jueves, 1 de diciembre de 2016

8339. CON SALIVITA.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Con salivita.
Ayer en cuestión de noticias, fue uno de esos días que doña Yolanda Vargas hubiera llamado de ‘Lágrimas y Risas’.

Mire usted, por un lado, causó un terremoto político en el Estado de México, la impugnación hecha a la base segunda de la convocatoria a candidatos a Gobernador, emitida desde el pasado 10 de abril, por el Instituto Electoral del Estado de México, que establece como requisito para ser candidato a Titular del Poder Ejecutivo mexiquense, ser oriundo de la entidad o en caso contrario, ser ‘vecino del mismo, con residencia efectiva en su territorio no menor a cinco años anteriores al día de la elección’. La impugnación la presentó un abogado representante de la afamada y poderosa activista social, Kate del Castillo, a quien tal vez usted recuerde por su papel estelar en ‘La reina del sur’, o por su belleza física, o por ser hija de Eric del Castillo, o por sus no aclaradas relaciones con el Chapo Guzmán, pero eso es nomás porque usted no está atento al devenir de la cosa pública: la señora debe tener interés en ser Gobernadora del Estado de México y por eso no está de acuerdo en estar descalificada para inscribirse como candidata, no solo por no residir en esa entidad, no solo por tener residencia (y votar), en los EUA sino porque sería un desperdicio verla seis años de traje sastre entregando sus informes sobre la situación que guarde la administración de la entidad, en lugar de en la pantalla grande, obsequiándonos con alguna de sus maravillosas actuaciones. Esta impugnación, si no se cuidan los del tribunal al que le toque responder, será la primera que se resuelva con carcajadas (y todo porque Pedro Ferriz de Con le sugirió hace unos meses que se presentara como candidata independiente y ella, sin entender la ironía dijo que ‘lo pensaría’, cosa de suyo risible). En fin, esto es del capítulo ‘Risas’. 

Del apartado ‘Lágrimas’: que Miguel Ángel Yunes haya presentado su gabinete para gobernar Veracruz, porque hoy toma posesión del cargo. Más que ‘Lágrimas’, llanto a moco tendido. ¿Qué nos pasa en este país?

Por un lado se supone que el gobierno federal anda en plan de dejarnos muy claro que va en serio eso de combatir la corrupción y por el otro, le entregan sin chistar tan importante estado a un señor que tiene cuentas pendientes con la justicia.

Por lo pronto, la denuncia que presentó apenas en agosto de este año el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en contra de don Yunes por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero pues, a decir de los denunciantes, el hoy Gobernador de Veracruz, siendo director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de 2006 a 2012, organizó un sistema de préstamo de dinero a maestros a través la empresa ‘Consupago’ (si gusta chéquelo en El Universal de esa fecha), que descontaba directo de nómina los créditos a los trabajadores, en beneficio de tres empresas (Cobranza y Recuperación S.A. de C.V.; Corporate Linkage S.A. de C.V.; e Intermediación Corporativa S.A. de C.V.), en las que son accionistas la señora esposa de don Yunes Linares, y tres de sus hijos (Omar, Miguel y Fernando). Eso dice la denuncia y don Yunes es inocente mientras no diga lo contrario un juez… pero igual, con investigación abierta, sin rubores: se trepó. 

Y si esa denuncia le vino guanga a Yunes, también se limpió con la que presentó el expresidente nacional del PAN, Manuel Espino, en 2013, de la que exigió el 6 de mayo pasado a la PGR, la atienda e investigue, pues según él, con la declaración de bienes del flamante Gobernador veracruzano y sus declaraciones de ingresos, quedaba claro que su riqueza es inexplicable e ilícita. Necio, don Espino -que no entiende que no entiende-, fue a entregar ese día de mayo a la PGR un escrito exigiendo a la entonces procuradora general, doña Arely Gómez, le informara ‘sobre el estatus que guarda la imputación contra Yunes Linares y le dé fecha de ratificación de la misma’ (‘Excelsior’ de esa fecha), pues -siempre según don Espino-, ‘existe una especie de protección en favor de Yunes Linares lo que se  fortalece con la inacción del Ministerio Público Federal después de 36 meses para investigar el origen de la riqueza patrimonial y económica de Yunes Linares’ (ni a ratificar su denuncia lo ha llamado la PGR, mi buen, no sea necio). Y así, igual, don Yunes hoy tomó posesión del gobierno de ese estado que sabe sufrir y cantar, rinconcito donde hacen su nido los Duarte y sus semejantes. ¡Caray!, de ‘Lágrimas’.

Luego, otra de ‘Risas’: ayer en Chiapas, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, inauguró la ‘Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro’, lo que está muy bien, pero, don Osorio, quien no suele decir barbaridades, aprovechó la ocasión para regalarnos una perla del humorismo involuntario que permea en el gabinete de don Peña Nieto, pues declaró que ‘la estrategia de seguridad del gobierno de la república se diseñó, desde su origen, con la sociedad, y no es una estrategia que venga solo del gobierno’, y para que nos quede claro que ellos están haciendo lo que están haciendo porque así lo pidió el respetable, añadió que ‘en aras de la transparencia se convocó a los actores políticos y sociales a formar parte del Sistema Nacional de Seguridad Pública’. O sea: aplauden o aplauden, ni se quejen, estamos haciendo lo que nos pidieron (sí es cierto), como nos lo pidieron (no es cierto).

El fracaso del gobierno federal en cuestión de seguridad pública, no está en delitos de alto impacto por numerosos que sean y trágicos que son, sino en la guerra contra la delincuencia organizada que trae a maltraer al país y eso es de la exclusiva responsabilidad del gobierno. No quieran repartir rebanadas de ese pastel, cocinado por la autoridad federal en acuerdo o más bien, por órdenes del gobierno yanqui. Ya dudó el del teclado si es de ‘Risas’… no se dan cuenta que ya no se arregla nada con salivita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: