sábado, 2 de abril de 2016

7490. CAMBIO DE HORARIO Y MENTIRAS.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

MENTIRAS DEL RECUERDO

¡Nunca saldrás de mí, lo juro!
con inusual presteza lo repites,
me dices, me gritas en silencio,
locos amantes, medio cuerdos,
jugamos a la inmoral promesa
de mantener viva una relación muerta,
de apostarle a la  nada, cuan si fuera
un juego de palabras, una quimera
resistencia al olvido y la desgracia,
de saber que el tiempo, muy a pesar,
termina sepultándolo todo,
tierna y distante amiga, casi amante
también lo nuestro, a fuerza de cansancio,
no resistió la tentación de la mentira.

eliseo.

Por enésima vez, el discurso oficial del gobierno nos toma el pelo con el cuento de los "grandes ahorros" gracias al cambio de horario, en la radio como en la televisión nos atiborran de autoelogios por los grandes beneficios de tal medida. Luego escuchamos con envidia que un par de estados (Sonora y Quintana Roo) se han amparado ante tal medida arbitraria, sin que el propio gobierno nos de argumentos para aceptar que ellos sigan sin experimentar esta mentada de madre que es mover el horario lastimando de manera definitiva el reloj biológico.

¿De verdad se creerán el embuste de los “grandes ahorros”?

Desde hace años, en la academia universitaria expliqué las razones del cambio de horario; obvio, dada mi fama de izquierdista medio rojillo, la mayoría de mis alumnos me tildaban de loco por no apoyar las medidas del "señor presidente"; en más de una ocasión en sus rostros descubrí lo que seguramente por temor a la calificación se negaban a decir en voz alta...; con el paso de los años, esos mismo regresaban a reconocer su error y a preguntarme más sobre el tema. Ciertamente algunos ex-alumnos se ganan el derecho a ser escuchados en el tiempo; otros definitivamente no tienen ese derecho, que nunca se ganaron, cuando se es apenas una persona más a quien saludas por cortesía sin recordar siquiera su nombre. Es la ley de la vida y los efectos de las causas.

El economista americano Michael Parkin, en su libro MACROECONOMÍA, en la página 1119, y bajo el tema EL MERCADO MUNDIAL DE DIVISAS, nos explica de manera gráfica el sentido que tiene el manejo del cambio de horario en el mundo; en este apartado nos muestra como se ha manejado una mentira muy torpe para mantener un engaño: la idea perversa de que el cambio de horario se hace para ahorrar energía; cuando en realidad lo que se hace es alinear los  horarios a los mercados internacionales de divisas del mundo.

Por desgracia estamos ante una farsa más en contra del intelecto del mexicano promedio; se repite la historia de 1908, cuando Porfirio Díaz declaró al periodista americano Creelman, que no dejaba el poder... ¡porque la sociedad mexicana no estaba preparada para gobernarse sin su mano fuerte! aun no sabían ser libres; pero, declaró, que dejaría el poder cuando eso sucediera; que la sociedad pudiera gobernarse. Un año después, en 1909; Francisco I. Madero le reclamó que honrara su palabra, que los mexicanos ya estaban preparados para gobernarse. Obvio, sabemos su respuesta afirmando que aquello que dijo al periodista fue solo una entrevista. El resto lo sabemos... sobrevino la revolución de 1910, su exilio, y la presidencia de Madero.

Desde entonces se tiene la tonta idea de que a los mexicanos se les controla con atole y dedo. Parece que algo hay de cierto, pero no es muy agradable.

En realidad el horario se modifica para mantener alineado el mercado bursátil y de divisas con los grandes mercados internacionales: Nueva York, Londres, Berlín, Tokio y Shanghai; de esa forma se busca reducir el grado de especulación de parte de los grandes "jugadores" del mercado de monedas.

Recordemos que al ser redonda la tierra, resulta imposible que los mercados estén abiertos a la misma hora, por ejemplo, cuando en Nueva York cierra la bolsa de valores y divisas; Tokio y Shanghai están abriendo; cuando estos dos mercados van a cerrar, Europa abre sus mercados financieros; y cuando estos cierran, simplemente los de América abren (Nueva York, México...) de esta forma se reducen los márgenes de especulación en contra de las monedas, que tipos como el húngaro-estadounidense George Soros disfrutan tanto, haciendo pedazos el tipo de cambio de las monedas con que juegan permanentemente en el mercado; no olvidemos que así es como han hecho su fortuna: especulando con monedas, comprando y vendiendo monedas, según sus necesidades e intereses. Son multimillonarios sin producir un clavo o un jitomate; pero son capaces de hacer que el peso mexicano se devalúe a 20 pesos por dólar. Así es la especulación monetaria; por eso el gobierno mexicano ha gastado reservas internacionales en menos de una año, tantas como las que habría invertido para construir las refinerías que producirían toda la gasolina necesaria para el país, y para exportar. Por los especuladores se han gastado más de 25 000 millones de dólares de las reservas, solo para mantener el tipo de cambio en el rango de 17 y 18 pesos por dólar.

Así es que no deben insultar nuestra pequeña inteligencia con tarugadas de ahorros... salvo que a usted ya le haya llegado durante estos últimos cinco o seis meses el descuento en el recibo de luz... aun no encuentro a una sola persona que me afirme eso; todo lo contrario, los escucho molestos y en desorden de descanso con su reloj (como es mi caso) de cabeza. En cambio yo puedo afirmar algo que aun no desmienten..., lo hacen para mantener el orden horario con los Estados Unidos para alinear los mercados financieros de divisas o monedas de tal forma que se pueda reducir el espacio de especulación para los grandes compradores y vendedores de las mismas. Esto si esta plenamente comprobado, y nunca rebatido. Pero como la sociedad no es economista, no ofrece un análisis crítico al respecto; resulta cómodo atropellarle con propaganda diciendo que se han ahorrado grandes cantidades de energía y millones de pesos. Fantástica mentira que nuca, jamás ha llegado a los bolsillos de consumidor alguno...¡salvo que a usted ya le haya llegado!

Para usted o para mi, puede ser confuso que el gobierno gasta fortunas en propaganda de mal gusto mintiendo y engañando; pero en realidad ellos asumen que así debe hacerse, que somos dúctiles, fáciles de mantener en un engaño burdo, siempre y cuando se ofrezca por medio de los canales adecuados; es decir donde se concentra la atención de la mayoría de los mexicanos: la tela, la radio y los periódicos.

Tan simple que sería explicar la necesidad de defender el tipo de cambio por medio del alineamiento de los husos horarios con los mercados internacionales; pero prefieren mentir, crear un mundo maravilloso donde todos somos buenos y simplemente para ser más felices hemos decidido hacer lo que hacen otros o al menos por que  nos lo sugieren. Para nada, es una medida impuesta, burdamente aceptada.

Por eso envidio a los Estados de la República que han sabido defender su derecho a la salud orgánica de su reloj biológico; que no es cualquier cosa, en estos tiempos de tan poca salud mental y física. Dejemos pues a un lado las mentiras muy al estilo de Porfirio Díaz, allá por 1908; a cien años de distancia no hacen falta; lo que requerimos es gobiernos que acepten convencer a sus gobernados con razones y no con imposiciones lo que al final les ha de afectar para bien o para mal.

El cambio de horario nunca se diseñó para ahorrar energía; nunca se ha demostrado tal caso, lo contrario, lo que aquí proponemos está plenamente demostrado. Cuando los ex-alumnos regresan, a los años de distancia, y me preguntan, simplemente les digo... regresa a tus notas de mis clases... de aquellas clases que te parecían exageradas..., ahí está la respuesta. Claro hay algunos que se ganaron mi respeto... ¡y recuerdo su nombre, el mejor homenaje que puedo hacerle! Regularmente ellos saben que el cambio de horario es lo que es, no la historia ingenua oficial.


Un abrazo y hasta luego.

viernes, 1 de abril de 2016

7489. DIFUSIÓN CULTURAL LATINOAMERICANA.

Para: GL. Conrado
Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano        
Síganos en:   
1 de abril de 2016

 

Clic sobre la imagen para más información
 

 

Mensaje dirigido a GL. Conrado [glconrado@hotmail.com]
Si desea actualizar su dirección de e-mail o no desea recibir nuestros boletines, haga clic aquí
 
www.fnpi.org
©2011 FNPI, todos los derechos reservados

7488. 1.-SUPERMÁN Y LOS MEXICANOS. 2.-ALIENÍGENAS ANCESTRALES. 3.-YAVHÉ O ABBA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

1.-Supermán y los mexicanos.
2.-Alienígenas Ancestrales.
3.-Yavhé o Abba.

¿Dioses? Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé ni tengo
medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros.
Epicuro de Samos (341 AC-270 AC)
Filósofo griego.


1.-La película Supermán contra Batman (el bien contra el mal, la luz contra la oscuridad), muestra en un par de minutos la imagen de los mexicanos desde la perspectiva de Hollywood (Foto). Enterado por la tele que un incendio pone en riesgo la vida de una niña mexicana, el reportero Clark Kent (Supermán) cambia de identidad y en lo que les cuento se vuela hasta Ciudad Juárez en donde rescata a la niña.

El héroe es adorado por los mexicanos que celebraban el día de los muertos. Los pobres mexicanos rodean al alienígena bueno llegado desde el lejano planeta Kriptón, cual si fuera un Dios, los mexicas tratan de tocar la ropa del hombre de acero, y en el límite de su adoración se arrodillan ante Supermán.

La película muestra la imagen de los mexicanos que prevalece en gran parte del planeta: idiotas (idiota=el que no participa en política) incapaces de salvarse a sí mismos, pobres que se ponen de rodillas ante seres superiores, encerrados en sus tradiciones, dominados por su pasado.

Otras imágenes de la película muestran a Supermán como una copia de la iconografía que se ha creado alrededor de los dioses, suspendidos en el cielo, desde donde dominan a toda la humanidad con sus poderes extraordinarios. Supermán el Cristo de la Nueva Era.

2.-Los teóricos de los alienígenas ancestrales sostienen con documentos bien fundamentados que la Tierra es una colonia alienígena, un laboratorio creado por los Anunnaki, una raza de gigantes llegados hace miles de años a nuestro planeta para explotar los recursos energéticos, en especial los metales preciosos. Algo habrá de cierto porque la primera película sobre el tema de los Anunakis fue bloqueada por los amos de Hollywood. Los Anunnaki son los padres de la minería, los ídolos de sujetos como los Baillares y otros magnates que explotan el territorio mexicano y a los trabajadores con la complicidad de los gobiernos del PRIAN.

Los Anunnaki no son una democracia y su sistema descansa en la división de clases así que en su sociedad hay obreros y por supuesto, nobles, militares y gobernantes. El sistema fue perfeccionado por los mexicanos que por medio del PRIAN y el PRD han impuesto una dictadura perfecta que igual que hace miles de años, explota a los trabajadores en beneficio de la clase dirigente y que mantiene en la ignorancia al pueblo.

 A los obreros Anunnaki les tocó trabajar en las minas, pero al paso del tiempo la explotación laboral a que fueron sometidos provocó no pocas rebeliones así que los jefes Anunnaki solucionaron el problema laboral, crearon una raza híbrida dando a los chimpancés terrícolas un mayor grado de inteligencia, pero no tanto que los pudiera convertir en un peligro para los ellos: el homo sapiens que sustituyó a los rebeldes obreros alienígenas.

Hasta la fecha el modelo Anunnaki ha funcionado más o menos bien, tanto en México como en el resto del planeta, incluido Estados Unidos, en donde las masas son domesticadas y su nivel de conciencia es muy similar al de los chimpancés, mismo nivel de conciencia de sus gobernantes.

3.-Algunos gnósticos creen que la Tierra es un infierno creado por un demiurgo o dios perverso, un lugar de castigo dominado por ese ente maligno que tiene su mejor expresión en Yahvé, el dios hebreo del Antiguo Testamento, un dios con todos los defectos humanos, cruel, egoísta, en una palabra, malévolo. Basta leer los primeros libros de la Biblia para aceptar que el dios hebreo no es precisamente un ser muy equilibrado.

Los gnósticos afirman que este mundo imperfecto es una cárcel que tiene el objetivo de alimentar al demiurgo, y que Jesucristo, otro alienígena que se hizo hombre, vino a la Tierra a advertir a los terrícolas sobre el engaño en que ha vivido durante milenios. Aseguran los gnósticos que Cristo jamás de los jamases invocó al demiurgo Yahvé, el auténtico demonio que domina la mente de millones de esclavos, Cristo reveló al mundo la esencia del verdadero Dios (Dios es amor) a quien llamaba Abba, es decir Papá, Padre. Hay curas y teólogos que no han comprendido esta sencilla división entre Yahvé y Abba, entre el dios cruel del antiguo testamento dominado por sus bajas pasiones y el Dios del Amor (Abba) revelado por Jesús.

7487. APOTEOSIS DE LA ESTUPIDEZ.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado, de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

Apoteosis de la estupidez.
De no saber que fue involuntario, pensaría este López que el hogar en que lo amaestraron era un laboratorio encubierto de experimentos sociológicos a fin de comparar resultados con hogares reales en los que el ensayo era que los padres razonaran amigablemente con sus hijos, hasta convencerlos de que actividades como tender la cama, bolearse los zapatos, hacer la tarea, colgar la ropa, lavarse los dientes, eran muy divertidas o que prefirieran reprobar el año antes de caer en el “autoengaño” de copiar en los exámenes. Al del teclado se le domesticó con una variante del sistema de reflejos condicionados de Pavlov, y en lugar de darle un premio como al perrito cuando obedecía, hasta que obedecía siempre, a uno le daban palos si no obedecía, hasta que obedecía siempre. Por supuesto había la compensación de que si hacía las cosas bien, no tenía problemas. Punto. Y luego, a capotear la vida, con o sin complejos, con o sin rencores, como mejor pudiera uno y en su propio beneficio. Era tan natural que parecía bien… ¿no estaba bien, verdad?

En el viejo régimen que nos gobernó de por ahí de 1929 a 1970, cada tenochca estaba consciente de que estaba sujeto a una autoridad que no explicaba nada ni tomaba en cuenta nunca la opinión de nadie, y el incentivo era en el mejor caso, no tener problemas.

Era un sistema autoritario en el que nadie soñaba en elegir a sus gobernantes ni en que se aplicaran las leyes respetando las entonces llamadas garantías individuales, no, la ley se imponía a golpes de tolete y la justicia se impartía a tehuacanazos; pero a cambio y por buenos 40 años, la situación general mejoró a ojos vistas (menos de lo que pudo mejorar, dicen unos; más de lo imaginable dicen otros; pero el hecho es que no había punto de comparación con el México de principios del siglo XX).

Dejando de lado la influencia no desdeñable de la memoria atávica que acaba inserta en la genética de todos, que en nuestro caso es el explosivo resultado de sumar a la herencia aborigen, la hispana, a los gobiernos de jefes de tribus y grandes caciques, los de reyes y virreyes, dejando ese coctel de lado, en México nunca tuvimos democracia y la ciudadanía venía a ser algo así como un sinónimo local de “gente”, porque nuestra ciudadanía no se componía de ciudadanos, esos extraños (para nosotros), seres dotados de derechos humanos, civiles y políticos, sometidos únicamente a las leyes que por convicción respetan a rajatabla, capaces de paralizar cada uno de ellos, todo el aparato del Estado si intenta vulnerar uno solo de sus derechos (sí, tome nota: eso es un ciudadano; otro día le cuento más).

Así las cosas, cuando en la década de los años 70 del siglo pasado empezó a hacerse obvio que ya no funcionaba el viejo régimen, ya evaporada la justificación histórica que tuvo al término de la Revolución, se empezaron a hacer cambios que desembocaron en reformas electorales que permitieron el derrumbe del “sistema”, como llamábamos a ese estar de acuerdo en nomás aparentar todos que se respetaban las leyes.

Casi de golpe la gente (que no ciudadanía, todavía no), estrenó el derecho al voto que de a poquitos va dando algo de legitimidad, a veces, a algunos de los que resultan electos, porque si bien es cierto que ya se cuentan los votos, quedan muchas triquiñuelas pendientes de liquidar… calma, que Roma no se construyó en un día. Y luego de no mucho, se sustituyeron las “garantías individuales” que nos concedía el gobierno, por derechos humanos inherentes a la persona, reconocidos por el Estado (no es poco).

Lógicamente (en lógica mexicana), estas reformas en cosas electorales y de derechos, no han sido acompañados por cambios en las instituciones: seguimos con el entramado estructural del viejo régimen, con sus mismos pilares, mañas y deficiencias que propician, entre otras cosas, la robusta corrupción de todos conocida, ahora agravada por la llegada al poder de una clase política falta de clase, en la que muy fácilmente se cuelan improvisados y frívolos cuya única obsesión es el dinero y conservar sus privilegios. Esto confirma la dificultad que tiene pasar de un régimen fundamentado en el control impuesto a cualquier precio y sin escrúpulos si de usar la violencia se trataba, a un régimen de derechos en el que todos saben las reglas y las respetan por convicción.

Por eso vemos los desfiguros que vemos: con ciudadanos que no sabemos ser ciudadanos y gobernantes sin interés en gobernar, es un sueño esperar cambios y resultados. Por supuesto se va avanzando sólo que tan despacito que parece que estamos bailando danzón en un ladrillo.

Muy a la mano para ejemplificar esto son los permanentes escándalos electorales. Dirá usted (y lleva razón), que ya es algo poder protestar y saber quién hizo y hace trampa, pues antes ni eso era posible, sí, pero crece poco en legitimidad y mucho la sofisticación de mañas y esa ruta nos pone en el riesgo en que realmente estamos: regresar a 1929 pero con gobernantes de mucha peor facha.

Viene como anillo al dedo para ejemplificar todo esto lo del estrepitoso fracaso del programa “Hoy no circula” de la CdMx. Es injusto achacar sólo al gobierno este inmenso fiasco, porque es la ciudadanía la que hace trampa, la que le encuentra siempre cómo sacar la vuelta a la norma: ¿Qué no puedo salir el lunes?, pues me compro una carcacha para ese día; ¿Qué no puede circular la carcacha?, pues me amparo; ¿qué no pasa la revisión el coche?... mire usted lo que hacen 500 pesos: ¡eliminan la contaminación!

Esto del no circula en la CdMx es ejemplo preciso de lo que pasa en todo el país y para dónde vamos: sólo fue demagogia y sirvió para hacer dinero, mucho dinero. Así, por un lado, el gobierno mentiroso, ineficaz y corrupto; por el otro la ciudadanía tramposa y corruptora… y todos respirando humo hasta que empiecen a caer muertos todos, corruptos y corruptores, eso sí, sonriendo unos con los bolsillos retacados de billetes y otros sentados en sus coches: apoteosis de la estupidez.

jueves, 31 de marzo de 2016

7486. NO HAY INFORMACIÓN SUFICIENTE PARA APROBAR O REPROBAR...





Enviado por: Adriana Hernández Iñiguez.
Diputada por el distrito de La Piedad,
Michoacán. México. Para
Tenepal de CACCINI


Boletín Informativo GPPRI-103
 Morelia, Mich., a 31 de marzo de 2016

No hay información suficiente para aprobar o reprobar la cuenta pública: Adriana Hernández

·       El Grupo Parlamentario del PRI determinó presentar una reserva para que la Auditoría Superior de Michoacán realice una auditoría integral a la cuenta “Cargos por Aplicar”

La información con que se cuenta en la Auditoría Superior de Michoacán respecto a la Cuenta Pública del Gobierno del Estado correspondiente al año 2014, es insuficiente para emitir algún pronunciamiento en favor o en contra, razón por la que el Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Estado determinó apoyar el dictamen emitido por las comisiones, afirmó la diputada Adriana Hernández Íñiguez.


Entrevistada respecto al tema por diversos medios de comunicación en el marco de la sesión ordinaria de este jueves, la coordinadora de los legisladores priístas puntualizó que no es posible fiscalizar un ejercicio gubernamental, si sólo se tiene el 50 por ciento de la información, de ahí que sea necesario un trabajo más exhaustivo antes de emitir algún juicio.

La legisladora por La Piedad se pronunció por efectuar una minuciosa revisión de la cuenta 133, denominada “Cargos por Aplicar”, a fin de determinar con toda claridad el procedimiento que se utilizó para la aplicación de los recursos del erario público y llegar al conocimiento de la verdad respecto a la situación financiera por la que atraviesa el estado.


Con relación al tema, el Grupo Parlamentario del PRI determinó presentar reserva sobre el Dictamen correspondiente al Informe de Resultados de la Revisión, Fiscalización y Evaluación de la Cuenta Pública de la Hacienda Estatal, correspondiente al Ejercicio Fiscal 2014, a fin de adicionar un artículo, en los siguientes términos:

Artículo 8º Se instruye a la Auditoría Superior de Michoacán para que en el ámbito de sus competencias, realice una auditoría integral a la cuenta “Cargos por Aplicar”, que abarque desde los orígenes de la misma hasta el ajuste realizado en el año 2014.

A pregunta expresa, Hernández Íñiguez aclaró que no se trata de formular acusaciones, sino evitar la toma de decisiones políticas para pasar a una fiscalización que permita saber si existieron abusos, pero también determinar si se hicieron bien las cosas, en un esquema de transparencia y rendición de cuentas.

ooo0ooo

7485. ALZAR LA VOZ AUNQUE EL GOBIERNO SE HAGA EL SORDO.




Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Ciudad de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Adela Navarro Bello.
Marzo 30, 2016 - 00:04 hrs.


=============================================

El Gobierno de México, el que hoy encabeza Enrique Peña Nieto, es uno de esos gobiernos que reprimen, censuran y manipulan la información. Foto: Cuartoscuro

“Espero no parecer demasiado inelegante por decir lo que voy a decir”, anticipó a sus interlocutores el escritor Mario Vargas Llosa. Iniciaba la década de los noventa y se encontraba en un encuentro de intelectuales europeos y latinoamericanos en México. Entre quienes le acompañaban estaba Octavio Paz, el Premio Nobel mexicano.
Arremetió el peruano:

“Yo no creo que se pueda exonerar a México de esa tradición de dictaduras latinoamericanas. Creo que el caso de México, cuya democratización actual soy el primero en aplaudir, como todos los que creemos en la democracia, encaja en esa tradición con un matiz que es más bien el de un agravante.

“México es la dictadura perfecta. La dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta en México”.

Se refería, como le corregiría Paz minutos adelante, a la hegemonía priísta en el sistema político y de gobierno de nuestro país.

Aunque 23 años después se corregiría, Vargas Llosa con esa disertación, estigmatizó los dos sexenios priístas previos al panismo. Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León encarnaron para los mexicanos y el mundo, la dictadura perfecta.

La voz de los intelectuales es el último resquicio de libertad en un país oprimido por su autoridad. Censurado a mansalva, testigo mudo de la manipulación de la información por parte de su gobierno.

El de México, el que hoy encabeza Enrique Peña Nieto, es uno de esos gobiernos que reprimen, censuran y manipulan la información. Enmudecen las voces y someten protestas al minimizarlas o hacerles el vacío. Entre periodistas y activistas censurados, presionados, encarcelados o muertos, a los mexicanos solo les queda la voz de sus intelectuales.

Para nuestra mala fortuna, los intelectuales se nos van poco a poco. Ya no tenemos la agudeza crítica de Carlos Monsiváis, ni la sesuda reflexión de Carlos Fuentes. Tampoco la irreverencia de Julio Scherer, gran cuestionador del sistema desde el oficio periodístico que ejerció con rigor, pasión y compromiso.

En las últimas semanas, ante el silencio de voces en radio, periódicos y televisión, los intelectuales han sacado la casta. Aun de manera sutil, poética, haciendo un fuerte análisis a los problemas que padece la Nación y viven los mexicanos. Pero su voz, ante el panorama oscuro de lo que resta de este sexenio, se irá –debe de- acrecentando. Cuando un gobierno abandona a su pueblo, cuando censura, ignora a sus periodistas, los intelectuales deben alzar la voz.

El poeta Javier Sicilia, dolido hasta la eternidad por el asesinato de su hijo hace diez años, discursó en el aniversario de la injusticia: “Si la administración de Felipe Calderón se caracterizó por exaltar la violencia y construir un Estado de excepción, criminalizando a las víctimas y reduciéndolas a un ‘se están matando entre ellos’ o a ‘bajas colaterales…’, la de Peña Nieto y el Secretario de Gobernación, Osorio Chong, se caracteriza por un gobierno que niega la violencia y la tragedia humanitaria del país, que entierran a las víctimas en silencio y que asesinan, criminalizan y persiguen a todas aquellas organizaciones que han tomado el caminos de la verdad y de la justicia”.

En febrero de este año, la aclamada autora Margo Glantz, nos dijo en una entrevista a semanario Zeta, y a propósito del gobierno de Enrique Peña Nieto:

“Tenemos gobernadores que están totalmente entrando a un neoliberalismo tardío de una manera verdaderamente flagrante y es lo que está pasando en México ahora, estamos liquidando todas las estructuras originales del país, están acabando con el Seguro Social, Petróleos, con todo eso, unido al hecho de que el petróleo está en una crisis brutal en el mundo. Yo creo que Enrique Peña Nieto es un gobernante que está pulverizando al país.

“Estamos como en el coletazo del neoliberalismo y tanto Calderón como Fox, todos los últimos presidentes, pues ya desde López Portillo, pero sobre todo De la Madrid, todos ellos fueron instrumentando todo ese proceso tan destructivo que me parece que están llevando al país totalmente a la ruina, lo están pulverizando; es la palabra auténtica, lo están pulverizando”.

Hay más voces que los mexicanos debemos escuchar para saber que no estamos solos. Como la de don Fernando del Paso al recibir el Premio Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco 2015.

Su excelso texto, una diatriba de lo que ocurre en nuestro país, y dirigida al fallecido José Emilio Pacheco, es por si solo una obra de arte. Pero solo he de recordar y transcribirles la voz de protesta de don Fernando.

“Quiero decirte lo que tú ya sabes: que hoy también me duele hasta el alma que nuestra patria chica, nuestra patria suave, parece desmoronarse y volver a ser la patria mitotera, la patria revoltosa y salvaje de los libros de historia.

“Quiero decirte que a los casi ochenta años de edad me da pena aprender los nombres de los pueblos mexicanos que nunca aprendí en la escuela y que hoy me sé sólo cuando en ellos ocurre una tremenda injusticia; sólo cuando en ellos corre la sangre: Chenalhó, Ayotzinapa, Tlatlaya, Petaquillas…. ¡Qué pena, sí, qué vergüenza que sólo aprendamos su nombre cuando pasan a nuestra historia como pueblos bañados por la tragedia!

“¡Qué pena también, que aprendamos cuando estamos viejos que los rarámuris o los triques mazatecas, son los nombres de pueblos mexicanos que nunca nos habían contado, y que sólo conocimos por la vez primera cuando fueron víctimas de un abuso o de un despojo por parte de compañías extranjeras o por parte de nuestras propias autoridades!”.

Elabora el maestro líneas adelante sobre el dilema, la necesidad de levantar la voz, de la denuncia…

“Cuando me enteré que había sido honrado con el premio que lleva tu nombre, José Emilio, una andanada de recuerdos se me vino encima. Éramos muy jóvenes y teníamos toda la vida por delante y toda la patria también… ¿Pero qué patria dime, la de nuestros padres, la de nuestros abuelos o la sola patria nuestra?

Éramos jóvenes, sí, y teníamos una enorme responsabilidad que cumplir: la de cuidar el patrimonio que habíamos heredado y cuya integridad se ha visto amenazada tantas veces. Dime, José Emilio: ¿cumplimos? Hoy que el país sufre de tanta corrupción y crimen, ¿basta con la denuncia pasiva? ¿Basta con contar y cantar los hechos para hacer triunfar la justicia? ¿Es ético aceptar premios por nuestra obra y limitarnos a agradecerlos en público, como lo hago en estos momentos? No lo sé. Pero vale la pena plantear si nuestra posición sirve para algo. ¿A qué horas, cuándo, permitimos que México se corrompiera hasta los huesos? ¿A qué hora nuestro país se deshizo en nuestras manos para ser víctima del crimen organizado, el narcotráfico y la violencia?”.

Insiste en denunciar lo que todos sabemos, de lo que todos hablamos, de lo que muchos despotricamos hasta la frustración y el gobierno intenta olvidar y que olvidemos con la manipulación de la información y la comunicación a su alrededor.

“¡Ay, José Emilio! ¿Qué vamos a hacer, qué se puede hacer con veinte y tres mil desaparecidos en unos cuántos años? ¿O son viente y tres mil cuarenta y tres? ¿Y cómo sabemos quiénes son culpables? ¿O vamos a fabricar culpables por medio de la tortura, como es nuestra costumbre?

“¡Ay, José Emilio! No sé qué más decirte. No sabes qué triste estoy. Acepto el premio que tiene tu nombre, porque sé que se me da de buena fe, no sin antes subrayar que lo más importante en la vida no es recibir galardones –aunque se merezcan- sino denunciar las injusticias que nos rodean”.

Cuando tocó el turno a Juan Villoro, en la Feria Internacional de Lectura Yucatán, de recibir el Premio Excelencia en las letras “José Emilio Pacheco”, también aprovechó la tribuna literaria para denunciar lo que el Gobierno de Enrique Peña Nieto intenta cubrir.

Razonó: “Pacheco cultivó con fortuna todos los géneros literarios y luchó por preservar la soberanía de la cultura en un país asediado por la desigualdad, la violencia y la corrupción. Su vasta obra puede leerse como un riguroso sistema de alarma ante las catástrofes que se ciernen sobre México, donde aprendemos geografía a través de las tragedias: Tlatelolco, Aguas Blancas, Tlatlaya, Ayotzinapa. Nombres propios del oprobio”.

Fue directo el autor de E”l Testigo”, a todas luces, científicas, populares, equívocas, acciones del gobierno de Peña Nieto: “En un país donde el presidente de la república ignora la legalidad y donde un procurador llama “verdad histórica” a una hipótesis indemostrable, la literatura tiene un valor político que no ha pedido, pero que no puede dejar de ejercer: cuenta la trama oculta y genuina de la vida, “los días que no se nombran”, como diría Pacheco”.

Hoy más que nunca, la voz de los intelectuales es necesaria en este país que a fuerza de una política de manipulación por parte del Gobierno de la República, intenta volverlo sordo. Que eso no suceda, que ellos, quienes ahora tienen la palabra, la prestancia y el reconocimiento nacional e internacional, sigan la consigna de don Fernando del Paso:

“…lo más importante en la vida no es recibir galardones –aunque se merezcan- sino denunciar las injusticias que nos rodean”.


7484. ALGUNOS ERRORES DE LA PSICOLOGÍA.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A
Economista analítico.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

CONVOCATORIA

Desde la desgastada palestra
del recuerdo y las ganas de soñar,
antes de que la vida se dirima
que pase la cuenta inexorable,
que indique que no hay mas;
convoco a los espíritus terrenales,
esos que un día dijeron amarme,
y que indudablemente amé,
les convoco sin distingo, sin prisa,
les invoco con cariño y ternura,
tan solo por haber podido amarles.

eliseo.

En días pasados le cité a un psicólogo del norte de Europa (finlandés) de nombre Ben Furman, entre las ideas que me interesan de sus tesis es la de que hay que darle menos importancia a las frases hechas en materia científica; sobre todo si se trata de las ciencias sociales; por ejemplo, nos recalca una de las grandes equivocaciones que se repite sistemáticamente en la visión de occidente en materia de la formación de la personalidad del individuo: desde eso de que "infancia es destino" a partir de la referencia teórica del modelo masculino que argumenta la necesidad inevitable de la figura paterna en la infancia, como condición para lograr una vida relativamente estable en el futuro.

Mentira. El único sostén medianamente serio de esta afirmación es reconocer que se argumenta a la sombra de un modelo masculino dominantemente machista que se asume como indispensable para que la persona adquiera el tipo de personalidad necesaria y deseada: un hombre o mujer emocionalmente sanos.

Argumento: Para que esto sea cierto se requiere de una estructura social y emocional sana, donde los hombres, sin distingo, tienen que ser sanos, actuar con cordura y sentido común; ser los modelos casi ideales, quizá al estilo de lo propuesto por el sociólogo alemán Max Weber, que argumenta que para que la sociedad se sienta bien guiada busca siempre a modelos ideales para seguir, emular, mimetizar. 

Obvio, eso apenas lograría destapar la realidad en que se cimenta la falacia de la figura paterna como condición para el sano desarrollo del infante. Le pongo en perspectiva la tesis de la figura paterna: Históricamente el hombre ha sido dominador y creador del grupo humano que ha terminado en identificarse como familia; antes era un clan, en que su formador era vigilante, controlador, organizador y patriarca (en mi último libro por salir lo explico), le pertenecía de origen la manada. 

Si esto se mantiene en el actual jefe de familia, entonces cada miembro va a imitar su comportamiento de manera mecánica y por conveniencia seguramente; pero no olvidemos que parte de lo que va a aprender es , su capacidad de destruir, maldecir, atropellar, maltratar, gobernar regularmente con la fuerza física; y, en suma, ofrecer uno de los ejemplos menos recomendables para los aprendices.

Aterricemos más el ejemplo. Vea usted el espejo que representa la realidad de hoy en el promedio de las familias en que... "¡se tiene la figura masculina presente adulta!". Dígame, o al, menos piense usted en el tipo de hombre que se tiene en esas casas, elabore una idea promedio del tipo de hombre, de esta forma podemos establecer el grado de salud que representa como posibilidad para los niños. Le ayudo un poco; en todo Latinoamérica se tiene un tipo masculino promedio con poca cultura y educación integral y solidaria; muy poco enfocado a la idea de formar, aconsejar, actuar con sigilo y prudencia; y con muy poco sentido común. Se tiene una figura estresada, perseguida por los problemas económicos, enferma por el mercado que le indica que no vale mucho si no compra todos las chucherías que se le presentan merced a la propaganda; es pues una figura mediocrizada, alcoholizada; que en México, a la menor provocación grita y mienta la madre a todo lo que no puede controlar, le pega a su pareja simplemente como forma de lastimar a quien puede hacerlo, o para evitar que le reclame su mediocridad existencial, expresada es salarios de miedo, educación lastimosa, y cultura de vergüenza. 

Nadie puede sentirse orgulloso de fregarse un día de trabajo para salir con 75 o 100 pesos en el bolsillo..., que son esperados por las caguamas..., las cocacolas y  tacos..., las sabritas, antes de llegar a casa...; no es posible que se piense que esto puede generar un clima saludable en su personalidad, como para prodigarse a los miembros de su familia que le esperan y le ven como lo que culturalmente es... el señor de la casa; el símbolo masculino por excelencia.

Contéstese usted mismo ante este marco referencial... ¿Que encuentran los niños y la pareja en esta figura que se repite en el promedio de las familias  (millones) en todo el sub-continente latinoamericano, y más específicamente en México; muy simple, encuentran una figura que desearían no emular, no imitar en lo posible, evadir, salir de ella si se puede. Pero como se les ha dicho que deben honrar a su padre, la mejor manera de hacerlo es imitándole.  Aquí  hemos encontrado una de las explicaciones de por qué tenemos tantos hombres golpeadores, maltratadores de la mujer y de los niños... ¡te pego porque así me enseñaron a mí..., porque así me educaron..., por que los hombres mandan..., porque solo las viejas y los putos se dejan pegar!

Aquí es donde Ben Furman afirma que no hay que seguir con el chacoteo de la figura paterna en casa, nos dice que lo que necesita todo infante es una lista de posibles figuras enseñantes o modelos a lo largo de toda la vida en formación...: personas que, a sus ojos toman decisiones y resuelven problemas mientras va creciendo; estos personajes son los que se encuentra cerca y puede distinguirles y ver sus actitudes; un tío, un primo, un sobrino puede ser mejor ejemplo y modelo a seguir que un padre, dependiendo los actos que realiza cada uno; luego los profesores, los líderes del barrio, de su grupo de juego y convivencia; los guías espirituales, sacerdotes de culto; las personas con quienes inicia los ensayos de emancipación llamados noviazgo.

Si no entendemos que este proceso  de enseñanza es el que va a marcar la vida de las personas una vez que se sienten en condiciones de decidir por ellos mismos, entonces no hemos entendido mucho de la condición humana.

La figura paterna es un símbolo más de control del modelo masculino, que una necesidad aportadora de la formación del carácter sano de la persona, es una mentira taimadamente elaborada desde la academia y cómodamente aceptada para facilitar la explicación de por qué "diosito nos hizo a los hombre superiores a las mujeres..., pues nos dio un pajarito siempre admirado y envidiado por las niñas..." ¡pendeja idea de pensar que somos superiores por un ponche pajarito, que ah, como jodimos presumiéndolo cuando fuimos niños ante la mirada desesperada de las niñas!

Furman nos dice que hay que darle menos importancia a esos estereotipos, pero hay que ser conscientes en que la vida es un continuum, que no somos el resultado de una imitación sistemática de una figura, sí en cambio el resultado de una lista de personas y eventos que nos han formado y deformado a lo largo de todo a una vida... toda una vida.

La siguiente vez que alguien le presuma sus consejos y lecciones psico-sociales, no se preocupe, su vida no va a cambiar a partir de ello, o por eso, simplemente será una charla más del resto de eventos que han de definir lo que usted es y va a ser el resto de su vida. Un buen psicólogo no lo sabe toso; por su inteligencia y sus palabras parece saberlo todo, pero ni él o ella lo sabe, es apenas un (a) profesionista decente; en cambio uno de los tantos charlatanes que abundan, siempre se podrá reconocer por su abuso de frases hechas, como respaldo a su ignorancia o cortedad de conocimientos.

De cualquier manera, bienvenido sea el debate del conocimiento, que es lo que nos distingue del resto de los seres vivos..., y nos hace menos bestias, cuando la ignorancia nos acerca tanto a esa figura.

Un abrazo y hasta siempre.