viernes, 16 de diciembre de 2016

8398. NAVIDAD: CULTURA DE LA VIDA EN VEZ DE CULTURA DE LA MUERTE.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI


Navidad: cultura de la vida en vez de cultura de  la muerte.

“Los seres humanos estamos hechos para superarnos y sólo somos verdaderamente nosotros mismos cuando nos trascendemos”.
Huston Smith (1919 - ?) Erudito.


El sentido de la Navidad es el re-nacimiento. Originalmente en esta fecha se celebraran festividades paganas sustentadas en los ciclos agrícolas, especialmente en la cosecha; pero después de Cristo la Navidad es vivida desde dos enfoques, el consumista y el espiritual. El enfoque consumista es el que prevalece, un gran número de personas y familias se olvidó de las tradiciones y del contenido espiritual de la Navidad para centrar su atención en lo material, en los regalos, la comida, los adornos.

Desde el enfoque espiritual se espera un renacimiento basado en la reflexión, un re nacimiento personal que comience con el perdón,  que fortalezca la esperanza y que lleve a acciones por la paz. Navidad es nacimiento, es vida, es la cultura de la vida. Vivir la Navidad desde el enfoque espiritual es compartir con los seres amados los problemas y las esperanzas, es intentar ser una mejor persona, y aterrizar esas actitudes también en la parte social, apoyando las causas por la vida y tomando acciones cívicas y una posición política, aunque no necesariamente partidista porque los partidos se han vuelto cómplices del sistema de corrupción.

Hoy en día la cultura de la muerte avanza inexorable con la complicidad de los gobiernos y los grandes corporativos, legislar a favor del aborto, y crear vida artificial o modificar genéticamente la vida, permitir el genocidio de especies animales y vegetales, como se hace con los organismos genéticamente modificados, son acciones que fortalecen la cultura de la muerte. Hay diversos medios para expresar nuestro rechazo al sistema, a la clase política corrupta, entre ellos los que abren organizaciones ciudadanas en Internet como Change.org u otras similares.

Otras manifestaciones de la cultura de la muerte que requieren acciones políticas son la irracional extracción de recursos energéticos a cualquier costo, ahora con la técnica del fracking que deja una estela de muerte y contaminación y que amenaza la existencia de comunidades originarias desde Standing Rock, en Estados Unidos, hasta la Patagonia en la Argentina, lo mismo podemos decir de otra silenciosa forma de expansión de la cultura de la muerte, la tala de árboles, el asesinato de los bosques y sus múltiples formas de vida vegetal y animal. El fin de los bosques es el principio del fin del ciclo vital del agua. La privatización del agua para permitir el fracking, técnica extractiva de energéticos que contamina miles de litros de agua, ríos, lagos y manantiales, es una acción estratégica de la cultura de la muerte, la ola de contaminación del fracking es expansiva: afecta a la naturaleza contaminando gravemente la tierra, el agua y el aire y provocando enfermedad y muerte en los seres humanos. La Cámara Minera Mexicana (Camimex), señaló que en México, desde 2011 existen 853 megaproyectos extractivistas que provocan impactos ambientales negativos que están afectando a niñas, niños, adolescentes y mujeres.

También los agronegocios, como el cultivo de soya y el uso de pesticidas, afectan la salud de comunidades rurales que viven cerca de los enormes sembradíos, es también cultura de la muerte.

El sentido de la Navidad es renacer, pero para renacer y hacer realidad la buena nueva anunciada por los videntes (una Era de Paz, Amor, Prosperidad), primero tenemos que detener la absurda carrera de la humanidad hacia su propia muerte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: