jueves, 5 de enero de 2017

8482. EL GASOLINAZO Y SUS EFECTOS EN LA FAMILIA.

Reporte Z

Por Rafael Gomar Chávez.
Filósofo y periodista.
Desde Zamora, Michoacán.
México. Para
Tenepal de CACCINI

El gasolinazo y sus efectos en la familia.

“El objetivo real del activismo gay es la destrucción del matrimonio”.
Masha Gessen.
Activista gay.

La destrucción de la familia  se realiza desde muchos frentes, uno de ellos es  el económico. Desde hace décadas la mafia PRIANPRD golpea la economía  familiar, si bien es cierto que el objetivo de la mafia es el saqueo de los recursos económicos y preservar el sistema que tantos beneficios les ha traído (a la mafia) y que se podría traducir sencillamente con la fórmula un pobre es igual a un voto, el impacto de los golpes ha sido determinante en la destrucción de la familia, los efectos más importantes se manifiestan en la reducción del número de integrantes de la familia y en el rol de los padres que para mantener a la familia deben dedicar la mayor parte de su tiempo al trabajo. Ya no hay tiempo, ni dinero para la convivencia familiar.

Los  padres ya no tienen tiempo para atender a sus hijos, ni aún cuando sean sólo uno o dos.

El gasolinazo de Peña Nieto (en la foto tomada de Internet) y la mafia cómplice (PRI, PAN, PRD) es un golpe más a las familias mexicanas: El impacto del  factor económico  en la familia  no es evidente, la relación entre la crisis  económica y el incremento de los divorcios, separaciones y la violencia intrafamiliar es invisible. ¿Cuántas familias sufrirán los efectos del gasolinazo con separaciones, divorcios y rupturas? ¿Cuántas familias sufrirán los efectos de la ira, la frustración y el fracaso manifestados en violencia intrafamiliar a raíz del gasolinazo?

Cuando Masha Gessen, activista gay transgénero declaró que “El objetivo real del activismo gay es la destrucción del matrimonio”, se refería a la familia. PRI, PAN y  PRD son los responsables de este nuevo golpe cuyos efectos en la unidad de las familias mexicanas, apenas comienza y seguirá siendo invisible.

Desde un punto de vista esotérico o profético la destrucción de la familia que llevan a cabo gobiernos y partidos políticos es uno de los síntomas de los últimos tiempos o de los que se llama los tiempos finales. Ojalá que fueran los tiempos finales para el sistema corrupto, los  partidos y la clase política, pero no será tan fácil. En un país libre y democrático Peña Nieto y sus cómplices habrían caído desde hace tiempo, pero vivimos en un país envilecido por una clase política corrupta y desalmada que nos lleva a la destrucción.

Escribió el Evangelista: “…Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12), ¿No es esta frase una manifestación diferente de aquella conocida expresión: cuando la necesidad entra  por la puerta el amor sale por la ventana, esto en referencia a cualquier tipo de unión?

Basta recordar que fue Peña Nieto y la partidocracia cómplice (excepto MORENA) los que trataron de imponer la agenda gay, pero  el golpe a la economía de las familias mexicanas con el gasolinazo tendrá efectos más devastadores aún, sin que se relacionen estos efectos con su causa.

Cierto, la destrucción de la familia es un objetivo a nivel  mundial. La relación  crisis económica-divorcios es evidente en países como España (en donde la mafia política es casi  tan corrupta como la mexicana), pero en lo que respecta a nuestro país, en los últimos años el número de divorcios en México se incrementó considerablemente. Los registros del INEGI indican que en 2011 hubo 91 mil 285 divorcios, en 2012 el número de divorcios fue de 99 mil 509, y en 2013 se registraron 108 mil 727 divorcios.

La misma fuente indica que en 1980 por cada 100 matrimonios había 4 divorcios; en 1990 y 2000 esta cifra se elevó a poco más de 7 divorcios, para 2010 el número de divorcios por cada 100 matrimonios fue de 15 y al 2013 se registraron casi 19 divorcios por cada 100 matrimonios. Eso sin contar a las parejas en unión libre que después de vivir juntos deciden separarse.

¿Volverán a votar las masas por el PRI, PAN o PRD, enemigos de las familias mexicanas? Sólo que estén pendejos o  que se vean obligados por hambre a vender sus votos, lo cual es lo mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: