lunes, 12 de diciembre de 2016

8377. ANÁLISIS INTERNACIONAL… BRASIL: PARA EL 2017 AUMENTARÁ LA INVERSIÓN EN DEFENSA.

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.  
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

BRASIL: PARA EL 2017 AUMENTARÁ LA INVERSIÓN EN DEFENSA.

El presidente del gigante sudamericano, Michel Temer, envío al Congreso Nacional la propuesta de presupuesto para el 2017. Se contempla en el caso del Ministerio de Defensa un incremento de unos 3500 millones de dólares, lo que lo haría superar los 30 mil millones de dólares para el 2017.

Este presupuesto en su ejecución dará prioridad a continuar con una serie de proyectos estratégicos que han visto desarrollando las tres armas constitutivas de las fuerzas armadas brasileñas, en los cuales la industria militar nacional está muy involucrada.

La mayor cantidad de dinero se le adjudicó al Ejército, seguido por la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea. Las prioridades del Ejército son continuar con el denominado Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras (SISFRON), aumentar el ritmo de entregas de los nuevos fusiles de asalto Imbel IA 2 y adquirir nuevos blindados, dentro de lo que se conoce como el Proyecto Guaraní.

Por su parte la Fuerza Aérea brasileña que acaba de dar a conocer una reingeniería total de su estructura organizacional que incluye reacomodos en el territorio nacional de bases militares y construcción de nuevas, deberá continuar con la puesta en servicio del caza Saab Gripen E BR y el avión de transporte Embraer KC- 390, consideradas las dos grandes prioridades para el arma aérea.

Otro programa que recibirá recursos  en la Fuerza Aérea, es el KC- X, que espera la entrega de tres Boeing 767- 300 ER, cuyo objetivo final es destinarlos al área de transporte y reabastecimiento aéreo estratégico.

Mientras que la Marina de Guerra, continúa con la construcción de la base de submarinos y astillero naval de Itaguaí, el que estará listo para el 2018, según lo diera a conocer el contralmirante Oscar Moreira Da Silva, Comandante de la Fuerza de Submarinos.

Recordemos que la Armada brasileña ha pactado con Francia la construcción de cuatro submarinos Scorpene diésel y uno nuclear. El primer Scorpene estaría listo para el 2020, mientras que las siguientes unidades diésel, se incorporarían en el 2022, 2023 y 2024 respectivamente, mientras que el de propulsión nuclear se estaría integrando a la flota en el 2027.

Otra prioridad es la inversión en el mantenimiento de la flota de fragatas, corbetas, patrullas oceánicas y buques auxiliares, hasta que comience la construcción de la nueva clase de corbetas Tamandaré. A su vez, la estrella de la flota, el portaaviones San Pablo que actualmente se encuentra en el astillero de la Marina en Río de Janeiro, será objeto de trabajos de renovación.

El aumento del presupuesto obedece al énfasis que el Ministerio de Defensa brasileño ha dado a la necesidad que sus Fuerzas Armadas estén debidamente equipadas para poder asegurar la adecuada protección de los recursos naturales, con que cuenta el gigante amazónico en su territorio y en las aguas  de la Amazonia azul, “el otro Brasil en el mar” como se le ha denominado.

¡Hasta el próximo análisis…!

Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: