martes, 22 de noviembre de 2016

8305. ECHAN DE OXCHUC A PARTIDOS POLÍTICOS.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Echan de Oxchuc a partidos políticos.

“Los partidos políticos son una gran enfermedad que contagia a muchas personas y que atrae a sus víctimas para que se contagien. Hemos vistocómo las personas se transforman al tener poder y dinero. Los partidos políticos se han convertido en una especie de ídolo, de los que habla la Biblia en el libro del Éxodo, en el capítulo 32: es un ídolo de metal que los hombres hemos fabricado pero que también podemos dejar de adorar”.
Uno de los oradores, 
en la plaza central de Oxchuc, 
Chiapas, el domingo pasado.


La conciencia y dignidad de la nación está en los pueblos indígenas, la conciencia porque se han liberado de la co-dependencia de los partidos políticos, entes parasitarios que han degenerado hasta convertirse en una mafia,  como ha dicho López Obrador en repetidas ocasiones (más no en las oportunidades más significativas como en el debate, en TV a nivel nacional).

El proceso de liberación del pueblo ha tenido múltiples manifestaciones, se ha pasado de la resistencia a la liberación, pero para esto ha sido necesario el despertar de la conciencia ciudadana. Los pueblos indígenas han estado a la cabeza de este proceso, desde antes de levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en Chiapas.

En Michoacán, la comunidad de Cherán se liberó de la tutela de los partidos políticos, recurrió a la forma de gobierno de usos y costumbres, hace más de 5 años. San Juan es otro pueblo liberado, sé que en Oaxaca otros pueblos recurren a sus usos y costumbres y cada vez más pueblos se liberan.

El domingo pasado en Oxchuc, Chiapas culminó un recorrido de miles de personas pertenecientes a diversas comunidades y organizaciones indígenas, el recorrido de 11 días por 11 municipios culminó con un una manifestación multitudinaria en la que los pueblos anunciaron su determinación de desterrar a los partidos políticos de sus comunidades y de sus procesos de elección de autoridades; los pueblos volverán al mecanismo auténticamente democrático de usos y costumbres.

El ejemplo de las comunidades indígenas podría cundir en otros ámbitos, incluso urbanos, así que los partidos políticos están ante la disyuntiva de transformarse o morir, pero en otras ocasiones hemos advertido sobre la imposibilidad lógica de que los partidos políticos cambien, los partidos políticos reproducen la estructura del sistema piramidal que se ha impuesto con nobles y presidentes, es decir, una cabeza que monopoliza el poder (pueden ser dos o tres cabezas, el monstruo es diverso).

El Pueblo Creyente de las parroquias de Candelaria, Huixtán, Tumbalá, Cancúc, Tenejapa, Ocosingo, Altamirano, Chilón-Sitalá, Yajalón,  Salto de Agua y Oxchuc,  el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE), son algunas organizaciones católicas que participaron. El discurso de los oradores es muy similar a las homilías católicas, pero la demanda es la misma: las comunidades y pueblos indígenas demandan el derecho de elegir a sus autoridades municipales “con sus usos y costumbres y sin la injerencia del gobierno, sus elecciones y los partidos políticos.”

Uno de los oradores, vocero de los pueblos Choles, Tzotziles y tzeltales expresó:

“Los partidos políticos como los ídolos de la Biblia reciben sacrificios y ofrendas. Esos sacrificios son a veces vidas de personas o gente que por defender a otros termina en la cárcel. El becerro de oro no es inofensivo, es peligroso porque tiene servidores que le llevan sus ofrendas. Los partidos políticos son esos ídolos y los servidores todos aquellos que se unen a uno de ellos por la paga que reciben. Tratan de convencer a las demás personas de que debes adorar a su ídolo y como hay muchos ídolos, todos quieren que vayas con el suyo. En esa lucha por el poder nos arrastran a sus conveniencias y nos dividen internamente”.

Otro de los oradores dijo: “Tenemos el derecho como pueblos indígenas de autogobernarnos. Tenemos el derecho como pueblos indígenas de autogobernarnos”, reiteró para que quedara bien claro y remató: “Nos han dividido los partidos políticos, el alcoholismo y otras religiones. Por si fuera poco, somos divididos también por los programas de gobierno los cuales nos condicionan con las migajas que nos dan. Además, a quienes nos organizamos nos amenazan y a quienes nos defienden los intimidan o agreden. Exigimos un alto a las amenazas y represiones”.

El representante de Oxchuc anunció que volverán a elegir el método de usos y costumbres porque una familia pretende monopolizar el poder, ya lo hicieron con un partido político y ahora quieren seguir, pero con las siglas de otro partido, pero la comunidad los rechaza: “están enfermos de poder”.

El fin de los partidos políticos está cerca, al menos así es en las comunidades indígenas que han despertado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: