jueves, 5 de enero de 2017

8478. NO PIENSE MAL.

Por el Sr. López.
Periodista crítico.
Desde el Estado de
Chiapas. México. Para
Tenepal de CACCINI

LA FERIA

No piense mal.
Después de unos días de merecido descanso, el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, ayer se abrió un tiempito para anunciarnos que tuvo a bien nombrar canciller de México a Luis Videgaray (“No sé nada de diplomacia”, fue su primera declaración ya como Secretario de Relaciones Exteriores, nomás para que veamos que todavía hay gente que dice la verdad), y a la Sra. García como secretaria de Cultura.

Hechos los nombramientos, se acordó ya de salida, que hay algunas protestas menores, de unos grupitos de desbalagados, de esos que nunca faltan (¡hay de todo en la viña del Señor!), que andan alborotando en 31 entidades del país, cerrando carreteras, tomando gasolineras, atracando pipas de Pemex, saqueando centros comerciales y amagando con quién sabe qué, que le preocupa a los preocupones de siempre y a nadie en Los Pinos (eso está claro).

Dijo el líder de la nación que él comprende que no nos guste que nos suban el precio de las gasolinas, el diesel, la electricidad y lo que se mueva con eso (o sea: todo) pero que ahora nos toca a nosotros comprender que él no tenía de otra para proteger a la nación… pero, no pongamos palabras en su boca, transcribe el del teclado lo que dijo don Peña Nieto:

“Como Presidente de la república comprendo la molestia y el enojo que hay entre la población en general y entre distintos sectores de nuestra sociedad (nótese la fina distinción entre ‘población en general’ y ‘distintos sectores de nuestra sociedad’), comparto esta molestia que acompaña la aplicación de esta medida (…) déjenme decirles que es sin duda esta medida, una acción que nadie hubiera querido se tomara (…) pero no hacerlo, y es donde apelo a la comprensión de la sociedad, apelo a que la sociedad escuche los motivos y las razones que el gobierno ha venido exponiendo del por qué esta decisión, de no haberse tomado sería aún más doloroso los efectos y las consecuencias (…) el aumento a los precios internacionales de la gasolina es una medida responsable, consistente en lo que (he) definido una prioridad para mi gobierno preservar la estabilidad de la economía del país”. Todo es ‘sic’, así habla y qué.

O sea, primero: nos entiende (qué alivio, cuánta bondad); segundo: le dolió (perdió feo en el golf… no sabe, de plano, no se hallaba el hombre); tercero: lo obligaron las condiciones del mercado internacional (hay que entender: todo tiene precio y queríamos -¿queríamos?- competir en el mercado mundial del petróleo, ahora hay que aguantar vara).

Nada más que para mentir y comer pescado… porque el país importa gasolinas y diesel, básicamente de los Estados Unidos (81% del total) y entre el 26 de diciembre de 2016 y el 2 de enero de este año -que ya se nos está haciendo muy largo-, las gasolinas subieron el 1.78% de precio en los EUA y en México nos la metieron un 20.12% más cara.

O sea: en los EUA subió 25 centavos de peso mexicano y acá, en promedio, 2.98 pesos… si lo que ahora manda son los precios en el extranjero y en donde compramos casi toda la que importamos, subió el 1.78%... ¿por qué a nosotros nos la subieron once veces más? (y con el diesel, pasó lo mismo: en ese mismo lapso, en los EUA subió a 13.80 por litro, el 1.39% más, y en México, quedó en $17.05, el 16.54% arriba).

(Cheque los datos en ‘US Energy Information Administration. US Product Supplied for Crude Oil and Petroleum Products’; o si prefiere batallar menos, en ‘GlobalPetrolPrices.com’, como guste).

Y si oye que la diferencia es por lo que cuesta traerla y distribuirla, le advierto que esos precios en los EUA son al público, ya en la bomba expendedora, con todos los costos sumados (mucho más caros en los EUA).

No obedece esta alza desmesurada de precios a las leyes del mercado. No lo hicieron por eso y no nos dicen por qué, porque no hay explicación que resista análisis.

Antes de continuar, recuerde que entre abril y junio del año pasado, la Secretaría de Energía (Sener), otorgó 79 permisos para importar gasolina y 107 para diesel. Las principales importadoras ya autorizadas, son Puma Energy, IF Vertical, o Combustibles de Oriente, y Cargill de México… empresas entre las que hay por ahí trabajando algunos ex altísimos funcionarios del gobierno federal mexicano (no en todas).

Según Pemex, en 2016, importó 484,600 barriles diarios de gasolinas y 178,700 de diesel; esto es en litros: gasolina, 77 millones 51 mil 400 litros diarios; diesel, 28 millones 413 mil 300 litros diarios. De ese tamaño es el negocio.

Lo que le subieron al precio por arriba de lo que realmente subió en los EUA (nuestro proveedor principal), equivale en dinero a… (redoble de tambores):

-Copete añadido al precio de las gasolinas: 210 millones de pesos diarios (76 mil 650 millones al año, que va a ser más, según ya nos lo advirtieron).

-Copete añadido al precio del diesel ($3.25 por litro): 92 millones de pesos al día (33 mil 580 millones al año).

La policía francesa cuando enfrenta un asunto difícil de aclarar, recurre al viejo consejo de “cherchez la femme”: buscar a la mujer que debe haber detrás de todo desaguisado… misoginia forense; pero los yanquis, más prácticos, siguen el de “follow the money”, seguir el rastro del dinero hasta averiguar todo del asunto que se trate.

Si el Presidente de la república cree que con esa explicación de unos poquísimos minutos basta para aquietar al peladaje, está equivocado. Y si piensa que no hay algunos cínicos más que sin razón alguna desconfían de lo que explican él y su gobierno, también se equivoca: hay mucha gente que le entiende a estas cosas y no hay lógica ni razón que expliquen este repasón que le dieron al trasero de La Patria (la señora de toga blanca de las portadas de los libros de texto gratuitos, que nomás brincó y volteó furiosa)

Estamos hablando de unos 110,000 millones de pesos al año, cobrados de más, injustificablemente, a toda la población. Mucho dinero como para no sospechar y entender por qué les importan poco las protestas.

Pero, es horrible ser mal pensados, usted, no piense mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: