domingo, 4 de diciembre de 2016

8345. SÓLO UN MOMENTO…

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Sólo un momento…


Recuerdo a nuestros amigos. ¿Acaso vendrán una vez más, acaso volverán a vivir? Sólo una vez perecemos, sólo una vez aquí en la tierra.

¡Que no sufran sus corazones!, ¡junto y al lado del Dador de la Vida!
Netzahualcóyotl (1402-1472).
Poeta y Tlatoani de Texcoco.

En el amanecer del siglo XV nació el gran poeta Nezahualcóyotl (o Netzahualcóyotl: 1402-1472), cuyo nombre en náhuatl significa 'coyote que ayuna o coyote hambriento'; fue el tlatoani de la ciudad-estado de Tetzcoco en el México antiguo y se convirtió en el principal aliado militar y político de los mexicas, su poesía manifiesta la belleza de las palabras y el sentido profundo de una filosofía, de una cosmovisión realista que reconoce el poder del Gran Dador de la Vida.

El Gran Dador de la Vida es la energía que se manifiesta en la belleza y la verdad, máxima aspiración del poeta que plantea preguntas que todos nos hemos hecho, en especial cuando perdemos a un ser querido:

“Recuerdo a nuestros amigos. / ¿Acaso vendrán una vez más, / acaso volverán a vivir? / Sólo una vez perecemos, / sólo una vez aquí en la tierra”.

El poeta y tlatoani de Texcoco sabía lo que era el poder político y el poder en sí mismo, el poder que viene del Gran dador de la Vida, pero todo es una ilusión, vivimos sólo un momento, y los que se aferran al poder, a las cosas fugaces de este mundo, están perdidos, no saben que somos pasajeros, transeúntes:

No es aquí nuestra casa.
No viviremos aquí.
Tú de igual modo tendrás que marcharte.

Mi cuñada Martha González Ayala, filósofa por naturaleza, compara la vida con un partido de fútbol de 90 minutos: “la vida es como un juego de fútbol, lo que cuenta son los goles”, sentencia Martha con la autoridad que da una larga experiencia de vida; la comparación nos sirve para reflexionar sobre la brevedad de la vida, tema que se hace cada vez más recurrente cuanto más nos acercamos al minuto noventa del partido y cuando, cada vez con más frecuencia, seres amados nos dejan para seguir su camino en la evolución infinita de la energía. Algunos logran llegar a los tiempos extras, pero la mayoría no son tan afortunados.

El gran Fidel Castro Ruz se fue en el minuto 90, cumplió con creces, aunque no pocos elevan sus voces para señalar debilidades del Comandante que ha provocado una movilización de millones de cubanos que lo idolatran. ¿Cuántos fueron a despedir al ex presidente López Por Pillo, digo Portillo? Por eso los traidores que han gobernado el país en las últimas décadas deciden que sus funerales sean “privados”, para no llevar además de la pesada carga de sus atroces pecados, los insultos del pueblo que los desprecia.

Fidel como todos los seres humanos tenía grandes debilidades, como la que nos narra, Jorge Araizaga, columnista de la revista Proceso quien muestra que Fidel fue un traidor al pueblo de México, un aliado del régimen autoritario del PRI, Fidel avaló el fraude de Salinas y con eso se dice todo respecto a la posición de Fidel con respeto al priismo y la guerra sucia.

Avalar fraudes es un gran negocio, lo mismo hizo la panista Josefina Vázquez Mota: cuando fue candidata a la presidencia por el PAN se apresuró a reconocer el triunfo de Peña Nieto, a cambio recibió “apoyos” por 900 millones de pesos para una organización que la señora preside; luego de revelarse los “apoyos”  las simpatías por Josefina Vázquez Mota como potencial candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a gobernadora del Estado de México “se desplomaron”, pero ya nos desviamos del tema, comenzamos con una reflexión sobre la brevedad de la vida y terminamos con la revelación de que los ídolos, como Vázquez Mota o Fidel Castro, éste imbatible en las batallas verbales y armadas, fueron vencidos por el PRI, su cómplice para lograr ingresar algunos millones a las cuentas bancarias en el caso de Josefina, y aprestos, armas y apoyo logístico y de inteligencia para realizar la revolución cubana, en el caso de Fidel. Todos los ídolos tienen sus debilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: