sábado, 14 de enero de 2017

8515. ANÁLISIS INTERNACIONAL… MIJAIL GORBACHOV A 25 AÑOS DE LA CAÍDA DE LA URSS: “ES POSIBLE UNA NUEVA UNIÓN”

Por el Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.
Sociólogo, docente universitario, Investigador y poeta.
Desde el Estado de Guanajuato. México. Para
Tenepal de CACCINI

“ES POSIBLE UNA NUEVA UNIÓN” MIJAIL GORBACHOV A 25 AÑOS DE LA CAÍDA DE LA URSS. “ES POSIBLE UNA NUEVA UNIÓN”

Se cumplió un cuarto de siglo de la desaparición de la Unión Soviética, y el ex Presidente Mijail Gorbachov, escribió en un artículo, que asumía parte de su responsabilidad en lo ocurrido. El padre de la Perestroika (reestructuración) y la Glasnot (transparencia o apertura), dice que era necesario y posible reformar la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

“Aunque tarde, pero elegimos ese cómo. Pero no logramos cumplir esa tarea y asumo mi parte de responsabilidad”, aunque remarca el ex líder comunista, que “tiene limpia su conciencia”. Afirma que “defendió a la URSS hasta el último momento aplicando métodos políticos”.

Aseguró que después del intento de golpe de Estado en agosto de 1991, tras lo cual las repúblicas aprobaron declaraciones de Independencia, era posible ponerse de acuerdo con la mayoría de ellas y crear una unión confederativa.

“Las conversaciones fueron difíciles, pero el proyecto de acuerdo fue elaborado. Los métodos políticos ya estaban agotados. ¿Acaso se debía recurrir a la fuerza? Claro que no. Podía declararse un gran incendio en la casa o, dicho con otras palabras, podría desencadenarse una guerra”. En un país como la URSS, el usar la fuerza era un riesgo inadmisible.

Con la disolución de la URSS, culminaría el periodo denominado “Guerra Fría”, debido a las decisiones de Gorbachov, no fue sólo una derrota política en la que implosionó y se hundió la URSS, fue también la demostración de un modelo económico fallido (me refiero al socialismo de Estado).

Me parece clave tener una visión de lo que declaró sobre la terminación de esta Guerra Fría, el todavía hoy  influyente ex Secretario de Estado, Henry Kissinger, “en una época en que los Estados Unidos estaban preparándose para una Nueva Época de conflicto prolongado. El imperio soviético se desplomó aún más súbitamente de cómo se había salido de sus fronteras; con no menos presteza, los Estados Unidos convirtieron su actitud con respecto a Rusia, pasando en cuestión de meses de la hostilidad a la amistad”.

Para Gorbachov que el 25 de diciembre de 1991, en un discurso televisado anunciara la disolución de la URSS y su renuncia al cargo de Presidente, en una reciente entrevista a la agencia rusa TASS sostuvo que es posible la creación de “una nueva unión” sobre la base de las antiguas repúblicas y teniendo en cuenta la “libre voluntad” de cada territorio.

Gorbachov que en el 2011 pidió el retiro de Vladimir Putin del Gobierno ruso por considerar que ya había estado un tiempo más que suficiente al frente del mismo, parece ser que no escucho al líder ruso cuando dijo: “Rusia y la ex Unión Soviética no son lo mismo” o “Quién no extraña la Unión Soviética, no tiene corazón. Quien la quiere de vuelta, no tiene cerebro”.

Recordemos a la conclusión que llega el periodista británico Ben Judah, en su obra El Imperio frágil, que es un estudio sobre la Rusia de Vladimir Putin:

“Al final el dinero se acabará y entonces se encontrará en la misma posición que los líderes soviéticos a finales de 1980, cuando se vieron obligados a enfrentar la crisis política y económica mientras trataban de mantener unido su país ahora parece fuerte, pero su Kremlin está construido en algo que Rusia no puede controlar: el precio del petróleo”.

¡Hasta el próximo análisis…!
Lic. Washington Daniel Gorosito Pérez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario sobre esta entrada: