lunes, 2 de enero de 2017

8467. IGLESIA PRIMITIVA Y DEMOCRACIA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

Iglesia primitiva y democracia.

A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad.
Dalai Lama.


Una pregunta inteligente  de Abraham Nuncio a monseñor Raúl Vera, obispo de Saltillo, abre  nuevas  posibilidades que llevan a  los  orígenes mismos de la ekklesia:  la comunidad  cristiana; Nuncio expresa así su pregunta: ¿qué posibilidad había de que la Iglesia pudiese funcionar justamente como lo que significa: una asamblea donde, aparte de la práctica litúrgica, los feligreses pudieran abordar los problemas comunes para tratar de encontrarles solución?

Se  trata  de un  tema que parte de  la  definición de ekklesia:  la asamblea de los fieles, se  trata de una organización  horizontal en  donde todos los  participantes  tienen voz y  voto en igualdad de circunstancias. La ekklesia originaria  es la manifestación concreta del ideal democrático  que comienza a fraguarse  en la Edad de oro de Atenas, una democracia que nace en una  sociedad esclavista.

¿Dónde se perdió el ideal de la comunidad cristiana? ¿Se  ha  mantenido vivo, oculto en pequeñas comunidades anónimas,  ignoradas? ¿Es la  colusión  a los problemas de la humanidad?

Son  muchas preguntas, la  realidad  es que en los  momentos críticos por los que atraviesa la humanidad, valores como la cooperación, la producción comunal, la responsabilidad social, la  igualdad como principio  fundamental, son temas espinosos;  y  es que las implicaciones de la aplicación  de los principios comunitarios, como  la desaparición de la propiedad privada, no son fáciles  de  vivir.

Otro factor de alto impacto es el político, en la ekklesia la democracia  directa es  una realidad, en nuestro mundo, es apenas una aspiración; aún las  democracias  más avanzadas son representativas y en otras  supuestas democracias como Inglaterra,  España, Luxemburgo, y otros países, reinan los nobles.

La ekklesia  es  una aspiración en la iglesia católica,  dominada  por el cultismo y un alejamiento   casi   absoluto de  los temas sociales; la estructura misma de la Iglesia  es un freno  al  desarrollo de la conciencia  social y política: obispos y Papa, constituyen la cúspide de una  pirámide alejada  de la base, del pueblo, de los trabajadores. El Papa  Francisco ha cambiado el estilo de vida fastuoso de los Papas, pero  poco ha  logrado hacer  para  que curas y funcionarios, los altos jerarcas (príncipes  de la  iglesia)  cambien sus costumbres y sus  tendencias hacia el  poder y  sus  privilegios.

El núcleo de  la ekklesia debería  ser  la   familia, célula en la que se gestionan la  auténtica  democracia,  la  libertad, el pensamiento  crítico  y  el análisis de  nuestra realidad, con todos  sus problemas.

La ecclesia es la  antítesis  de los  partidos  políticos  y su creación: el sistema democrático representativo. La  democracia directa es  posible, la mafia  formada  por los partidos políticos y los magnates dueños de los grandes corporativos  lo saben y hacen todo lo posible por bloquear el desarrollo de  la conciencia colectiva.

La Asamblea Constituyente será la expresión política, por decirlo  así,  de  la ekklesia. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: