viernes, 29 de julio de 2016

7877. ¡VIVA EL AMARANTO 2!

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¡Viva el Amaranto 2!

Transgénicos contra la  vida: la guerra contra el amaranto.

“El proyecto de exterminio deliberado de especies es un crimen contra la naturaleza y la humanidad. La misma  idea de  exterminio es un crimen. El desarrollo de herramientas de exterminio bajo la apariencia de salvar al mundo es un crimen. No podemos permitir que los crímenes se perpetren en total impunidad.”
Vendana Shiva.
Activista hindú.

La foto que acompaña esta columna fue tomada del sitio de Internet: old.nvinoticias.com

En la primera parte de esta columna analizamos la importancia del amaranto en la vida de comunidades ubicadas en al menos 10 estados de la república. Cada año se celebran eventos culturales, gastronómicos y comerciales en torno al amaranto. El amaranto tenía una gran importancia en la dieta de los pueblos que habitaban lo que es hoy nuestro país. Se consumía en la misma proporción que maíz y el frijol. El amaranto no sólo era y es importante en México, se cultiva desde hace cientos de años en América del Sur, India y China, entre otros países. El amaranto, cola de zorro, borlas florales, ropa de José, o ramdana (grano propio de los dioses), es la semilla de la alegría y con él se podría acabar con el hambre en el planeta.

El amaranto no conviene a los que hacen de la producción alimentaria un negocio, una forma de hacer dinero. Por eso luego de que impusieron sus leyes después de la Conquista, los españoles prohibieron el cultivo de amaranto, para forzar la producción de cultivos comerciales, a los infractores se les castigaba con la muerte, el amaranto pasó de ser una planta sagrada a ser prófugo de la ley.

Vendada Shiva, activista hindú que se ha unido a las lucha de las comunidades indígenas de México y de otros países, denunció que la guerra contra el amaranto se financia desde Estados Unidos a través del Pentágono y de la fundación del multimillonario Bill Gates, dueño de Microsoft a quien Steve Jobs acusó de plagio. El amaranthus palmeri se ha convertido en una obsesión para los terratenientes y propietarios del gran negocio que son los granos; y es que a pesar de todos los esfuerzos, el amaranto infesta los campos de cultivo de soya, maíz y otros granos transgénicos del sur de Estados Unidos.

La planta sagrada ha mostrado su poder al resistir al temible herbicida glifosato, agroquímico que se asocia al cáncer que afecta a comunidades rurales que viven cerca de los campos agrícolas en que se aplica el glifosato, tóxico que se vende en nuestro país, en nuestra región, en nuestra ciudad, en cualquier negocio de agroquímicos.

 La raíz etimológica de la palabra amaranto, también conocida como “alegría” en nuestra región, es eterna, inmortal, pero los Señores de la guerra se han propuesto acabar con ella. La extinción de una especie es un crimen, es una pérdida para la humanidad, pero en la mentalidad militarista que la Mafia Mundial aplica en todas las áreas eso no es importante, la vida para esos sujetos no importa, si no importa la muerte por hambre de millones de seres humanos cada año, ¿qué les importa una planta que a sus ojos es una plaga que hay que exterminar?

El exterminio corresponde a una mentalidad militar, guerrera, y se aplica en todos los frentes, también en el alimenticio o alimentario, área estratégica que la Mafia quiere controlar, pero el amaranto es sagrado y prevalecerá.

En China y en el Tibet, en las altas montañas del sur donde reina el cóndor, crece el amaranto, en el lejano oriente lo mismo que en México el amaranto es considerado sagrado, es una fuente de alegría, su significado en griego y en sánscrito es el mismo: eterno, inmortal. Por algo se atribuye el origen de la planta a las montañas nevadas del Himalaya desde donde el amaranto se derrama hacia las tierras bajas pródigamente, se presenta en muchas variedades y colores porque es una imagen de la vida misma.

Consume amaranto y si quieres saber más acerca del tema en Internet encontrarás información muy completa que te ayudará a ser más consciente a la hora de planear tu dieta y defender el amaranto.

7876. OSORIO, EL POLICÍA DE UNA POLÍTICA FALLIDA.

Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Adela Navarro Bello.
Julio 27, 2016 - 12:03 a.m.

==============================================================

El Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.
Foto: Cuartoscuro

Aun cuando ciertamente la Secretaría de Seguridad Pública fue oficializada en el inicio del Gobierno Federal encabezado por Vicente Fox Quesada, su origen empezó a fraguarse en el círculo político mexicano en los estertores del sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, con la creación de la Policía Federal Preventiva.

Sin el marco regulatoria que le sucedería, la PFP habría ido a enquistarse en la Secretaría de Gobernación, para su facultad y uso de la fuerza pública. Los dos gobiernos de transición, el saliente de Zedillo y el entrante de Fox, en aquel inicio del milenio, tenían claro que preservar la policía política no se acoplaba a los tiempos de democracia y ciudadanización de las instituciones por los que México estaba atravesando.

Los resultados de la policía política no habían sido satisfactorios para generar un entorno de certeza social. La utilización de la fuerza pública por parte de la secretaría encargada de la política interior, se prestaba para la represión de la sociedad. Habían existido casos extremos de abusos como los que protagonizó la Dirección Federal de Seguridad creada en la década de los cincuenta y finiquitada en 1985 cuando fue desaparecida para crear el Centro de Investigación y Seguridad Nacional que prevalece hasta nuestros días. Sin embargo, dio origen a leyendas del espionaje, la represión y el abuso de la fuerza pública, como Fernando Gutiérrez Barrios, Javier García Paniagua, Miguel Nazar Haro y José Antonio Zorrilla, por mencionar algunos protagonistas.

Llegado el sexenio de Fox, la policía política, aquella enquistada en la Secretaría de Gobernación, desapareció. Se creó exprofeso, la Secretaría de Seguridad Pública Federal, para concentrarse en el Programa Nacional de Seguridad Pública, diseñar la estrategia de prevención del delito, como la de combate a la delincuencia organizada, el manejo de los penales, y en general la estructuración de políticas públicas para la preservación de la paz. Al salir el manejo de la policía de la Secretaría de Gobernación, esta instancia se dedicaría exclusivamente al manejo de la política interior, el cumplimiento del Estado de Derecho, mantener las relaciones del Poder Ejecutivo con el Legislativo, el Judicial y con las entidades federativas. La operación política pura.

Sin embargo, al regreso del PRI a la Presidencia de la República en la persona de Enrique Peña Nieto, éste decidió dar marcha atrás a un programa de seguridad nacional enfocado exclusivamente en ello, y cederle tales facultades a la Secretaría de Gobernación que encabezaba ya, de origen sexenal, Miguel Àngel Osorio Chong. El hidalguense volvía a ser el súper Secretario, el policía de la política.

Han pasado poco más de tres años de la toma de aquella decisión, y si por los hechos se le conoce, se está comprobando que mezclar la seguridad con la política, no ha dado buenos resultados. Al inicio del sexenio, Osorio cambió la forma de hacer política y la manera de proveer seguridad. Comenzó dividiendo al País, para tener un “mejor” enfoque en las dos áreas, en cinco regiones. A cada cual, en materia de política y en materia de inseguridad, le asignó un “representante”, éste extraído del gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto, que serviría de enlace con él y con el propio Ejecutivo Federal.

De las reuniones periódicos del Consejo Nacional de Seguridad que se tuvieron en los últimos sexenios, el gobierno federal pasó a reuniones esporádicas en ésta, la época de Peña Nieto. El tema de la seguridad se flexibilizó hasta lograr el reagrupamiento de los criminales organizados y los narcotraficantes, para dar paso a una situación de violencia y sangre como no se había visto en los últimos doce años. Si Felipe Calderón Hinojosa, con todo y su Secretaría de Seguridad, fue el Presidente de los más de cien mil ejecutados en seis años, Enrique Peña Nieto con su Súper Secretaría de Gobernación y en ella la Comisión Nacional de Seguridad, sobrepasará esa cifra de hombres y mujeres ejecutadas en un clima de inseguridad de alto impacto (tan solo en los primeros tres años de gobierno superó los 65 mil ejecutados).

Concentrar los dos temas de mayor relevancia en el País, la inseguridad y la operación política interna, cuando se pretende salir de una “guerra contra las drogas” y se atestigua el crecimiento del narcotráfico en el mundo, no fue quizá la mejor decisión que tomó el Presidente Enrique Peña Nieto. Ni controló la inseguridad, ni mejoró la operación política.

Miguel Àngel Osorio Chong no ha tenido la capacidad, y acaso ni el tiempo, para bien dirigir la política nacional de seguridad pública, ni para controlar la política interna, y sí por otra parte, ha dado muestras de impericia en el manejo de las dos cuando se le mezclan. Ahí está el caso de Ayotzinapa, ahí está el de Nochixtlán, el de Tlatlaya, y los estados de Michoacán, Guerrero y Veracruz, escenarios en los que se ha evidenciado una falta de operación política y un exceso del uso de la fuerza policiaca.

México se ha visto, en los últimos tres años, ya no solo como el País que no puede controlar la criminalidad organizada ni el narcotráfico, sino aquel que reprime a su sociedad, que no puede acordar con los movimientos sociales, y que la manifestación por las causas justas, aparece cuando se abusa del poder, se niega el diálogo y no se cuenta con la pericia política para negociar con sectores de la sociedad ávidos de participación social, la justicia, la certeza jurídica y el ejercicio del Estado de Derecho.

Con Osorio manejando la política y el sistema policíaco, México ha incrementado las señalamientos de abusos en materia de derechos humanos, el sindicalismo está desenfrenado, la corrupción rampante, la seguridad nacional vulnerada por grupos internos, la sociedad polarizada por movimientos sociales; quien debería ser el apagafuegos presidencial, ha encendido más movimientos que sofocado fenómenos problemáticos.

El escenario caótico al que ha conducido la ausencia de una operación política eficiente y la conducción profesional y científica de una policía, ha llevado los niveles de inseguridad a otro nivel. Ya no solamente son criminales y narcos contra sociedad organizada y económicamente activa, ahora son policías contra movimientos sociales, y movimientos sociales contra terceros. Aunado a los escándalos de corrupción, de los cuales el Secretario de Gobernación no ha podido librar a la Presidencia de la República y al círculo cercano al Presidente, este caos de inseguridad y un pobre manejo de la política interior, llevaron entre otras cosas, al PRI a la derrota en las recientes elecciones, y a México a las primeras planas de los medios internacionales, como un país en el que la inversión no es recomendable ante las muchas explosiones internas, sociales, de activismo, de represión, de criminalidad y narcotráfico.

A casi cuatro años de gobierno de Enrique Peña Nieto, bien podría –así como solicitó perdón- aceptar que se equivocó. Que darle a una sola persona y concentrar en una sola institución, el manejo político interno, y la facultad sobre la fuerza pública, no fue ni lo más adecuado, ni lo que ha dado resultados benéficos para la sociedad, el bien común, el desarrollo económico y social, y el combate real al narcotráfico y el crimen organizado que desenfrenadamente sigue trastocando la vida de los mexicanos.

7875. ¡VIVA EL AMARANTO 1¡

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

¡Viva el Amaranto 1!

Transgénicos contra la vida: la guerra contra el amaranto.

“El proyecto de exterminio deliberado de especies es un crimen contra la naturaleza y la humanidad. La misma idea de  exterminio es un crimen. El desarrollo de herramientas de exterminio bajo la apariencia de salvar al mundo es un crimen. No podemos permitir que los crímenes se perpetren en total impunidad”.
Vendana Shiva.
Activista hindú.

La foto que acompaña esta columna fue tomada del sitio de Internet old.nvinoticias.com,  la foto es genial, muestra a unas niñas oaxaqueñas en un campo de Amaranto (amaranthus palmeri), la niña en primer plano está posando, está fascinada con la cámara, pero las dos del fondo manifiestan en su lenguaje corporal el amor y la satisfacción. El sitio informa de la celebración del Día del Amaranto en un pueblo de Oaxaca en el que: “El conocimiento y experiencia de 250 productores y transformadores de amaranto, será el eje de las celebraciones en torno a la buena alimentación y el cultivo de esta semilla ancestral, en el Día del Amaranto 2015”, copio lo esencial de la nota para subrayar la trascendencia del evento:

“Organizada por Puente a la Salud Comunitaria A. C. y las Redes Regionales de Amaranto de los Valles Centrales y la Mixteca Alta, a esta celebración se invita a las familias oaxaqueñas, a las organizaciones de la sociedad civil y al público en general... Como actividad lúdica relevante se buscará romper el record de la alegría más grande del mundo preparada con amaranto de ocho estados del país”.

“El año pasado elaboramos una alegría de un tamaño record de 10 metros cuadrados, validado por el Grupo Enlace para la promoción del Amaranto en México y participaron 8 estados de la república (Puebla, Tlaxcala, Morelos, Hidalgo, DF, Querétaro, Edo. de México), y Oaxaca. Valdrá la pena ver este nutritivo espectáculo" así lo apuntó Roque Reyes Mendoza, coordinador de Comunicación de Puente a la salud comunitaria. Adelantó que también se llevarán a cabo actividades culturales, muestras gastronómicas, la venta de productos de amaranto elaborados en Oaxaca, música en vivo incluyendo a el Trío Costa Chica (chilenas de las costa de Oaxaca), el grupo Músicos de Bre-Men Ndzab (ska, punk, rock de la sierra sur de Oaxaca) y el grupo Raíces (son jarocho, colectivo de músicos de Oaxaca).

“Además se que reconocidos especialistas de renombre a nivel nacional, ofrecerán conferencias como: "Nutrición y Salud Pública" por la nutrióloga Julieta Ponce Sánchez, con la ponencia: "Derecho al bien comer con amaranto"; "Soberanía Alimentaria" por el ingeniero agrónomo Víctor Suárez Carrera, "El valor del campesino y "La organización comunitaria".

Antes de la llegada de los españoles, el amaranto tenía la misma importancia que el maíz y el frijol en la dieta de los pueblos prehispánicos, ahora sigue siendo importante en casi 10 estados de la república, pero el cultivo de amaranto no ha vuelto a tener la importancia que tuvo antes de la llegada de los españoles.

También es conocido el uso ritual del amaranto, un grano que se consideraba sagrado desde al menos hace 5 mil años.

Pero no todo es color de rosa, hay una guerra en curso contra el Amaranto.

Los señores de la guerra se han impuesto el objetivo de acabar con el grano, y han comenzado en su país, aunque vale aclarar que los Señores de la guerra y sus cómplices no tienen ni patria ni madre, pero la mayoría radica en Estados Unidos. Para acabar con el amaranto han creado un nuevo monstruo en los laboratorios de la muerte: organismos modificados genéticamente mediante la tecnología denominada deriva genética (gene drive), también llamada reacciones mutagénicas en cadena, una  amenaza contra la vida que afectará también a los seres humanos.

La nueva arma biológica es temible porque se ignora el alcance del experimento que se podría salir del control hasta del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la deriva genética es una tecnología que  tiene el objetivo de acabar con el amaranto, una planta que se resiste a morir y se ha convertido en la obsesión de los Señores de la guerra en una de sus múltiples versiones: el control de los alimentos del planeta.

La luz roja ha sido encendida por la Academia de Ciencias de Estados Unidos en un informe en inglés cuya traducción sería: “La deriva genética en el horizonte: avances científicos, navegando entre incertidumbres y armonización de las investigaciones con los valores públicos”, en donde se advierte: “Un posible objetivo de la liberación de un organismo modificado mediante la tecnología de deriva genética es la de provocar la extinción de la especie o una drástica reducción de sus poblaciones”. ¿La especie humana también? Es una pregunta sin respuesta, pero el efecto de la pérdida de una especie vegetal representa una pérdida para la humanidad.

El efecto de las “reacciones mutagénicas en cadena” en el mundo biológico sería comparable a las reacciones de  la energía nuclear, una bomba que acabaría con muchas formas de vida vegetal.  Los Señores de la guerra son también los Señores de los medios, del petróleo y de la energía, de las drogas y de los alimentos, o al menos eso pretenden, controlar la cadena de producción alimenticia en todas sus formas, desde la producción primaria hasta el consumo.

¿Cómo ayudar a la sobrevivencia del amaranto? Consumiéndolo y difundiendo la información en torno a sus beneficios.

7874. NO TE PREOCUPES, OSORIO…

Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Rita Varela Mayorga.
Julio 26, 2016 - 12:05 a.m.





==============================================

Enrique Peña Nieto y la entonces titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga. 
Foto: Cuartoscuro

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que por estos días atraviesa por una tormenta de credibilidad luego de cambiar las reglas para medir la pobreza en el país y borrar de tajo el pasado, informó ayer que en 2015 se registraron 20 mil 525 homicidios en México, una proporción de 17 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes a nivel nacional. Esta cifra cierra la suma de asesinatos en la primera mitad del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto con 62 mil 926 –si consideramos que esa cifra no está “cuchareada”, como pretende hacer el Inegi con la del número de pobres.

Si bien nos va, entonces, en los seis años de la administración peñista la cifra cerraría en 125 mil 852 homicidios, superando así a la del panista Felipe Calderón Hinojosa, quien en diciembre de 2006 lanzó una estrategia de guerra –con la participación de las Fuerzas Armadas– en contra del narcotráfico y que, dicho a su tiempo por expertos nacionales e internacionales, fue fallida en todos los sentidos y no hizo sino aumentar la violencia y la presencia del crimen organizado por todo el país.

De acuerdo con datos del Inegi revelados el 30 de julio de 2013, el sexenio de Felipe Calderón dejó un saldo de 121 mil 683 muertes violentas; es decir, un asesinato cada 30 minutos.

Las cifras de homicidios con Peña Nieto, sin embargo, serían aún más abultadas, afirman especialistas en seguridad, si se considera que en su sexenio también ha hecho crisis el fenómeno de los desaparecidos.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) reportó en febrero pasado que del 1 de enero de 2007 y hasta el 31 de diciembre de 2015 se registraron 27 mil 659 casos de desaparecidos en el país.

Apenas al iniciar este julio, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH México), Jan Jarab, consideró que el Gobierno de México ha fracasado en la políticas para enfrentar las desapariciones forzadas. “No hemos podido evitar que las desapariciones se hayan convertido en este país en una situación aparentemente normal para algunas instituciones, no se ha avanzado lo suficiente en la búsqueda de personas desaparecidas, ni en las investigaciones para llevar ante la justicia a los responsables de uno de los crímenes más horribles”, dijo Jan Jarab.

Como Jarab, ayer especialistas en seguridad consultados por SinEmbargo establecieron que la estrategia de seguridad del Gobierno de Peña Nieto –que dirige Miguel Ángel Osorio Chong desde la Secretaría de Gobernación–, no sólo es una copia de la de Calderón Hinojosa, sino que, además, también se le puede considerar ya como un gran fracaso.

Pero ante las alertas, ante las denuncias en organismos internacionales, ante las cifras del horror y la alarma de la población, el Gobierno federal no ha movido ni un milímetro esa estrategia. Al contrario, el Presidente mantiene su apoyo en el hombre que tiene bajo su responsabilidad las instituciones encargadas de garantizar “la convivencia armónica, la paz social, el desarrollo y el bienestar de las mexicanas y de los mexicanos en un Estado de Derecho”.

El 19 de abril de 2013, el Presidente Peña Nieto dijo una frase que ahora parece aplicar a todos sus secretarios de Estado, comenzado por el propio Osorio Chong.

“Rosario no te preocupes, hay que aguantar, porque han empezado las críticas, han empezado las descalificaciones de aquellos a quienes ocupa y preocupa la política.

“Que sigan aquellos criticando las acciones, porque a otros los ocupan las elecciones; a nosotros nos ocupa y nos compromete acabar con el hambre de México”, le dijo a Rosario Robles Berlanga, entonces titular de la Secretaría de Desarrollo Social, en su discurso de arranque de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Y fue tanta la despreocupación que ahora la pobreza y el hambre siguen creciendo en el país y, al parecer, nadie se preocupa ni mucho menos se ocupa por contenerlas.

Por los resultados, el titular de la Segob debió recibir la misma palmadita en la espalda: “No te preocupes, Osorio Chong, hay que aguantar, porque ha empezado las críticas y… blablablá”.

Pero, además, la despreocupación parece permear a todo el Gabinete. “No te preocupes, Videgaray”, “no te preocupes, Nuño”, “no te preocupes, Ruiz Massieu”…

Y ellos, los secretarios, los de la elite, tan tranquilos… Algunos, aún lo piensan, tienen un futuro político por delante; otros más ya sólo se concentran en asegurar económicamente ese porvenir y, por supuesto, los únicos que siguen perdiendo todo en este mar de despreocupaciones son los mexicanos de a pie.

¡Buena semana, y nos vemos el próximo martes!

También te puede interesar:





VER MÁS ACERCA DE:

Es periodista. Subdirectora de Contenidos de SinEmbargo.mx

7873. LES ENSEÑARON A MATAR Y AHORA LOS MATAN A ELLOS.

Enviado por SINEMBARGO.
Desde la Cd., de México. Para
Tenepal de CACCINI

Por Gustavo De la Rosa.
Julio 26, 2016 - 12:00 a.m.


===========================================================

Un país que ha crecido económicamente con el esfuerzo de su juventud, preparándola para matar al enemigo, con una cultura cinematográfica donde la vida del malo no interesa y el protagonista es el rudo que viola derechos humanos y sale avante cueste lo que cueste, cría una generación educada para matar.
Foto: EFE

Primero mataron a los Sioux por sus terrenos, entre sí para consolidar un modo de producción, a negros por el color de su piel, alemanes en la Primera Guerra Mundial y a japoneses con bombas atómicas para ganar la segunda.

Cuando parecía que se había logrado la paz, mataron coreanos para proteger la frontera con China y después a vietnamitas por lo mismo; para defender el petróleo han acabado con miles de vidas árabes y han hecho de América Latina su campo de entrenamiento y preparación para las guerras, donde por sí mismos o a través de dictadores nativos han asesinado sin titubear a cientos de morenos.

Un país que ha crecido económicamente con el esfuerzo de su juventud, preparándola para matar al enemigo, con una cultura cinematográfica donde la vida del malo no interesa y el protagonista es el rudo que viola derechos humanos y sale avante cueste lo que cueste, cría una generación educada para matar.

Cuando Charles Whitman, ex-marine y estudiante de la Universidad de Texas en Austin, subió a la torre del instituto y disparó a discreción el 1 de agosto de 1966 asesinando a 13 personas, se descubrió que los jóvenes están capacitados para producir la muerte aún contra sus paisanos.

A pesar de la locura que reaparecía de cuando en cuando había un tabú: no se podía matar a niños o policías, la pena de muerte aplicaba en todo aquel que lo violara. Pero en Columbine cayó el fragmento en contra de matar niños, y las agresiones mortales en las escuelas se multiplicaron.

Pero seguía la línea que impedía matar policías, pues se consideraba un ataque contra la nación, un acto terrorista, ni aunque fueran corruptos, asesinos y abusivos. Pero ellos sí podían matar ciudadanos, aunque fuera por error.

Hace 15 días en Dallas, un joven entrenado para matar enemigos en Iraq y Pakistán, y defender el petróleo estadounidense decidió que las manifestaciones pacíficas no eran la forma de evitar que los policías se equivocaran de manera tan repetida contra los afroamericanos y morenos, sino que la solución era la guerra abierta.

Al matar policías envió el mensaje de que la guerra en el extranjero se importó de regreso a los Estados Unidos y, así como bastó el ejemplo del primer asesino serial que mataba mujeres para que se desatara una epidemia de agresiones, días después en Baton Rouge, Luisiana, se repitió la agresión contra fuerzas del orden.

Pero como en el entrenamiento para matar lo primero que uno aprende es a presupuestar la posibilidad de morir, una vez descubierto que lo más que puedes perder es la vida se rompe el valladar, porque hay condiciones en que la vida no vale nada.

El porcentaje más alto de suicidios se da entre excombatientes que participaron en el Medio Oriente.

Este punto de quiebre lo describe de manera insuperable Sófocles en Antígona: la mujer después de explicar al tirano por qué sepultó a su hermano a pesar de que había anunciado la pena de muerte para el que lo hiciera, termina su discurso con “sabía que me esperaba la muerte pero, quien como yo entre tantos males vive, ¿no sale acaso ganando con su muerte?”.

Es director del Despacho Obrero y Derechos Humanos desde 1974 y profesor investigador en educación, de la UACJ en Ciudad Juárez.

7872. PAZ, PROGRESO Y FELICIDAD.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepall de CACCINI

Paz, progreso y felicidad.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que
pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los
días.
Benjamin Franklin (1706-1790)
Estadista y científico estadounidense.

 
Buthan es un pequeño país de Asia en dondelo más importante no es el Producto Interno Bruto, sino la felicidad de sus habitantes. El criterio más importante no es económico, sino social. El país está gobernado por una monarquía constitucional. Si se observa la fotografía del rey Ugyen Wangchuck, (1907-1926), su atuendo no es nada del otro mundo. Hay de monarcas a monarcas, y en Buthan la monarquía parece identificarse con el pueblo, menos de un millón de personas cuyo objetivo es ser felices. No sólo eso, el monarca promovió un gobierno constitucional que puede aplicar el impeachment al propio monarca, siempre que haya una mayoría de dos tercios de la asamblea.

Que en México se pudiera someter al presidente a juicio sería un signo de verdadera democracia, pero no sólo el presidente sino la mafia corrupta de partidos políticos y gobernantes se sostienen en un Pacto de Impunidad que incluye a los legisladores.

Que la felicidad sea el criterio más importante es una locura para los países occidentales en donde lo más importante es el dinero. La clave de la felicidad en ese país parece ser la ausencia de televisores, apenas en 1999 se conoció la televisión y el internet, por lo que la comunicación familiar y comunitaria debe ser una clave importante. El rey alertó a su pueblo sobre los riesgos del mal uso de esos medios de comunicación masivos, el mal uso de esos medios es un peligro para la felicidad.

El gobierno comenzó a explotar sus bellezas naturales abriendo sus fronteras al turismo, pero se ponen límites a los turistas que deben respetar la naturaleza evitando contaminar. En ese país están prohibidas las bolsas de plástico y la venta y consumo de cigarrillos, y es que la salud del medio ambiente es tan importante como la salud de la población; no se trata sólo de la salud del cuerpo, la salud espiritual es otro de los criterios importantes para medir la felicidad.

Los gobernantes y los monarcas se toman muy en serio el tema de la felicidad de su pueblo, lo que ha sido imitado torpemente por gobiernos de otros países. En México el tema de la felicidad es totalmente ajeno a la mentalidad de los gobernantes y políticos, que sólo hablan de dinero, de macroeconomía, de producto interno bruto y otros conceptos similares con lo que tratan de disfrazar sus verdaderas ambiciones.

Los esquizofrénicos gobiernos del PRIANRD han llevado a la mayoría de los mexicanos a un estado de infelicidad que se refleja en la violencia, la corrupción y la pobreza, lo que ocasionó el aumento problemas depresivos, de estrés y de suicidios, aún así, el cinismo de los gobernantes no para. Las encuestas que aseguran que los mexicanos son felices se fundamentan en una falacia, y como una totalidad indivisible los mexicanos estamos afectados por la violencia, la corrupción y la pobreza.

Así como el gobierno mentiroso de Peña Nieto manipula las cifras de la creciente pobreza (el sujeto dijo que él sería feliz el día que los mexicanos sean felices), así se manipulan estadísticas que organizaciones “independientes” toman como base de la felicidad. Las tramposas estadísticas de esas organizaciones colocan a nuestro país en el lugar 21 del índice de felicidad entre 156 países considerados. Dinamarca, Suiza, Islandia, Noruega, Finlandia, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda, Australia y Sucia ocupan los diez primeros lugares del 2016.


Claro, todo depende de la definición de la felicidad, pero la realidad también cuenta.

7871. ¡AHORA O NUNCA!

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

¡Ahora o nunca!
Usted se ha acordar de tía Beatriz, la llorona estelar de cualquier velorio, señora toluqueña (lado materno) que dedicó buena de su vida a probar que era dueña y señora del sufrimiento, capaz de deprimir al Sambódromo de Río de Janeiro en la más bullanguera noche de carnaval. Bueno, pues la especialidad de tía Beatriz era enloquecer médicos. Eran tiempos en que no se estilaba que lo mandaran a uno a hacerse análisis de todo inmediatamente después de decir, ‘buenas tardes, doctor’: -“Perfil tiroideo, sangre, capacidad respiratoria, prueba de esfuerzo, ADN, visión periférica, prueba auditiva, escaneo de tronco y extremidades, electrocardiograma, encefalograma, habilidad manual y capacidad psicomotora en bicicleta fija, chiflando y tragando pinole… lo veo con sus análisis completos, afuera le paga a la señorita” –y uno nomás iba a decirle que por favor moviera el coche. Bueno, pero en aquellos tiempos, los doctores iban a la casa del enfermo, lo auscultaban, le oían el corazón y los pulmones, le hacían sacar la lengua y le revisaban los ojos y los oídos, preguntando qué sentía uno, qué molestias tenía y ahí era la de tía Beatriz, que si tenía una gripa con tos seca, aprovechaba para inventarse los más estrambóticos síntomas para que el médico quedara convencido de que se había sacado el premio gordo de los pacientes y jamás le atinaban a qué tenía (qué no tenía), y nunca la curaron de nada, que se curaba sola con esa salud de hierro que Dios le dio.

A nuestra risueña patria hay quienes le endilgan los peores males sociales, políticos, económicos, empresariales y deportivos… y no es para tanto. Sí, la cosa no es como para echar cuetes, pero tampoco para cuidados intensivos, pronóstico reservado y aprovechar el tiempo yendo a pedir cotización a la funeraria.

Por supuesto ayuda a esa percepción la actual administración federal (y algunas estatales, aunque no me lo crea), que sin hacer las cosas tan mal, va dando tumbos por metidas de pata de chamacos, porque para abrir boca, don Peña Nieto, de oficio político, tiene poco; revise su biografía y verá que no es y no puede ser político un señor que de una de las universidades de élite -la Panamericana-, se fue al Tec de Monterrey a sacar una maestría (en Administración de Empresas); trabajó en un despacho de abogados (Laffan Muse y Kaye Corporativo San Luis) y en una notaría pública -la 96 del entonces DF, hoy CdMancera-, después pasó a secretario particular del  Secretario Desarrollo Económico del Estado de México (en 1993, gobierno de Emilio Chuayffet), chamba administrativa nada relevante; y luego, con su ‘tío lejano’ de gobernador, Arturo Montiel: subsecretario de Gobierno, secretario de Administración, candidato a Gobernador, Gobernador y de ahí ¡al Cielo!: Presidente de la república. Y con esa experiencia de trabajos administrativos y seis años de gobernar su estado, arropado por una clase política poderosa y adinerada, es quien está al timón de la patria y la conduce con su mirada de viejo lobo de mar entre tormentas y tifones, huracanes y tempestades (fondo musical, ‘El buque fantasma’, de Wagner… ¡ajúa!).

Eso, no ayuda y menos si se fue deshaciendo de los expertos políticos masca-vidrio que tuvo con él (don Beltrones, el más reciente que echó por la borda). Pero, ni modo, así son las cosas.

Más grave es que realmente no sabría uno por dónde empezar para arreglar el país, pues si se lee un resumen de nuestra historia (hasta uno de la revista ‘Contenido’, comprimido hasta el escándalo), la verdad y hablando en serio, se concluye que no se pueden achacar los males nacionales a este gobierno, que en todo caso es consecuencia de una historia no muy de presumir (pero, no lo ande contando).

Lo imposible es poner remedio a algo que no se sabe qué es. Si de arreglar nuestros asuntos públicos se trata, sería recomendable saber qué clase de gobierno tenemos.

Democracia representativa, no es, que la voluntad popular ‘expresada en las urnas’, antes se arreglaba a balazos y con tortas de tamal, hoy con ingeniería electoral, a balazos y tortas de tamal. República dividida en estados libres y soberanos con tres poderes autónomos -también soberanos-, tampoco somos, nunca hemos sido: nuestros estados política y económicamente, funcionan atenidos a lo que salga del forro de la voluntad del gobierno federal (y la probadita de real soberanía de las entidades que empezó con Vicente Fox, se tradujo en una orgía de virreyes que trasplantaron el modelo del viejo PRI al ámbito de sus estados: todos son amos y señores; manejan el erario arbitrariamente y mangonean a sus congresos como hacendados a la peonada)… y de los municipios no hablemos, para qué pasar vergüenzas.

Pero, dictadura no somos, ni en tiempos del pricámbrico clásico; régimen autoritario… bueno, sí, pero sexenal, no siempre y ahora, menos, que los atropellos y abusos del gobierno ya cada vez se traducen más en escándalos (y si ve uno a lo que se atreve la CNTE, parece que más bien somos una anarquía nacional, pero eso no es un modelo de gobierno, así que tampoco somos eso).

Que los especialistas lo digan bonito, pero lo que somos, lo que es nuestro sistema de gobierno, es un amasijo de intereses aglutinados por la corrupción, la impunidad y los privilegios compartidos, en el que todos mienten y dicen cosas que saben bien son mentiras: el imperio de la ley, el voto cuenta y se cuenta, derechos iguales para todos… sí cómo no.

Tal vez se pueda decir con una sola palabra: cleptocracia. Eso somos. Y por eso, los partidos son bandos que compiten por hacerse con el mayor número de posiciones de gobierno, para llenar alforjas, gozar de privilegios y crear sus propias ‘familias’, en la acepción que daban a la noble palabra los socios de don Corleone.

Nuestra política es una cleptocracia que infunde entre la gente la desconfianza en la ley y en las instituciones y nuestros políticos no llegan al poder para servir a la ciudadanía, sino a disfrutarlo a plenitud al grito de ¡ahora o nunca!

jueves, 28 de julio de 2016

7870. LA PAREJA, SUS RIESGOS Y POSIBILIDADES.

LA ECONOMÍA Y USTED

Por: Eliseo Castillo A.
Economista analítico.
Desde Michoacán
México. Para
Tenepal de CACCINI

EL BRILLO DE LA LLUVIA

El ritmo de la lluvia se confunde,
se alimenta del silencio y la prisa,
es el tren de la vida en su risa
que lo hace pasar indiferente,
parecido a un fantasma en vigilia
que visita su alma de mañana.
En el rincón de la vida te saluda,
el ritmo de la lluvia lo esconde,
el corazón que ama se sonroja,
mientras pasa el último recuerdo,
y saboreas la última sonrisa.

eliseo.

En la anterior entrega comentamos la manea en que al construirse el modelo patriarcal de vida en pareja, con la imposible monogamia a cuestas, lo que ha conseguido es un mundo de incomprensiones en que cada aparte de la pareja busca explicaciones más allá de lo que está dispuesto a aceptar como "lógico".

Dijimos que la construcción de la pareja no se basa en el amor o complementación, más se satisface los "decires públicos y de familia" que las mejores condiciones para que la relación funcione. Sin embargo, la relación es una forma de vida institucional; mediante ella el estado y la iglesia manipulan mente, cuerpo y situación económica de las personas. Lo que queda en todo caso es tratar de entender lo que se tiene, y en lo posible buscar salidas.

En la anterior columna dejamos dudas por resolver...

¿Qué pasa cuando las relaciones se vuelven monótonas...?

¿Cuando no hay más deseos de sexualizar en la relación...?

¿Cuándo es evidente que los deseos se salen de casa...?

Uno de los grandes problemas de las relaciones es que ante la inminente llegada de la edad avanzada, el tedio, la repetición de lo mismo... siempre pollo con papas por ejemplo; las personas busquen culpar al otro de su aburrimiento, su desgano... el no querer o no poder tener relaciones. En lugar de buscar salidas, buscamos culpables...

¡Si te arreglaras un poco más...!

¡Y tu, si hicieras un poco de ejercicio y dejaras de tomar... mira que panza...!

Cada uno trata de pensar que el que falla es el otro; que el problema tiene una solución en manos del otro, siempre el otro... siempre y cuando no se le revierta la culpa, es decir que la otra parte acepte sin chistar que porque no se arregla ya como antes... o por esa panzota caguamera que presume el idiota llamado marido, señor o lo que se le parezca. Al final ambos son responsables de lo que viven hoy..., aburridos mutuamente, ensimismados en preguntarse qué van a hacer el resto de sus vidas..., aguantar juntos o separarse..., seguir o separarse; situación traumática social e individualmente.

El problema es que si las personas que se unen no cuentan con una estructura educativa más o menos parecida, es poco probable que se pueda negociar las alternativas para vivir juntos de la mejor manera posible. Por ejemplo en una relación más o menos leal, no es incorrecto reconocer que se ha perdido el apetito sensual y sexual con lo que se han acostumbrado a vivir y practicar...; por el contrario, tienen posibilidades de mejorar si se escuchan mutuamente...: ella habla..., él la escucha; luego él habla, ella lo escucha, juntan sus opiniones y ven las opciones que les quedan por delante.

Esas son relaciones de parejas maduras, son de las que se reordenan fácilmente con reglas básicas de la sexología: cada uno asume que tienen un problema por resolver y ponen de su parte; asumen que las opciones emocionales y eróticas de que se dispone, son para discutirse entre los dos, regularmente llegan a buenos arreglos; Juegan a fantasear, imaginar; se proponen pequeñas o grandes aventuras; pero en el marco de lo que ambos quieren, desean y pueden llevar juntos. Se les llama relaciones maduras de parejas abiertas o semi-abiertas. En sociedades más maduras como las europeas o la norteamericana, se cuenta incluso con una figura llamada "pareja sustituta", mecanismo mediante el cual, se reconoce que hace falta la influencia de una tercera persona que apoye la relación bajo determinadas reglas analizadas antes de aceptar tal opción, situación interesante, a condición de que ambos estén en sintonía.

El problema es cuando no se cuenta con la madurez para escuchar a la otra persona sin que se le esté acosando, culpando de todo, hasta de lo que no ha hecho; por ejemplo, es muy común que el hombre culpe a la mujer por sus problemas eróticos, y para evadir su responsabilidad llega incluso a acusarla de "mujer fácil" o simple mujerzuela... ¡pero no acepta que ella le llame hombrezuelo...! ¡Eso nunca... primero le parte la madre que permitírselo! les decimos "chinga tu madre", pero no decimos "chinga tu padre"; las agarramos a "madrazos... pero no a padrazos", y así vamos alimentando el pendejismo enfermizo propio de las NO-parejas que viven en pareja.

En este tipo de parejas... realmente nunca lo han sido, se casaron, se unieron por lo que sea, menos por la idea de ser algo común, algo único entre ambos. Son parejas enfermas en todo caso, se van a lastimar cada que se enfrentan a la realidad que les dice que no se desean, menos aun se quieren o respetan. Él, regularmente supone que ella lo traiciona, le es infiel, toda vez que  sabe que con él no es feliz o cosa que se le parezca.

La inmadurez se manifiesta por la incapacidad para escuchar y entender al otro; si él dice que no siente deseos, probablemente se le critique de joto, marica o impotente, si es ella la que no lo desea... normalmente no se le baja de puta fácil... es decir de las que "andan en oferta".

Normalmente ni él es joto, ni ella anda ofreciéndose en cada esquina, pero su incapacidad de entenderse, escucharse, les limita su capacidad de comprensión de la dimensión del problema. Camina  rápidamente a una relación cada vez más enferma que aterriza en violencia moral y física, en ocasiones en separación, o en pervivencia sucia... que los lastima más que mejora.

Con esto digo que las parejas, siendo una construcción social ventajosa en lo económico, pueden funcionar si se entiende el juego y se practica con cuidado, si cada uno escucha al otro y tratan de complementarse...

"¡Yo te escucho y trato de apoyarte para que tengas lo que deseas en la medida en que no me lastime ni me resulte penoso...; de ti espero algo parecido...!"

En estas relaciones regularmente no existe la infidelidad como se conoce... se vive con la lealtad de dos personas que saben lo que hacen en ese lugar. Los que ignoran esta parte de la relación, simplemente juegan el juego que se les marcó... y como niños se van a enfadar del juego muy pronto, mandaran  al carajo el juguete (a su pareja) y saldrán a buscar otro (se le dice infidelidad).

En una relación madura se comentan los deseos y las fantasías regularmente, en una relación enferma se ocultan y son motivo de violencia.

Piense cada que las cosas no caminan en su pequeño mundo sentimental... ¿merece la pena gritar, criticar..., culpar al otro por lo que les sale mal a los dos...?

Nos guste o no, a cierta edad, los órganos genitales reducen mucho su funcionamiento...si hay que culpar a alguien es al tiempo que nos hemos gastado..., la pregunta es... ¿cómo hemos gastado la vida...? ¿Ha valido la pena...? la pastilla de viagra hace su parte... pero no rejuvenece a nadie, somos lo que hemos vivido.

Sea usted su propio juez y no se queje de quien tiene  a su lado..., mejor contéstese si acaso esa persona no realiza esfuerzos por estar bien con usted. Mejor dejemos de fregar a la vida pensando en que los otros son los que están mal. Si tiene capacidad de escuchar y tolerar, casi todo tiene solución... casi todo... hasta eso.


Le abrazo con cariño.