, su trabajo literario punteado de imágenes bíblicas dislocadas, trasciende y dio alas a su guitarra, la hizo más entonada, con ganas de llorar y reír y abrazarse en la tempestad.

– Levantar el arte frente al muro posible y si lo llegan a hacer, envolverlo, cubrirlo con él. La estrategia están en la imaginación, los políticos se han quedado sin ella en este país, solo balbucean un patriotismo erosionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: