viernes, 22 de enero de 2016

7174. CHISTES, RELATOS, LEYENDAS Y CUENTOS.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA HISTORIA DEL PISAQUEDITO, DE LORELENCHO Y DE CASIMIRA
PRIMERA PARTE

Cuentan los que saben porque así lo vieron, oyeron o así se los contaron, que allá en ese pueblo, que por carretera tiene una de las vistas más hermosas, además es cuna de hombres ilustres y que tiene por nombre Chavinda, que hace una buena cantidad de años, vivían Rufina  y su esposo Rucailo, ella ya frisaba los cincuenta años de edad y él era diez años mayor y cuentan que un mal día, a consecuencia de la edad y las enfermedades que aquejaban al marido, éste falleció después de haber permanecido algunos días grave.  Dios el Creador del universo lo recogió para que dejara de sufrir en este mundo de lamentaciones y fuera primero a ese tour por el Universo y ya luego a su lado y él atendió su llamado como debe de ser, allá se encuentra alabando al Creador y deleitándose con todo lo que es el Universo.

Ya después del novenario y días después de que sus dos hijas regresaran a Estados Unidos donde radicaban en compañía de sus maridos, Rufina volvió a la vida normal, no había querido irse con sus hijas pues decía que allá moriría de tristeza sin estar en su casa y sin sus amistades, así que se quedó en Chavinda donde ella vivía agusto y donde lo económico no era problema ya que Rucailo fue muy trabajador y le dejó una buena cantidad de dinero, los intereses de la cuenta del banco y de la caja de ahorros le alcanzaban para vivir holgadamente y todavía le sobraba por lo que no habría de padecer por cuestiones económicas, además en caso de que se viera en aprietos, sus hijas estaban prontas a mandarle dólares ya que ellas también estaban en buena posición económica allá en el vecino país del norte…

Dos meses después del fallecimiento del que tanta felicidad le dio, Rufina consideró que podía tener en su casa algunos animalitos de esos que a ella le gustaban, siempre deseó tener unas gallinitas, algún chivo, dos perritos y pues algunos otros animalitos  pero su esposo no había aceptado, no le gustaba tener animales en su casa y ella se había aguantado pero ahora consideró que podía darse el gusto que nunca fue posible y así se lo platicó a su comadre Petra.

Mira comadre -dijo Rufina- siempre que he ido a tu casa no te imaginas como quisiera vivir como tú, a tus anchas teniendo todo lo que quieres, veo como tienes que las gallinas con su cantador gallo, que los patos, que las vacas con su toro cebú y esos juguetones y brincalones chivos que tanto te hacen reír y ya cuando estoy en la casa de verdad te envidio, pero ahora ya podré tener mis animalitos, ya ves que Rucailo nunca aceptó tener ni siquiera un canario.

Sí -dijo Petra-, el gusto de tener animalitos nunca te lo diste pero ahora dátelo ten en tu casa todos los que quieras que al fin tienes espacio.

La plática siguió sin apartarse las dos del tema y la comadre Petra terminó recomendándole que fuera a Tarecuato, que allá encontraría buenas gallinas, de esas ponedoras para que tuviera sus blanquillos nutritivos y gallos buenos para posar y cantar.

Mira -le dijo al tiempo que volteaba hacia el corral donde estaban sus animalitos-- te compras unas siete y unos dos gallos y con eso tienes, ya luego cuando estén cluecas y tengas pollitos irás teniendo más, procura comprar de esas que coman maíz, trigo y milo en vez de alimentos químicos, los huevitos son más nutritivos y las gallinas además te durarán más tiempo, ya ves que lo químico acaba con los organismos, igual si compras algún chivito procura darle alfalfa y se criará muy sano y luego sabrá exquisito hecho birria. 

Seguiré tus consejos -dijo Rufina- chance hasta un loro compre para enseñarlo a rezar y que sepa dar los buenos días y algunas otras cosas que en los ratos libres le pueda enseñar a hablar, lo podría enseñar a rezar…

Ya luego Rufina se despidió y sus pasos los dirigió hacia su casa. Iba feliz pues el solo pensar en los animalitos la hacía irradiar felicidad.

Rufina en los días siguientes se abocó a hacer un gallinero con tela de alambre, justo donde empezaba el corral de su casa, era el mejor lugar ya que la casa contigua se encontraba desocupada y los cantos de los gallos y el cacareo de las gallinas después de poner los huevos, no molestaría a nadie y ella a su vez tampoco sería molestada ya que su cuarto queda retirado, en el otro extremo de la casa.  Para hacer el gallinero, se hizo acompañar de Casimira que era una señora cuarentona también viuda y que decía que no quería estar en su casa porque los bellos recuerdos de cuando vivía con su marido la entristecían, ella era de allá del Tepegüaje también del municipio de Chavinda y sus hijos también radicaban en Estados Unidos , como a ella también le agradaban los animalitos, pensó que se la pasaría bien y entonces se fue a vivir con Rufina unos días mientras hacían el  gallinero, claro que ella iba con la idea de serle útil a la amiga y de una vez quedarse a vivir con ella ya que las dos se estimaban y se podrían acompañar en forma adecuada.

Rufina le asignó un cuarto que se encontraba frente a donde quedaría el gallinero, ahí no había ruidos y podría vivir tranquila, solo estaba un poco retirado el baño pero no importaría eso, no había por qué fijarse en pequeñeces, así es que la  buena de Casimira se fue a vivir con Rufina  y las dos mujeres se abocaron a disfrutar de su compañía y de sus gustos por los animales, ambas se acompañarían y vivirían agusto lo que les quedaba de vida en este mundo.


CONTINUARÁ

7173. SUFRIMIENTO EVITABLE.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Edo., de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Sufrimiento evitable.
Seguro estoy de haberle contado hace mucho de aquella tía muy querida, señora simpática y bondadosa, que no leía periódicos ni oía noticieros (tiempos de la radio), porque decía que para penas, las que le fuera echando encima la vida, pero que no pensaba sufrir por desgracias que sucedían a gente que no conocía en lugares que ni sabía dónde quedaban. Sí, seguro que se lo conté.

Bueno, eran otros tiempos, ya muy lejanos, en los que era posible mantenerse dentro de una atmósfera familiar o comunal, ajeno a lo que le viniera la gana a cada quien. Por lo que sea, se nos ha complicado mucho la vida (se refiere a occidente el del teclado, que el lejano oriente para él es muy lejano, como otro planeta).

Se advierte también, que su texto servidor se refiere al modo de vida del sector urbano, y de él, a aquellos apenas arribita de estar muy amolados y de ahí hasta los ricos, sin llegar al nivel de los obscenamente millonarios, porque esos viven en su burbuja, ajenos a todo y todos; tampoco se refiere a la población rural, cuyos problemas (y alegrías), son otros.

Hay quien rastrea el origen del modo de vivir actual y concluye que la Segunda Guerra Mundial o el abandono del sentido religioso, el desarrollo industrial o el consumismo y hasta la tecnología, son lo que dio la vuelta de campana a las costumbres, el concepto de familia, la pérdida de respeto por lo que antes se respetaba, y son causa del general deseo de riqueza y prisa por enriquecerse, exceso de “stress”, preocupaciones “globales”, devoción por la ecología, extravío de referentes éticos; y, como resumen de ese tsunami de descalificaciones de las actuales generaciones y su modo de vivir sus vidas, se afirma que han perdido el sentido de la vida. ¡Vaya!

Sí se ha complicado la vida y sí es casi imposible sustraerse a la catarata de información de todo tipo que nos bombardea directa o indirectamente a todos; sí, y también el “stress” que soportan las actuales generaciones es mayor que las de antes. De acuerdo.

Pero no parece sostenible la descalificación llana que se hace del modo de ver y vivir sus vidas de la gente menuda y los adultos jóvenes de ahora. No.

Para empezar porque el “sentido religioso” de nosotros los de antes, de nada valió para impedir guerras (las peores guerras, que las bombas atómicas sobre poblaciones inermes, las echaron personas con sólidas creencias religiosas, no pocos de ellos practicantes sinceros de su fe); y nuestro sentido de la vida no fue obstáculo para barbajanadas misceláneas, como la esclavitud, el racismo o la misoginia.  

No está tan fácil descalificar el modo de vida de ahora,  no, porque el concepto de familia de antaño se asentaba en la arbitraria autoridad indiscutible del macho, la sumisión de la mujer y no raramente en el abuso; pero, la familia era más unida… bueno, cuando regresaban de la fábrica, de la mina, de la plantación, a medio mal comer algo y caer como fardos todos amontonados en un solo cuarto… sí, era más unida.

Además -a fuer de ser sinceros-, aceptemos que deseos de riqueza ha tenido la especie humana desde siempre o al menos desde Noé, que -dicen-, vendió a escondidas boletos para embarcarse en su arca -a precio de oro cuando empezaron los chubascos-; y algo ha de tener de cierto, porque después del Diluvio, él y su familia no hubieran repoblado el planeta (o seríamos todos retardados mentales profundos, con semejante mezcladero entre pura parentela).

Sí hay ahora un consumismo impúdico, cierto, pero es el mismo de siempre, nomás que antes eran muy pero muy pocos, los que podían consumir glotonamente (aristócratas, burgueses y luego grandes industriales), pues la inmensa mayoría de la población vivía con lo mínimo, explotada como esclavos, como siervos, como súbditos, y luego como trabajadores de una revolución industrial hecha a lomos de una masa obrera exprimida hasta la última gota. Ahora más gente puede comprar y aunque le parezca increíble, la pobreza ha disminuido en el planeta (sigue habiendo mucha, pero ni comparar con la de antes). No sé usted pero su texto servidor en lugar de escandalizarse, siente rebonito viendo a un chamula con su celular… ¡bendito sea Dios!, ya se van cerrando las brechas, pareciera que no, pero sí.

Además, la humanidad ha probado largamente su capacidad para corregir y mejorar las cosas; el consumismo que conocemos como sostén de un aparato industrial insaciable y un sistema económico que requiere crecimiento económico perpetuo, le van a dar risa a las generaciones futuras (en un ratito, en unos 200 ó 300 años, que en tiempo planetario es un parpadeo).

Así las cosas y declarando sin pudor el optimismo más reprobable, sostiene López que hay algo en lo que debemos machacar sin pausa para agilizar cuanto sea posible su evolución: los gobernantes son nuestros empleados, están al servicio de todos. No hemos avanzado poco, que venimos de reyes por voluntad de Dios, pasando por dictadores por su tiznada voluntad -y sus pistolas-, y ahora estamos ya plenamente en tiempos en que tienen que disimular sus barbaridades los gobernantes (que ya es algo).

No exijamos lo imposible, que esa es una frase idiota.

Exijamos lo posible y posible es que a tuitazos, “facebukazos”, periodicazos y como podamos, consigamos sujetar a los políticos y gobernantes a la decencia más elemental, que es respetar la ley, ellos, siempre y primero que todos, pues aunque el bien común parezca un sueño, también es posible y si no lo fuera, cuando menos para que se acabe la frivolidad del poder, el mal uso y hasta el robo de los caudales públicos.

Pero, si en nuestro país hay gobernantes reprobables (no todos, tampoco), es peor la plaga de  burócratas de alto nivel, elegidos por nadie, agazapados en sus oficinas de lujo, rapaces, soberbios, causantes, responsables y culpables imperdonables de lo que hoy padecen, al menos en México, millones de personas: inseguridad, pobreza inducida, falta de servicios de salud, educación deficiente y tanto sufrimiento evitable.

miércoles, 20 de enero de 2016

7172. TOÑO “EL BOLERO”

Por Arturo CEJA ARELLANO.
Periodista y poeta.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Di’arina y de Maíz
Toño “El Bolero”
   
Así lo conocí, lustrando calzado debajo del desaparecido tabachín, que era todo un símbolo en la plaza principal. Cuando éste sucumbió a los rigores del tiempo, Toño “El Bolero” se mudó hacia la sombra del árbol frente a la presidencia municipal, donde lo visitaban personajes de la política, pero solamente cuando estaban en campaña, porque ya después, sumidos en la derrota o engallados por el triunfo electoral, ya no regresaban más.
         
Políticos y políticas allí lustraron su calzado mientras Toño los y las ponía al tanto del contenido actual de la política de callejón, de la política de banqueta, del chisme diario, de los dimes y diretes que se dan en ese famoso ambiente.
         
Recuerdo en una ocasión, cuando estaba en plena campaña Mariano Carreón Girón, que a la postre fue diputado federal del distrito 05 de Zamora, antes de la maldita redistritación. Aún estaba abierta a la circulación vehicular la calle Guerrero. “El negro” se acercó en su camionetota y me preguntó: ¿cuánto cuesta un pollo? (cómo se notó que nunca había ido al mercado). -50 pesos, le dije. Enseguida me dio 100 pesos y me dijo que se los entregara a Toño “El Bolero”.
         
Candidatos, diputados de la federación y de la localía, alcaldes, presidentes de partidos políticos del municipio, dirigentes estatales, secretarios, directores, regidores, comerciantes, industriales, abogados, periodistas y hasta Juan Pueblo llegamos con él para enterarnos de las novedades fresquecitas.
         
Era él quien nos avisaba a los tundeteclas sobre la presencia en Zamora de personajes; y hasta nos informaba dónde sería la comida. Por eso lo reconocimos como nuestro gran informador.
         
Nos hablaba de los muertitos en turno.
         
Con Toño El Bolero casi siempre estuvieron desaparecidos periodistas como: Raúl Pichardo Franco, Juan Luis Pichardo Martínez, Miguel “El Loco”, Memo Vázquez Razo (La Mucurita), Salvador Urbano, Eleuterio Méndez Licea, Manuel Chávez Ramírez, Toño Servín, Jesús Navarro, don Poncho y tantos otros más que seguramente están dándole la bienvenida a Toño, de aquél lado de las nubes.
         
Algunos gobernadores salieron del tabachín y de la sombra el árbol con sus zapatos brillosos. Algunos ni le pagaban, no me vayan a creer, pero así sucedía. Víctor Manuel Tinoco Rubí, Ausencio Chávez Hernández y Fausto Vallejo Figueroa, fueron algunos de los mandatarios estatales que allí estuvieron.
         
Marko Cortés, Arturo Laris, Kena Méndez, Adriana Hernández, Arnulfo Vázquez, Nacho Peña, Memo Gómez, Martín Zamaguey, Alfredo Pérez Patiño (q.e.p.d.), fueron algunos de los políticos que también aprovecharon a Toño, porque estaba siempre al tanto de la noticia.
         
Personajes de la vida policíaca también hicieron acto de presencia, como lo hacían zamorenses que habitaban o habitan las Tenencias o rancherías del municipio. Productores de fresa y agroindustriales, como Pablo Gutiérrez, Paco Galván; y hasta los Guerrilleros de la 20 de Noviembre.

Fue en diciembre cuando lo vi la última vez, le llevé el periódico Uandari; él me lo repartía en palacio municipal de Zamora. Le di su aguinaldo. Me dijo que ya se iba a casa porque se sentía mal. Me despedí de él sin pensar que sería la última vez.

Antonio Torres fue siempre líder de los boleros de Zamora, de los lustradores de calzado. Se identificaba con el PRI, pero apoyó a panistas y perredistas que se lo solicitaban.

Cierto día se le acercó por la espalda don Francisco Elizalde García (q.e.p.d.). A Toño, como ustedes saben, le faltaba el pie derecho. Estaba de pie. Don panchito lo abrazó y colocó su pie donde faltaba el de Toño y pidió le tomaran una foto, a fin de que se le vieran dos. Gran broma, sin lugar a dudas.

Toño decía que cuando quería estrenar zapato, esperaba a uno de sus amigos al que le hacía falta el otro pie, con quien calzaban exactamente igual, del mismo número; y de tal forma era como ambos estrenaban y pagaban solamente la mitad.


Toño, amigo, tu lugar de trabajo que compartiste con tus hijos ya no será el mismo; faltará tu presencia, tu chispa, tu picardía. Extrañaré tu “Adiós don Arturo”, cuando trataba de pasar de largo y sin que lo notaras porque llevaba prisa; pero a ti nadie se te escapaba. Nunca escuché que maldijeras a nadie, o que hablaras mal de alguien. Seguramente que todos los santos y angelitos están haciendo fila para que les lustres su calzado allá, en el cielo. Descansa en paz, ¡amigo!

7171. SABER, CONOCER Y APRENDER.

Por EVERILDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ.
Ambientalista y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

MARTIN LUTHER KING
Cuarta parte.

Tan fácil que es vivir en armonía con el propio ser humano y con las otras formas de vida respetando los derechos que cada forma tiene y que no es otro más que su derecho a vivir. México no escapa a ese afán de distingos, solamente es cuestión de ver la forma en que se trata, por muchas personas, a quienes no profesan la misma religión, el mismo credo, a quienes viven en desigualdad económica, a quienes por diversas circunstancias no tienen los conocimientos, a quienes no aprendieron el idioma español y solo saben su idioma—náhuatl, purépecha etc en fin la lista es larga y es mejor seguir conociendo a ese personaje llamado Martin Luther King.

Tras cerca de un año sin resultados tangibles, el movimiento comenzó a debilitarse y a dividirse entre radicales y moderados. Durante una manifestación, jóvenes negros lanzaron piedras contra la policía; Martin Luther King exigió el alto de todas las protestas y un «día de penitencia» para promover la no violencia y mantener la moral. Más tarde, fue otra vez arrestado y encarcelado durante dos semanas.

A pesar de la movilización, el movimiento de Albany no consiguió obtener resultados inmediatos, pero sirvió de lección estratégica para Martin Luther King y el movimiento de los derechos civiles, que decidieron concentrarse en temas específicos con el objeto de obtener victorias simbólicas:

El error que cometí fue protestar contra la segregación en general antes que contra alguno de sus hechos distintivos en concreto Una victoria de este tipo habría sido simbólica y habría galvanizado nuestro apoyo y nuestra moral... Cuando se planificó nuestra estrategia para Birmingham meses después, pasamos muchas horas evaluando Albany e intentando aprender de nuestros errores. Nuestro examen nos ayudó no solamente a hacer nuestras futuras tácticas más eficaces, sino que nos reveló también que lo de Albany había estado lejos de ser un fracaso total.

Sin embargo, el activismo local continuó, al tiempo que la atención de los medios se dirigía a otros temas. La primavera siguiente, la ciudad anularía todas sus leyes segregacionistas.

Iglesia Baptista en la Calle 16 de Birmingham, cuartel general del movimiento por los derechos civiles durante la campaña y donde tuvo lugar el atentado del 15 de septiembre de 1963.En 1960, la población de Birmingham era de 350 000 habitantes, un 65 % eran blancos y el resto negros. Era una de las ciudades que mantenían y aseguraban por medio de la ley local el mayor grado de segregación racial de Estados Unidos en todos los aspectos de la vida, y tanto en los establecimientos públicos como en los privados. En esa época, solo el 10 % de la población negra estaba inscrita en las listas electorales y su nivel de vida medio era menos de la mitad que el de los blancos, y los salarios para un mismo puesto eran, por lo general, muy inferiores.

Birmingham no tenía ni policías, ni bomberos, ni tenderos, ni directores ni empleados de banca negros; los empleos para la población negra estaban limitados a los trabajos manuales en las acerías. Una secretaria negra no podía trabajar para un patrón blanco. El desempleo entre los negros era dos veces y medio más elevado que el de los blancos. Cincuenta atentados racistas no aclarados entre 1945 y 1962 dieron a la ciudad el sobrenombre de «Bombingham». Las iglesias negras donde se discutía sobre los derechos civiles fueron objetivos preferentes y la ciudad fue particularmente violenta contra los Freedom Riders.

Un responsable local de los derechos civiles, el pastor Shuttlesworth, intentó luchar a través de la justicia para que se desegregasen los parques de la ciudad, pero la ciudad reaccionó cerrándolos. El domicilio y la iglesia donde el pastor ejercía fueron entonces objeto de varios atentados con bomba. Tras la detención de Shuttlesworth en 1962 por haber violado las leyes segregacionistas y que una petición al alcalde hubiese sido tirada a la papelera, según el propio alcalde, el pastor pidió la ayuda de Martin Luther King y del SCLC, subrayando el papel crucial de Birmingham en la lucha nacional por la igualdad racial.

Las protestas comenzaron por un boicot en la Pascua de 1963 para animar a los jefes de empresas a que abriesen los empleos de vendedores y otros puestos a las personas de todas las razas, y para detener la segregación en las tiendas, manifestada, por ejemplo, en la existencia de cajas de cobro que son exclusivamente para los blancos.

Dado que los dirigentes económicos resistieron al boicot, Martin Luther King y el SCLC empezaron lo que habían bautizado como el proyecto C, una serie de manifestaciones no violentas, como los restaurantes y bibliotecas, el arrodillamiento de personas negras en las iglesias, que son exclusivos solo para los blancos, marchas de protesta pacíficas, etc.; todo ello con la finalidad de provocar arrestos.

Continuará.

7170. NI EL ÚNICO NI EL PEOR.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Edo., de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Ni el único ni el peor.  
Tío Mencho nomás no podía con sus hijos, sus siete hijos, sus siete hijos varones. Tío Mencho era director de una academia militarizada en la que el alumnado se componía de lo más granado del mundo gandalla del occidente del país, los peores de los peores eran los internos… y los traía derechitos, marchando. Los papás de los que salían de ahí veneraban a tío Mencho del que decían que enderezaba jorobados. Pero no en su casa. Decía tío Mencho: -No sé cómo le hago para no poder con estos -sus hijos-, si traigo marchando a 300 delincuentes –y la razón era que a cada orden de él, su esposa, tía Maruca, emitía contraorden, por consentidora y por purgarlo. Estaba pintado en la pared.

El pasado día 13, los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), se pusieron de acuerdo en que es muy conveniente impulsar la “Policía Estatal Única” en todas las entidades federativas y presentar la iniciativa correspondiente ante el Senado de la República, para que se reforme la Constitución del país y no haya que andar pepenando el “ok” de cada Gobernador… ni Alcalde, porque ya ve, luego aparecen por ahí descendientes de Cuauhtémoc, que nomás abren la boca por ventilarla y dan mucha lata. Muy bien.

Ya desde mucho antes, especialistas y estudiosos afirman que la descentralización del gasto público, ese asignar por ley los recursos presupuestales a los estados, restando discrecionalidad al gobierno federal, fomentó los gastos absurdos e incrementó exponencialmente la corrupción de los gobernantes de las entidades de la república. Claman porque se vuelva a controlar el presupuesto que se otorga a los estados desde Hacienda federal.

También recibe muchas críticas la descentralización educativa, que hizo 32 secretarías de Educación Pública chiquitas y le mandó ríos de dinero a los gobernadores, sin que se haya obtenido ningún resultado positivo y sí, en cambio, el trafique de plazas y la creación de escuadrones de aviadores. Ahora parece que están tratando de regresar las plumas a la almohada.

Y qué me dice de la descentralización de la Secretaría de Salud, traducida en la instalación de 32 “servicios de salud”, uno en cada entidad, con una sensible baja de calidad en la prestación del servicio, problemas administrativos infinitos, desabasto de medicamentos y corrupción, corrupción y más corrupción.

En principio, si somos una “federación” de estados libres y soberanos, todo eso es muy correcto, pues es tratar a los libremente “federados” estados como lo que son, iguales, todos gobernados por señores que el pueblo eligió, maduros, sensatos y probos… sí, cómo no.

Así como de repente alguien se dio cuenta de que tener 33 códigos penales en el país (el federal y el de cada entidad), era una babosada inmensa y se implantó un código único para todo el país, igual deberíamos ir haciendo con lo demás, con todo, no nomás eso o la policía, sino todo, por un motivo muy fácil d entender: México es una república federal sólo en los papeles (en la Constitución); siempre fuimos y seguimos siendo, un país centralista, lo que de malo no tiene nada y más nos valiera aceptar.

Dejando de lado el estilo de gobierno del tiempo de los aztecas en que todo dependía del humos en que estuviera el señor del penacho más grande (y hay noticia de que hubiera nada descentralizado, ni derechos humanos, ni nada distinto a lo que saliera del forro delas reales gónadas), dejando eso, piense de dónde nos salió lo “federales”, si nos echamos 300 años de colonia, gobernados desde la Ciudad de México por un Virrey que hacía y deshacía dando órdenes directas a alcaldes y regidores que formaban los ayuntamientos e intendencias; después estuvimos 200 años con un omnímodo poder central, ratificado en el priísmo que en todas sus gradaciones mantuvo muy claro el principio de que el único gobernante del país era el Presidente de la república y los demás eran sus gatos (gobernadores, alcaldes, legisladores, jueces, todos, hasta el gendarme de la esquina), por eso aquello de: -“¿Qué horas son?” –“Las que usted diga, señor-presidente” –sí señor, así era y no nos gustaba pero los 40 años más rescatables de nuestra historia moderna así fueron.

En parte por eso nuestra “entrada a la democracia”, ha sido una tómbola de traspiés: no hemos sido nunca federales… ni demócratas, seamos sinceros.

Lo de ser demócratas nos urge, lo de ser lo que somos, un país central, también. No va a suceder (lo de ser centrales), lo de demócratas, tal vez, entendido bien el término que es mucho más que votar y que el voto se cuente.

Por lo pronto y a nuestro estilo, sin llamar a las cosas por su nombre, ya estamos centralizando cosas, cada vez más cosas. Ahora van por la policía, ya lo hicieron con el código penal, también con el Instituto Nacional Electoral. La seguridad pública, mientras esté a cargo del ejército y los marinos, también es central… ahí va la cosa.

Nadie se atreve a decir que antes, cuando el pricámbrico clásico, los gobernadores hacían menos barbaridades, porque tenían jefe y temblaban cuando sonaba “la red”, porque o era el Secretario de Gobernación para dar recado de parte del patrón o era directamente el patrón. Y si hacía falta, los corrían, así, como si nada (Salinas de Gortari cambió 19 gobernadores, nada más de botón de muestra). Por lo que sea, se portaban mejor. Ahora, muy demócrata el país, pero tenemos 32 virreyes y un Presidente de la república.

Lo que muy difícilmente se conseguirá, será devolver a la federación el control de los recursos que ejercen los estados: en bloque se opondrían los gobernadores que azuzarían a sus legisladores federales (no les conviene… los moches, usted sabe), y así con todo “federalizado”, o sea, regado a lo ancho y a lo largo del país, es muy difícil, porque para administrar bien el país habría que esperar a que tener 32 administraciones estatales homogéneamente decentes, y eso nos sería milagro, serían 32 milagros.

Mejor resígnese, porque don Moreira no es ni el único ni el peor. 

martes, 19 de enero de 2016

7169. MAYA, LA SEDUCTORA.

Reporte Z

Por Rafael Gómar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Maya, la seductora.

Nuestras ilusiones no tienen  límites; probamos mil veces la amargura del cáliz y, sin embargo, volvemos a arrimar  nuestros  labios a su borde.
René de Chateaubriand  (1768-1848)
 Diplomático y escritor  francés.


Maya es en la cosmovisión hindú,  la ilusión, ella es utilizada por  demiurgos poderosos para atraer y  engañar a los hombres, con su  belleza, los colma de placeres haciéndolos sus esclavos para  siempre. Maya sigue actuando hoy como lo hacía hace cientos de años, pero con la ventaja que en la actualidad Maya cuenta con una poderosa herramienta, la televisión.

Maya está detrás del consumismo, de la tendencia a los placeres de la carne, de la tierra, del sexo. Maya es hermosa y lujuriosa y se presenta como ángel o como demonio, su capacidad de transformación la convierten en una diosa poderosa que todos quieren tener de su lado.

El consumismo, la tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes no siempre necesarios, es una patología que caracteriza al comprador compulsivo,  esta necesidad nunca satisfecha revela un vacío existencial y muchas veces la causa puede ser la falta de amor, de afecto, esa sería una explicación que los psicólogos aceptarían, pero hay un factor aún más poderoso que no se puede soslayar: el condicionamiento social que se refuerza día, tras días, hora tras hora a través de los medios masivos de domesticación.
El papel preponderante de la televisión en este proceso de enajenación (enajenación significa ajeno a sí mismo) es evidente para muchas personas, pero no así para los esclavos que han caído en el embrujo de Maya.

El sistema neoliberal y sus teóricos han impuesto el paradigma de que la esencia de la vida son las posesiones, tener es más importante que ser, al punto en que los desposeídos sienten que sus vidas no tienen sentido. En la sociedad del derroche, ser es tener, así que el individuo consume su vida vendiéndola para adquirir cosas que le den un satatus que de otro modo no puede obtener. Cuanto más tienes mejor, así que de lo que se trata es de acumular cosas, dinero. La vida así vivida se experimenta como vaciedad que nunca se colma. La vida es el vacío que horroriza por lo que mejor se evita a toda costa y este sentimiento se contagia y se extiende por el mundo sin que nada lo pueda detener.

En el sistema capitalista neoliberal la concentración de la riqueza genera una profunda desigualdad lo que lleva a monopolizar el poder y el dinero y por consiguiente, a generar un estado de insatisfacción en las masas que a pesar de sus carencias siguen en poder de la insaciable Maya.

Sólo la sabiduría puede romper el poderoso embrujo de Maya, sólo la conciencia de la propia esencia puede romper la cárcel en que nos han encerrado, la cárcel del consumismo.

La mayoría de las necesidades del ser humano son artificiales, para vivir no se requieren muchas cosas,  como dijo san Francisco, el pobrecito de Asís: necesito pocas cosas y  lo poco que necesito lo necesito poco.

7168. ¡DESCUIDOS!

Por Rafael Ceja Alfaro.
Docente y articulista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Desinterés, desidia, “me vale” y como dijera Alejandro Béjar “cosas así por el estilo”. Dicen pues que hay muchas teorías respecto del origen de la vida, que si nació en el mar, que si el Big Bang, que la evolución, que el oxígeno, que el encuentro casual de no sé qué moléculas y otros enredos. Lo cierto es que conozco más de algunas parejas que sin tanto cuidado y más bien con descuido han originado vidas por la desidia, por el calentamiento global, individual o no sé qué, no utilizaron los globitos para fiestas y ¡Hágase la vida!

Y hablando de hules seguro que recuerdan un viejísimo chiste que dice que, en la esquina, donde debe pararse el autobús y deben subir los pasajeros, subió una señora con sus doce hijos, de tal manera que de un jalón se ocuparon 13 asientos, más los pasajeros que ya estaban a bordo se llenó el camión, razón por la que el pobre hombre de las muletas que subió después ya no alcanzó lugar y la única forma de agarrarse eran sus muletas, nada de los tubos del techo. Haciendo efectivas las leyes de Inercia, esas que dicen que “todo cuerpo tiende a conservar su estado de movimiento y reposo”, cada vez que el camión arrancaba el pobre cojo se iba hacia atrás haciendo un ruido tracataca, lo mismo cuando frenaba el de las muletas se iba con el impulso hacia adelante haciendo su tracataca. Enfadada la señora mamá con tanto ruido le reclama al invalido: si les pusiera unos hules a sus muletas podríamos viajar sin tanto ruido”, a lo que él le contesta: si usted los hubiera usado a tiempo tendríamos asiento todos en este camión”. Ella se volteó para otro lado y ya no comentó más. Se descuidó la señora.

El uso del celular ha provocado descuidos, muchos de ellos fatales otros de menores consecuencias y yo les contaré mi experiencia, en este tipo de descuidos, no de otros. Un 23 de diciembre de cuyo año no quiero acordarme, después de hacer mi entrenamiento corriendo del aeropuerto a Atecucario y regreso, al subirme al carro escucho una sirena con rumbo de los Vargas y como por allá andaban mis hijos entregando unos pedidos, arranco el carro y les marco con el celular, llego al entronque, el celular en una mano y el volante en la otra, checo ambos lados y cruzó la carretera, ya casi al otro lado me alcanza un torton ¡Tómalas gallito! me hace girar como trompo lanzándome a más de 20 metros pegándole de paso a una camioneta de importación; no salía yo de mi turbación cuando ya tenía al chofer encima reclamando la reparación de su flamante. Todo por descuidar la carretera y poner atención al celular. Descuidos. Si descuido que por fortuna no costó heridos, ni vidas humanas, nomás se acabó mi carro.

Hay muchas personas que descuidan sus bicicletas, ya ven que con el tiempo se van deteriorando, despintándose, en fin, poniéndose feas y aunque se pinten y repinten ya no quedan igual y las van descuidando por ahí en algún rincón. Un día cualquiera pasa uno de a pie y ve burro y se le antoja viaje, se monta en la bicicleta que por ahí quedó y se va quitado de la pena. Alguien lo ve pasar y dice: “Oye, no es esa mi bicicleta” o una vecina, muy amiga, por cierto, le dice “Oye fulana fíjate que vi tu bicicleta dando la vuelta” y cae en cuenta de que alguien “le está pedaleando la bicicleta”. No debemos descuidar las bicis, nunca falta un ciclista de montaña.

“Sembré una flor sin interés, yo la sembré para ver si era formal y a los tres días que la deje de regar, al volver ya estaba seca ya no quiso retoñar”

Grita una ancianita ¡Policía me robaron mi monedero! ¿Cómo que le robaron señora? ¡Sí, me descuide y me lo robaron! ¿Pues dónde lo traía? ¡En el seno! (Así se decía antes) ¿Y no sintió la mano? ¡Si, pero creí que era con buenas intenciones!

Entre las cosas verdaderamente importantes y que con mucha frecuencia descuidamos es nuestra familia, cabe aquí la expresión: “Candil de la calle y oscuridad en la casa”. Cumplimos con todas las invitaciones a las cuales les damos el formal nombre de “Compromisos” y de ese modo las reuniones de los viernes sexuales y sábados sociales adquieren carácter “Oficial”, mientras que en casa se queda la comida preparada y en ocasiones la familia esperando la llegada del galán. “¿Mijo ya hiciste la tarea? “No me dejaron Apá” y descuidadamente no revisamos la veracidad de la respuesta además nunca tenemos tiempo. Con estos descuidos los hijos se van acercando a quienes, si les prestan atención y se van convirtiendo en sus guías, llevándolos a cualquier lugar, pero eso si lejano a los papás. Los papás les llamamos “amistades nocivas”, pero todos los papás, nosotros y los papás de los amigos de nuestros hijos decimos lo mismo, resulta que cada uno por separado no son “malos” pero cuando se sienten solos, descuidados, entonces juntan sus “valores” y se animan a hacer muchas más cosas y digamos que más graves. Nosotros también tuvimos esa edad y muchas veces ese sentimiento de soledad y la inmensa necesidad de que alguien nos hiciera caso.

Otras veces nuestros descuidos hasta parecen adrede, provocados porque por más que nos advierten no hacemos caso, en estos casos se acomoda bien el refrán: “El que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame”. A propósito de cornudos, todos los toreros que saben que en sus faenas deben tener concentración, saben que no deben descuidarse porque si no el toro les da unas…cornadas que hasta departamento le quieren poner.

Un descuido que no resulta mortal, pero sí de bastante mal gusto y poca urbanidad, me refiero al descuido de nuestra imagen corporal que muchas veces por pereza y desidia no nos ponemos atención logrando que nuestro aspecto cause lástima o asco, con eso de que “como te ven te tratan” hay que ponerse trucha y no exponerse a los rechazos. He visto casos que, por sus aretes, tatuajes, cola de caballo y vulgar vocabulario aun con su profesión no pueden conseguir trabajo.

Tenemos años descuidando nuestro entorno y cada día estamos pagando muy caro nuestro descuido “Hace un calor infernal o hace un frío que cala hasta los huesos” y para los países que nos gusta la fiesta y el desmadre lo que sucede actualmente en la industriosa China, que sus ciudades repletas de millones de chinos están produciendo tal cantidad de smog que deben parar la producción de sus industrias, dándonos pretexto para no ser tan productivos.

También descuidamos mucho la salud y visitamos al médico cuando ya, en muchas ocasiones, nomás nos queda tiempo para hacer el testamento, cuando hay bienes y cuando no, nomás te vas. Nuestra defensa para no visitar al médico es decir que “El que busca encuentra” y si no sientes nada al salir del consultorio tu receta médica te pide que compres la mitad de la farmacia, unas medicinas para que te cure la enfermedad, otras para que no te afecten los efectos secundarios de las primeras. Descuidos.

Está claro que cuando la tecnología desobedece a la ciencia el daño es en todo el planeta. Descuidos.

Evitemos pues los descuidos y por lo pronto no debo descuidarme y abusar del espacio.
Saludos afectuosos para toda mi Familia y Todos mis Amigos y les confirmo que ya casi está mi libro, libros.

Rafael Ceja Alfaro

7167. NI QUIEN DIGA NADA.

Por el Sr. López.
Periodista critico.
Desde el Edo., de Chiapas.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Ni quien diga nada.
Pepe, el más impresentable primo que tenerse pueda, fue siempre muy machito según los estándares de “machez” del peladaje nacional, incluso en el famoso “affaire de las jarochas", aquella noche cuando tía Emilia oyó ruidos en el techo de su recámara, que era el piso del cuarto de las sirvientas (dos cimbreantes porteñas), y alarmadísima por chirridos, golpeteos y lo que creyó eran lamentos, subió a la azotea en bata de franela, cara encremada, los tubos en la cabeza y chanclas, armada con un paraguas, imaginando lo peor. Nomás llegar a la azotea lo confirmó: las estaban golpeando, porque se oían lamentos y bufidos; no pudo abrir la puerta de lámina del cuarto y golpeándola con todas sus fuerzas la emprendió a gritos de “¡¿qué pasa ahí?!”: silencio; más gritos, más golpes, más silencio; regresando a la escalera de fierro, gritó que iba a llamar a “la patrulla”… y salió Pepe, despeinado, descalzo y fajándose la camisa desabrochada: -Nada tía, vine a saludar a las muchachas –ya se imaginarán la bronca; le habló a los tíos Agustín y Josefina, papás y víctimas de Pepe y todos esperaron a que llegara tío Arturo, el esposo de tía Emilia, a “ajustar cuentas”, pero tardó muchísimo y llegó muy mal, golpeado porque lo habían asaltado aunque la verdad es que se cayó al bajar de la azotea por el tubo del desagüe… pero Pepe… Pepe era muy machito y se la tragó él solo.

Muchos de la planta “pent house” de la casta política nacional esperan que don Humberto Moreira también sea muy machito, porque si no, va a ser un embarradero terrible. Y también le rezan a su santo favorito para que ya no hablen otros políticos del tema, como doña Margarita Zavala, esposa de don Calderón, que ayer publicó en El Universal un artículo titulado “Y fue en España”, en el que afirma: “(…) en México parece que no hay consecuencias de ningún tipo para quien se burla de las leyes y del pueblo (…) en México ni siquiera la oposición denuncia la corrupción del partido en el gobierno”. ¡No nos ayude comadre!, han de pensar algunos colaboradores de su marido cuando fue Presidente.

Cuatro de los cinco años que Moreira fue gobernador de Coahuila, don Calderón era Presidente; Agustín Carstens, fue secretario de Hacienda, tres años de Moreira (de 2007 a 2009), Ernesto Cordero Arroyo, todo 2010 y enero de 2011, cuando Moreira pidió licencia para irse de presidente del PRI. Y esos cuatro señores tenían obligación de saber y se puede afirmar que sabían en las que andaba el gobernador de Coahuila. A menos que usted crea que se puede endeudar por 35,400 millones de pesos a un estado sin que se prendan focos rojos y suenen las alarmas federales. Imposible.

En 2011 (el 25 de agosto, tiempos aún de Calderón), el subsecretario de Hacienda Gerardo Rodríguez Regordosa, declaró que: “En el registro de la SHCP sólo teníamos 8,000 millones de pesos; en los reportes de las calificadoras -incluso en sus estimaciones más pesimistas- decían que tenían hasta 14,000 millones de pesos, pero resulta que tenían 32,000 millones (ni a la cantidad le atinó)”. Esas son metidas de pata tamaño familiar, o sea, Hacienda consulta calificadoras para darse una idea de cuánto deben los estados.

Que Humberto Moreira merezca siete hogueras o no, es otra cosa, lo evidente es la absoluta imposibilidad de hacer una tropelía de ese tamaño falsificando documentos de Hacienda y decretos del Congreso estatal, cosa que concedamos que hizo, pero ahora nomás explíquese cómo los 10 bancos que otorgaron los créditos no ratificaron la documentación antes de soltar esa fortuna (Interacciones, Banorte, Bancomer, Mifiel, Banco del Bajío, Banamex, Santander, Banobras, Bansi y Multiva). Hay que creer que don Moreira y asociados se encontraron con 10 equipos de imbéciles al frente de las direcciones de crédito de cada banco, hay que creer que no se enteraron los directores generales ni los consejos directivos de cada banco, como si fuera un crédito para poner una tortillería.

Por otro lado: si los créditos se obtuvieron chuecos, entonces el gobierno de Coahuila no tendría por qué pagar. Sería un fraude cometido por unos pillos… ¿sí?, pues fíjese que no: el Congreso de Coahuila en agosto de 2011 reconoció 33 mil millones de esa deuda y la legalizó (¿en qué quedamos, si era ilegal la cosa, ya no?), lo que Banamex analizó diciendo que con los intereses a 30 años pactados, creció el importe a 72 mil millones: ¡viva el erario!

Repite el del teclado: que a Moreira lo juzguen y le dejen caer completito todo el peso de la ley (ni es tanto, son como nueve kilos de libros), pero lo que no veremos es que la cosa sea pareja. Nomás calcule que el banco que más le prestó al gobierno de Moreira fue Interacciones de la familia Hank Rhon. Le aflojaron 17,231 millones… los Hank Rhon… ¿sí entiende, verdad?

El fraude al obtener los créditos si es que lo fue, se cometió cuando los responsables de las finanzas del país eran los del gobierno de don Calderón. La robadera… bueno, eso sí que cada quien responda (y lo gastado en campañas también es robado).

Y aprovechando que es temporada de espantarse de la deuda que causó don Moreira, se le informa que en los estados que este año cambian de Gobernador, hay unas deuditas: en Chihuahua, 41 mil 309 millones de pesos (mp); en Veracruz, 41 mil 286.8 mp; en Quintana Roo, 21 mil 983 mp; en Tamaulipas, 12 mil 980 mp. Para no aburrirlo, en los 12 estados que hay elecciones (sin Colima), la deuda suma 167 mil millones de pesos. Esperemos que cada peso esté derechito y no se haya malversado nada. Esperemos, aunque chueco o derecho, el que paga es el erario, o sea, todos los tenochcas simplex.


¡Ah! y por cierto: sí doña Margarita, tiene toda la razón, en México no hay consecuencias de ningún tipo para quien se burla de las leyes y del pueblo y ni siquiera la oposición denuncia la corrupción del partido en el gobierno; tiene toda la razón, ahí pregúntele a su marido, que nos metió en una guerra que ya va en más de cien mil muertos y ni quien diga nada.

lunes, 18 de enero de 2016

7166. BESOS DISTANTES... PERO BESOS.

LA  ECONOMÍA  Y USTED

Por: Eliseo  Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

LOS ERRORES DEL VIAJE DEL PAPA

Desde las calles mojadas, frías,
desde esta distancia a veces severa,
mi corazón, mis manos que te esperan,
modulan casi a tientas, casi apenas,
la oración de la nostalgia y la distancia,
la plegaria del recuerdo sin olvido,
la razón de ser desde el ayer, hoy y mañana,
fecha inequívoca, para tenerte cerca,
capacidad de querer sin reprocharnos.
Por ti amor, a la distancia, siempre así,
pero sin rastros de olvidos.

eliseo.

En la anterior entrega hemos comentado la idea de que el viaje del Papa a México se está convirtiendo en un gran boomerang en contra del propio catolicismo mexicano; que a pesar de que se trata de un viaje bajo el papel de jefe de la iglesia católica, lejos de ser ajeno a los intereses de la clase política y empresarial; puedo asegurarle, tengo información al respecto, de que el viaje se ha convertido en un evento muy apreciado por las élites nacionales, católicas y de otras corrientes; total, si se paga una buena cantidad de dinero, se podrá aparecer en las primeras filas de los presentes, y eso le dará la vuelta al mundo, pero además dentro del propio país les aportará beneficios de imagen...pasarán a ser santos empresarios y políticos, aunque en la práctica sean unos santos... pero santos cabrones; ya sabe, esa ralea que está convencida de que todo tiene un precio... toda la semana se joden a quien se deja, pero el domingo ofrecen una buena limosna y santo remedio: mientras haya un corrupto, el corruptor se sentirá a salvo.

El gran error de este viaje está ubicado en la mendicidad con que se ha preparado, se ha priorizado el dinero, la ganancia por encima de la fe; por desgracia sabemos que se  está preparado para que se distingan ´plenamente los ricos de los pobres; paradoja vergonzosa de un franciscano como el actual Papa; no olvidemos que esta congregación (los franciscanos), desde el siglo XIV promovieron la pobreza y la sencillez dentro de sus mejores prendas, como forma de acercarse al pregón de su líder moral; y es que , como lo señalamos anteriormente, Jesús promovió la vida sin prejuicios de mantener bienes como forma de riqueza, por el contrario propuso vivir en la tranquilidad de no tener  que estar como perros guardianes cuidando de cosas... cosas… cosas. Eso son de origen los franciscanos, eso es de origen el papa Francisco, que adoptó el nombre de Francisco en honor al santo que representa a esa congregación.

¡Pero el viaje es un insulto a la pobreza! y  es una vergüenza como se están "ofertando" los boletos a la gente que pueda pagar varios miles de pesos, como si se tratara de un concierto de su artista de moda. Y luego nos quejamos y hacemos un escándalo por que en una ocasión Jhon Lennon afirmó que ellos, los Beatles eran más famosos que Jesucristo en el mundo; en realidad hoy sabemos que efectivamente son más famosos que  Jesús...; mientras ellos son famosos y seguidos en todo el mundo; la idea de Jesús solo tiene valor para una tercera parte de la humanidad; realmente es una figura occidental, ya que en Oriente solo es una imagen que relaciona el mundo católico fundamentado mas en  occidente.

Pero este tema es irrelevante, lo que nos importa en este momento es el impacto del viaje que hará el Papa a México. Desde mi punto de vista va a ser muy bueno económicamente, van a llevarse muchos millones de pesos; no hay duda, el éxito comercial está asegurado para las arcas del Vaticano; pero al mismo tiempo me queda claro que van a perder miles de seguidores, que al no poder pagar los boletos por ser tan caros, se van a desesperar, van a sentirse abandonados; su fe va  a ser pisoteada por el dinero que no tienen; serán evidenciados por los "señores del dinero" que estarán en primera fila sonriendo, posando para las "selfis con el papa", y burlándose de los jodidos que no pueden pagas varios miles de pesos por un boleto... (¡qué vergüenza, los pobres pagando para ver a su pastor! exactamente lo contrario que hizo Jesús, y que le costó se crucificado como acostumbraba hacerlo el imperio romano con todos los acusados de rebeldía en contra del mismo).

¿Cuánto gana la mayoría de los mexicanos que sostienen la iglesia católica con sus limosnas…? Entre 2000 y 4000 pesos mensuales; justo le alcanzaría para comprar un boleto para estar presente en el evento en cualquiera de los dos estadios de Morelia en que se va a realizar la reunión... ¿y qué va a comer su familia durante ese mes? ¿Y su pareja no va a ir....y sus hijos, semilla de los nuevos católicos... se quedarán en casa esperando a que les platique lo que le pareció la presencia del Papa?

Esta caricatura tonta me sirve para decir que la iglesia católica se va a llenar de millones de pesos, pero va a perder seguidores; los veo sintiendo el desamparo, siguiendo siempre a la cola a los que si pueden pagar por entrar; pero la parte peligrosa es que en ese momento las otras iglesias con alta presencia en México, las de tipo Evangélico protestante van a aprovechar el sentimiento de abandono. A un pobre lo que más le duele es que los ricos le recuerden sus míseras; eso trata de ocultarlo de alguna forma maldiciendo su desgracia terrenal y su esperanza del cielo..., lo que sea que esto signifique, pero al ver, que frente a su imagen mayor, como es la guadalupana, igual el asunto será de quien tiene dinero para pagar el derecho a estar cerca del Papa; ahí, seguramente que ya no podrá justificar su ausencia por falta de dinero, y la presencia de los "otros", los ricos, porque sí lo tienen. Ahí es en donde veo a muchos mexicanos católicos decepcionados por su realidad, molestos, y muy frágiles ante las invitaciones, en ocasiones hasta groseras, de esos merolicos de las mentiras que pregonan la "buena nueva" y les invitan a cambiar de credo en su fe.

Ahí es donde veo la gran pérdida de este viaje, que no hay duda, les va a dar muchos millones de pesos; y si eso buscan, pues entonces dejemos de preocuparnos por el tema, si el chapulín colorado lo tenía siempre fríamente calculado, hasta cuando metía las patas, que era una y otra vez siempre, pues entonces celebremos el viaje, felicitemos a los que lo planearon de tal manera que deje una buena derrama de dinero... si ese es el tema.

En lo personal solo una cosa me molesta... ¡que sigamos jugando con los sueños  de la gente jodida y elemental no se vale que tanto en las campañas políticas como en las de tipo religioso se le siga lastimando de esa manera! ¿Será que los dichos de los mexicanos tienen su chiste...? ¡No hagas a otro lo que no te gustaría que te hagan...! o será que nunca debemos abandonar ese derecho a pensar y exigir que aun que seamos diferentes y desiguales, no tenemos por qué aceptar ser tan diferentes y desiguales.

Será por eso.


Por lo pronto le abrazo y espero que tenga una buena semana.