miércoles, 7 de diciembre de 2016

8358. ¡AGÁRRELE LA PALABRA!

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

¡Agárrele la palabra!
Usted ya sabe del primo Danielito… sí, ése, el de cerebro de caracol de jardín… bueno: el  Danielito no ha dado golpe jamás en su vida pues heredó varias propiedades (varias, estamos hablando de más de 30 casas y departamentos, nada mal). Dado su cociente de inteligencia de ostión ya en coctel, contrató una empresa que le administraba las propiedades por el módico 20% de las rentas, a cambio de hacerse cargo de los gastos de mantenimiento. Alguna vez intentó este López hacerle entender que era  una reverenda estupidez, pues se quedaba con el 80% de lo que era suyo y que la empresa daba el mantenimiento con una pequeña parte de lo que se quedaba de las rentas, sin  poner un centavo. Años después supo la familia entera que Danielito había vendido todas sus propiedades a esa misma empresa… en mensualidades equivalentes al 50% de lo que cobraran mensualmente de rentas, hasta terminar de pagarle… Danielito.

Ayer echó las campanas al vuelo el gobierno federal al informarnos a todos los que compartimos esta nuestra risueña nacionalidad, la magnífica noticia de que la empresa australiano-británica BHP Billition se asoció con Pemex para explotar el yacimiento ‘Trión’ en el Golfo de México que tiene reservas totales certificadas de 485 millones de barriles de petróleo ligero (el de mejor precio). Ambas empresas comparten inversión, tecnología y riesgos.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, dijo: “(...) es un día histórico (…)”. El titular de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell: “(…) hoy se concreta esta parte de la Reforma Energética y eso va a ayudar muchísimo (…) es un paso trascendental de que (sic) Pemex se convierta en una petrolera del siglo XXI”. Y Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, informó que se recibirá el 72.4% de las utilidades” (el Director de Pemex había dicho que el 60%, y su socia el 40%). Aparte, Pemex cobrará un bono de 624 millones de dólares.

Según don González Anaya, ‘se espera que la producción sea de 120 mil barriles diarios, aunque podría ser más’. En otras palabras, con los precios actuales por barril, la empresa de caridad internacional BHP Billition, recupera los 624 millones de dólares -que dio de propina-, en cuando mucho, un año y luego, a coser y cantar con lo que se va a ganar durante 50 años que dura la asociación.

Pemex podría y puede hacer esas inversiones. No es buena noticia que el país va a quedarse con el 72.4% de su petróleo (si no nos están diciendo medias verdades). Según análisis de Bloomberg (que es una de las empresas de información financiera de mayor prestigio en el planeta), en 2014 Pemex fue una de las compañías más rentables con utilidades antes de impuestos y derechos, del 30.38%, arriba de la noruega Statoil (18.03%); la estadunidense Chevron  (16.23%); la gigantesca Exxon (14.15%); la Shell, (6.72%), y la británica BP (1.4%)… compare con el 30.38% de Pemex. ¡Ay, Danielito!

Mejor hablemos de don Trump, el Chente Fox mundial (alegría y solaz de caricaturistas y comentaristas, ¡hay un Dios!).

Este lunes le comentaba que ya podíamos preocuparnos menos por él, pues se va a buscar problemas con otros países que le pueden perjudicar el extremo inferior de su sistema digestivo (la mera salidita).

A propósito de su metida de pata de ponerse a platicar por teléfono con la señora que dice que es ‘Presidenta’ de Taiwán, isla que es parte integrante del territorio de China, según han reconocido los EUA, la ONU y los habitantes de Saturno también, China puso mala cara y el que va a ser vicepresidente, Mike Pence (que no está orate), por sacarle vapor al asunto, dijo en una entrevista que dio a un canal de televisión yanqui que la plática de Trump y la señora de Taiwán, había sido solo “de cortesía”.

Pero Trump (acostumbrado como buen hijo de rico a hacer lo que le pega la gana y a que todo mundo se lo festeje), no se anda con chiquitas ni le gusta que le hagan caras, por lo que arremetió contra ese país tan insignificante y dijo vía tuiter:

“¿Nos preguntó China si estaba bien devaluar su moneda (haciendo más difícil a nuestras empresas competir), aplicar tasas excesivas a nuestros productos que entran en su país (Estados Unidos no lo hace) o construir un gran complejo militar en medio del mar del Sur de China? Creo que no”; como diciendo ‘voy derecho y no me quito’… bueno, él sabrá lo que hace.

Nada más que China no es Haití: debería saber el Trump que China es la segunda economía del mundo, tiene 1,370 millones de habitantes y existe desde el año 2,070 A.C. (hace 4,086 añitos); mientras, los EUA, primera economía del mundo, tienen 325 millones de habitantes y 240 años de existir, lo que da para pensar que algo más de experiencia han de tener los chinos en eso de darse a respetar.

Si el Trump quiere, le aguantan una guerrita comercial: bloqueada China, lo peor que les puede pasar es que se les mueran de hambre 325 millones de chinos (y les quedan todavía más de mil millones); pero si China le pone cerrojo a todas sus exportaciones a los EUA, la economía del gigante se despelota y 325 millones de yanquis van a ir a la Casa Blanca a linchar al Trump, porque (explica el señor Zamacona del que en otra ocasión le cuento quién es y por qué sabe tanto de allá), no están acostumbrados a pasarla difícil ni a quedarse con hambre: son muchos años de estar muy a gusto de dueños del mundo y francamente, por un señor que se pinta el pelo y se lo peina raro, no se van a sacrificar (ni sus seguidores por más extremistas de derecha que sean o más supremos blancos que se sientan… hambres, no pasan).

El vocero actual del gobierno de los EUA salió a corriendo a decir que ‘el único Gobierno chino al que reconoce Washington desde 1979 es el de Pekín’; porque China ya protestó formalmente y pidió “evitar daños innecesarios”… y cuando China habla de ‘daños’, cualquiera se preocupa… y están advirtiendo que no quieren pleito.


Es como si King Kong dice que no quiere jugar a las cachetadas: ¡agárrele la palabra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: