jueves, 22 de diciembre de 2016

8426. TULTEPEC: TRISTE NAVIDAD.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Tultepec: triste Navidad.

En circunstancias de verdadera  tragedia se ven las cosas de inmediato... pasado, presente y futuro juntos."
Louis Ferdinand Céline. (1894-1961)
Escritor francés


La tragedia de Tultepec, en el Estado de México, estremeció a los mexicanos. El martes pasado a las 14: 45 horas una serie de explosiones sacudieron el  mercado de  juegos  pirotécnicos San Pablito, el más grande de su tiempo en el país, había en el mercado alrededor de 2,300 personas distribuidas en 4.5 hectáreas que abarca el tianguis con 300 locales, muchos de ellos no cumplían con las  normas básicas de seguridad.

La foto aérea publicada por La Jornada es contundente: 90 por  ciento del tianguis reducido a cenizas. El saldo trágico fue de al  menos 35 personas fallecidas, entre ellas, ocho niños. Han sido identificadas 33 personas  de  las que murieron, el resto sólo se podrá identificar con estudios de ADN.

La tragedia además de la pérdida de vidas, representa un golpe a la economía de las familias: al menos 30 mil habitantes  perdieron sus empleos,  sus fuentes de  ingresos, en  un  pueblo de 150  mil   habitantes representa el 20 por ciento del total de la población. La mayoría de  los comerciantes tienen deudas, surtieron sus puestos con créditos para adquirir la  mercancía  así que su futuro es incierto.

Desde 2005 se aplicaron en el tianguis sistemas de seguridad, el estallido del martes mostró que el  sistema de  seguridad no se aplicaba como se debe, seis conflagraciones registradas en los últimos 7 meses en San Pablito fueron el anuncio de la tragedia.  Las narraciones de los sobrevivientes ilustran el horror  del siniestro, imposible imaginarlo o traducirlo con palabras.

A la tragedia por las pérdidas humanas y económicas se suma la incertidumbre de no  saber si se cumplirán los rumores de que el mercado se  cerrará  definitivamente. Pero está en juego la forma de  vida de muchísimas personas relacionadas con la industria pirotécnica, desde productores hasta comerciantes que demandan a las autoridades que el mercado s e reconstruya; en cuanto a las responsabilidades, lamentablemente  la corrupción de las  autoridades es un  problema que se refleja en la pérdida de vidas humanas, por lo que debería haber responsables de  la  tragedia. ¿Cuál fue el origen del fuego? ¿Un corto circuito? ¿La imprudencia de los clientes?

¿Cuál fue la causa?

Pudo ser una chispa ocasionada por energía eléctrica estática de la ropa de material sintético de una persona, pudo ser que alguien fumaba cerca  de los juegos artificiales, pudo ser el calor que a esa hora se intensificó en el tianguis, pudo ser cualquier cosa. Tultepec nos recuerda el alto riesgo que existe, no sólo en los mercados del país que se dedican exclusivamente a la venta de productos de pólvora, en donde la seguridad no es un tema  prioritario, sino en los mercados y los tianguis en donde se multiplican los puestos ambulantes de juegos pirotécnicos.

El cartón de ayer de El Fisgón.

El monero de LaJornada, ilustra creativamente la tragedia que enlutó a cientos de familias que tendrán una triste Navidad.

Para las víctimas nuestras oraciones, para los sobrevivientes y heridos un pronto alivio y para los responsables un castigo ejemplar. Tragedias como ésta se repiten sin que las  autoridades tomen medidas  para prevenirlas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: