jueves, 29 de diciembre de 2016

8449. ¡ESTOS MEXICANOS!

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

¡Estos mexicanos!
Con estrategia política de bebé de teta, para contrarrestar el malestar (ira) de la gente por el perpetuo gasolinazo que iniciará a partir del 1º de enero próximo,  el gobierno federal lanzó ayer la gran noticia de que vía Hacienda, otorgó 161 mil 80 millones de pesos de apoyo a la CFE para que pueda pagar pensiones y jubilaciones en los próximos años. Mentira. En el mejor caso, media verdad (más bien, tercio de verdad). Las jubilaciones y pensiones son derechos de los trabajadores y obligación de la empresa.

Además, no se imagine que le mandaron a las arcas de la CFE varios camiones cargados con pacas de billetes (ni que hicieron una transferencia electrónica a las cuentas de la empresa)… no, en palabras del propio gobierno: ‘El apoyo del gobierno federal se otorga mediante la suscripción de títulos de crédito a favor de CFE’. Nada, papel. Una partida presupuestal para ir pagando a los que les vaya tocando jubilarse o pensionarse… hasta que se terminen de morir todos (‘hasta que se extinga la población considerada en la CFE’, como lo dijeron para no decir a lo pelón las cosas). Luego, los demás trabajadores de la CFE… ¡ah!, para esos aplican las modificaciones a su contrato colectivo de trabajo (publicado el 14 de noviembre pasado en el Diario Oficial de la Federación). ‘Modificaciones’… ya se los fregaron.

De acuerdo estamos todos los que no gozamos de los privilegios de trabajar para CFE, en que eran (y son) un poco exageradas sus prestaciones (por lo pronto, ellos no pagan consumo eléctrico), pero de eso a que haya que echar cuetes y sacar matracas porque el gobierno ‘apoyó’ a la CFE con más de 161 mil millones, hay un mar de diferencia porque no apoyaron nada, sólo aceptaron que pagarán lo que tienen obligación de pagar: ¡Viva!, ¡viva!

La rabia popular por el anuncio del constante gasolinazo que antier anunciaron, no se mitiga con eso, ni con nada. El daño a la economía personal de todos los habitantes de este nuestro risueño país, será acumulativo y constante. El malestar, creciente.

La apuesta del gobierno, casi infalible, es que la gente tragará esta nueva piedra de molino… y es cierto. Unos cuantos gritos, tal vez algunas manifestaciones, alguna declaración de políticos oportunistas y ya. Todos pagaremos (y a don Peña Nieto y asociados, ya les importa poco su proyecto político personal, porque lo dieron por perdido desde que empezó la campaña internacional de prensa en contra de ellos, que tontos no son).

Claro que a veces pasan cosas imprevisibles, increíbles y hasta impensadas. Nadie imaginó en su momento, que Madero le iba a dejar el trasero de mandril al todopoderoso Porfirio Díaz, ¿quién era el tal Madero? Tampoco nadie imaginó que un flaquito en calzones (Gandhi), iba a arrancarle de las garras al imperio británico su más preciada posesión: la India… y pudo, sin un tiro, sin una pedrada.

El gobierno federal mexicano, este gobierno federal mexicano nos debe algunas explicaciones: ¿por qué no se producen en México los combustibles que consumimos?; ¿quién es responsable de haber suspendido la construcción de nuevas refinerías de petróleo en México?; ¿por qué Pemex construyó una refinería -la Deer Park- en Houston, Texas?; ¿por qué vendemos a los EUA a mitad de precio la gasolina mexicana? (a inicios de diciembre de 2015, Pemex abrió cinco franquicias en Texas, operadas por particulares, bonita cosa). Sí, nos deben muchas explicaciones (también quiénes de Pemex están coludidos con los ordeñadores de ductos)… y no van a darnos ni una. ¿Por qué?, porque lo permitimos.

Si algunas de las más de 70 organizaciones de activistas civiles que hay en México, más algunas corporaciones empresariales, universidades, colegios profesionales y hasta sindicatos serios (sí, asómbrese: hay de esos), le plantan cara al gobierno y exigen se hagan públicos los números de Pemex y CFE, nos íbamos a llevar algunas sorpresas.

Por lo pronto y cuando menos, que nos digan qué hace Pemex con el dinero que deposita en la ilegal y opaca tesorería que tiene fuera de México desde 2010 (Calderón ‘fecit’),  a salvo de cualquier revisión o auditoría, en la que deposita las ganancias de sus 39 empresas filiales que operan en el extranjero (en 2011 la Auditoría Superior de la Federación -ASF-, logró obtener una ‘muestra’ con la que determinó que en ese año, Pemex dejó fuera de las arcas del erario nacional, ingresos de por lo menos 434 mil millones de pesos… y si suma usted los activos que tienen en el extranjero -detectados por la ASF en 2011-, resulta que Pemex tiene 525 mil millones de pesos fuera del país sin que Hacienda, ni el Banco de México, ni la ASF metan las narices)…y Peña Nieto presumiendo que somos los exportadores líderes de aguacate en el mundo, según dijo al inaugurar la exposición ‘México Alimentaria 2016 Food Show’, el 9 de diciembre pasado.

Si un año después de que se instaló esa tesorería ilegal de Pemex, ya había cuando menos 434 mil millones de pesos de ingresos, imagine cuánto entró hasta el 2016… y por amor al dios en que usted crea, no se le olvide que un argumento para la reforma energética, fue que el país no tenía los 200 mil millones que requería el sector, por lo que urgía encontrar inversionistas privados.

Claro que el tenochca estándar piensa: ¿y yo qué puedo hacer?... pues, nada. Pero el gobierno federal se está arriesgando a que brinque por ahí un líder que proponga eso, que nadie hagamos nada, porque ¿sabe qué?: el gobierno, cualquier gobierno, no tiene defensa ante la resistencia civil pacífica (inteligente).

No urge ni urgía la reforma energética, sino recuperar la autosuficiencia energética; en lo demás, nos han engañado. Lo hemos permitido. El Congreso es el cómplice mayor (con sus muy honrosas excepciones, individuales y hasta de partido). Peña Nieto no tiene redención política posible.

En el extranjero se enteran de lo que estamos haciendo con la empresa más eficiente en extracción de petróleo crudo del mundo… y se ríen asombrados: ¡Estos mexicanos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: