miércoles, 7 de diciembre de 2016

8359. EL IMPERIO QUIERE IMPONER EL NOM, CHINA LO RECHAZA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El imperio quiere imponer el NOM, China lo rechaza.

"El futuro no pertenece a nadie. No hay precursores; sólo existen retardatarios."
Jean Cocteau (1891-1963)
Escritor y cineasta francés.


A pesar de las bravatas de Donald Trump que varias veces llamó a acabar con el gobierno invisible en su campaña y que criticó duramente a los barones del dinero (¡son los mismos!), tendrá que someterse, de hecho ha entregado el manejo de las finanzas a operadores financieros que en la campaña apoyaron abiertamente a Hillary Clinton. Los secretarios del Tesoro y de la Reserva Federal son posiciones clave que son impuestas por los Señores de la guerra, no es coincidencia que los titulares de esos puestos sean de origen judío. El gobierno invisible lo tenía todo bajo control antes de la elección, con Trump o con Hillary, es igual, Goldman Sachs maneja las finanzas de los países sometidos a través de los corporativos bancarios de Inglaterra, Europa y por supuesto, Estados Unidos.

En cuanto a los migrantes, el sistema económico no sólo de Estados Unidos, sino de México, descansa en la mano de obra barata; hacer creer que los migrantes son los culpables de la pérdida de millones de empleos en el país vecino es una estrategia para desviar la atención de las verdaderas causas: la ambición desmedida del club del 1% (judíos-estadounidenses) que monopoliza la riqueza.

Así los migrantes que son un factor fundamental en el funcionamiento de la economía de Estados Unidos, tendrán que trabajar por bajos salarios y como el sistema en México está subordinado a la economía del país vecino, se mantendrán congelados los salarios para obligar a los trabajadores a buscar mejores condiciones de vida al norte del río Bravo. El control de los salarios es una estrategia diseñada por los que controlan las finanzas globales así que podemos asegurar que los salarios en México, Centroamérica y otros países dependientes de Estados Unidos seguirán a la baja porque así conviene a los magnates judíos.

El racismo de Trump y del bloque judío es un elemento más que se utiliza para canalizar el descontento de los blancos que paulatinamente perdieron sus privilegios con la aplicación de las recetas neoliberales. Se trata de quitar la presión y la responsabilidad de la creciente pobreza en Estados Unidos del complejo financiero-militar que se beneficia con el sistema y con las guerras de intervención.

La tensión creciente en Estados Unidos podría hacer explotar el sistema, con estallidos sociales, revueltas y manifestaciones pero es un escenario que favorece a la élite y al gobierno invisible que como en México hicieron, saben que el caos y la violencia interna son favorables a la imposición de estados de excepción y al control social con los militares en las calles. El fascismo no es un escenario irreal dadas las circunstancias que prevalecen en Estados Unidos, más bien, es una posibilidad que se fortalece con las estrategia de dominio del sistema neoliberal a través de sus beneficiarios que ya se ha puesto en marcha desde el sur del continente americano: Argentina, Brasil, etc.

El plan del gobierno invisible es global, incluye a Estados Unidos, Europa y otros países satélites, como México, pero existe un obstáculo, el gobierno de China se ha manifestado abiertamente contra los planes de dominación global del gobierno invisible, así que se busca aislar a China especialmente de su relación con Rusia. Los planes de Trump de dejar fuera a China y enfocar los misiles estadounidenses y rusos hacia el gigante oriental obedecen a la estrategia diseñada por los Señores de la guerra, a los que no les importa dejar un planeta en llamas si con eso obtienen el control mundial, pero cuidado, los gobernantes chinos no son como los mexicanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: